.

miércoles, 29 de septiembre de 2021

Rescatemos la Ciudad Deportiva

 

Juan Carlos Flores Aquino

Durante décadas la Ciudad Deportiva fue un lugar emblemático de nuestra Ciudad, sin embargo, de hace unos años para acá, ha tenido un grave deterioro y abandono. Esto se ha debido al descuido de las autoridades, y también a la corrupción.

Por ello, es importante darle seguimiento a la denuncia penal por fraude y daños patrimoniales a la Deportiva Magdalena Mixihuca, que presentó Armando Quintero, Alcalde reelecto de Iztacalco, en contra de Horacio de la Vega, exfuncionario mancerista, cometido en perjuicio del gobierno capitalino y de la Alcaldía Iztacalco durante su administración, de la cual se presentan estas denuncias:

Obras mal hechas e inconclusas, como el caso de la pista de ciclismo extremo BMX que lleva tres años abandonada inmersa en un litigio jurídico entre dos empresas particulares que afecta a una instalación pública y a la cual se le destinaron varios millones de pesos del presupuesto del gobierno, o el lago artificial construido en aquella época, insostenible por requerir más de 200 millones de pesos para su mantenimiento, además que para su construcción se derribó una considerable cantidad de árboles y se destruyó un estadio de beisbol infantil ¡imagínese!

La nula rehabilitación de la Sala de Armas y de la Alberca Olímpica, donde no se realizaron las obras que contenían los contratos y el valor no correspondía con la calidad del material adquirido. De igual manera, se observó que un material adquirido para las canchas de béisbol nunca se entregó y se desconoce su ubicación, entre otras linduras. Del Velódromo Olímpico ya ni le hablamos.

Pero el escándalo no acaba ahí, ¿sabía que dejó de ser considerada área de valor ambiental, debido al decreto del entonces Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para poder usufructuar sus espacios y restringir de manera drástica el ingreso a deportistas y familias que deseaban ingresar a sus instalaciones?

En el México al revés, Horacio de la Vega es ahora Presidente de la Liga Mexicana de Beisbol y quién en su administración como Director del Instituto del Deporte, le cedió a la empresa que maneja el equipo Diablos Rojos del México, 8 hectáreas de la Ciudad Deportiva, sin ninguna contraprestación que beneficie al Gobierno de la Ciudad ni a la Deportiva, mucho menos a los vecinos que sufren el descuido, abandono y las toneladas de basura alrededor de canchas e instalaciones.

Twitter: @floresaquino

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas