.

miércoles, 6 de octubre de 2021

La economía clandestina del vecino del norte

 

Héctor Herrera Argüelles

“Nada sucede por casualidad, en el fondo, las cosas tienen un plan secreto, aunque nosotros no lo entendamos”:

Carlos Ruiz Zafón

El gran imperio moderno está dando signos de decadencia e involución. El país de las libertades y de los sueños prometidos se está resquebrajando poco a poco. Desde la guerra de Corea, pasando por Vietnam y hasta su fracaso en Afganistán, ha ilustrado pausada y sostenidamente su derrumbe.

Muchos siguen soñando en llegar y asentarse en la tierra de las libertades: la América de los americanos. Sin embargo, a los Estados Unidos, le cuesta cada día más trabajo sostener su narrativa libertaria cuando desde sus adentros se emiten señales poderosas de un proceso de descomposición, corrupción e impunidad, similar a la que se vive en otros países, ya sea Haití o Afganistán, país que ocuparon por más de 20 años so pretexto de acabar con el terrorismo. No hubo sueño para ellos, solo saqueo. Afganistán se quedó con los mismos problemas que, tenía hace dos décadas, y ahora complicado por la irrupción de los talibanes.

La nación donde la democracia es una simulación, y la justicia acaba siendo también un disimulo, ya no es guía ni ejemplo a seguir. Con el argumento de impulsar la libertad basada en la ganancia privada amparada en la protección de la fuerza militar, ha desplegado por el mundo, resentimiento, odio y destrucción.

En cada país que invade, siembra encono y discordia. Nada de libertades, desarrollo o crecimiento. Los ganadores son los grandes corporativos. Terminan haciendo dinero con los planes de reconstrucción que inyecta el gobierno federal. Un modelo que se ha querido imponer en el mundo. Que los gobiernos inviertan el dinero de los contribuyentes para que las grandes corporaciones se embolsen las ganancias con un reducido impacto en la población.

Con la publicación de los “Papeles de Pandora” ahora también se confirma que el país de las libertades es también uno de los grandes paraísos fiscales. No es necesario ser una pequeña isla enclavada en el Pacífico o en el Atlántico para lavar dinero. Esa actividad tan perseguida por el gobierno norteamericano en otros países, sucede que puede llevarse a cabo con toda “libertad” en varios estados de la unión americana.

Las revelaciones de los Papeles de Pandora arrojan que los Estados Unidos, es uno de los grandes lavadores de dinero en el mundo. Muy pocos norteamericanos podrían imaginarse que viven en uno de esos países que brindan servicios exclusivos de “lavandería” para que los millonarios, ya sean empresarios, políticos, e integrantes del crimen organizado, oculten sus fortunas.

El periodista James Brooks también sorprendido señala que “entre las revelaciones más sorprendentes de los Papeles de Pandora es que Estados Unidos se ha vuelto uno de los mayores paraísos fiscales del planeta; menos sorprendente es encontrar empresas y ricos estadunidenses, incluyendo muchos bajo sospecha o investigación criminal”.

Dice Brooks que la “economía clandestina de empresas fantasmas y fideicomisos bajo prestanombres en paraísos fiscales es un lucrativo negocio internacional con el propósito de ayudar a los ricos a evadir impuestos o investigaciones criminales o para lavar dinero, o sencillamente para disfrazar sus activos”.

Los Papeles de Pandora, investigación producida por un equipo de 600 periodistas del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), basada en la mayor filtración financiera en la historia, con casi 12 millones de documentos provenientes de 14 empresas dedicadas a este negocio, está provocando un terremoto en el paraíso de los ricos y sus cómplices.

La investigación revela que “Estados Unidos –con esa industria centrada en los estados de Dakota del Sur, Florida, Texas, Delaware y Nevada entre otros– se está convirtiendo en uno de los mayores paraísos fiscales del mundo, sobre todo para fideicomisos que son establecidos para ocultar fortunas de multimillonarios. Se han identificado 206 fideicomisos ligados a individuos en 41 países, entre ellos 28 que parecen estar vinculados con clientes acusados de conducta sospechosa o criminal en el extranjero, incluyendo soborno, fraude y violaciones de derechos humanos”.

Estados Unidos está superando a Suiza como el país que más asiste a individuos a ocultar sus finanzas de las autoridades. Antes sus constantes derrotas externas e internas, el imperio norteamericano ahora recurre a prácticas que critica y juzga hacia el exterior y protege en sus entrañas.

La investigación revela que Dakota del Sur se ha convertido en rival de los famosos paraísos fiscales en el Caribe y Europa con aproximadamente 360 mil millones de dólares en este tipo de cuentas, y con algunas de las protecciones legales más extensas del mundo.

Los Papeles de Pandora quita la máscara a estadunidenses ricos que se encuentran bajo sospecha por maniobras ilícitas o investigados por delitos y que usaron los servicios para ocultar sus fondos. “Entre ellos se identifica a Marc Collins, un ejecutivo del mundo del espectáculo en Los Ángeles que abusó sexualmente de jóvenes en los 90. Evitó pagar las demandas logradas por las familias de algunas de las víctimas ocultando sus millones en cuentas offshore en Belice”.

Otros clientes de ese paraíso incluyen “a un dentista que defraudó a la aseguradora federal Medicaid, un cómplice de la mafia, un productor de drogas adulteradas, un rico que acaba de ser condenado por el homicidio de un amigo en 2000, y un empresario acusado de lavado de dinero, entre otros”.

La nación de las libertades, ampara las suyas, restringiéndolas las de otros. La política progresista de la Unión Americana se finca en la tradicional frase popular: Hágase la justicia en los bueyes de mi compadre.

¿América para los americanos? …Ya estuvo.

De la libreta

° En la mañanera, el Presidente López Obrador le está doblando la mano al Pri para que vote a favor de su contrareforma energética. El Presidente del tricolor, Alejandro Moreno, está amagado con una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera que va contra su enriquecimiento ilícito, y el mismo día que, el primer mandatario pedía al priísmo ceder, el Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat desayunaba en La Parroquia del Puerto de Veracruz con la Secretaria de Energía, Rocío Nahle. ¿Coincidencia? Obvio no.

° Tampoco es coincidencia que Julio Scherer haya sido separado de la Consejería Jurídica de Presidencia. Aunque se niegue, ya se tenían indicios de lo que venía en Los Papeles de Pandora, lo que no impide al abogado a seguir construyendo la candidatura de la Jefa de Gobierno.

° Condonar impuestos desde el gobierno es una vertiente legal del lavado de dinero. Eso hicieron Felipe Calderón y Enrique Peña con 58 empresas a las que perdonaron más de 189 mil millones de pesos entre 2006 y 2018. Entre ellas, Grupo Televisa, Grupo Banamex, Cemex, Grupo Carso, ICA, Grupo Salinas, Grupo Inbursa, General Motors, Grupo Bancomer y Volkswagen, entre otras.

@HectorHerreraAR

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas