.

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Dobleces / La jefa y sus perdones

 

Israel Mendoza Pérez
@imendozape

Una de las áreas donde es necesaria una nueva reestructuración es en el Sistema de Administración Tributaria. Por el alto interés existente en la agenda política, los temas fiscales pasan a segundo plano para la cuatroté. Incluso, Raquel Buenrostro, la jefa del SAT, comenzó a trabajar a su favor y los objetivos trazados desde Palacio Nacional se cumplen a medias.

Los movimientos en la secretaría de Hacienda, desde la salida de Carlos Urzúa, el breve paso de Arturo Herrera y ahora la esperada consolidación con Rogelio Ramírez de la O, han puesto bajo la lupa ese movimiento y se deja de lado al brazo fiscalizador de la 4-T.

Uno de esos pendientes va en contra de aquella metáfora anticorrpución del barrido de las escaleras de arriba hacia bajo. Ahora, deudores fiscales son beneficiados desde el SAT donde la denominada “dama de hierro de la 4-T, Raquel Buenrostro, tan sólo en el segundo trimestre del actual, eximió de 293.3 millones, a los denominados grandes contribuyentes. Esta es la muestra de que la la honestidad de funcionarios está en duda.

Dicha irregularidad se aplica cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador, firmó, en 2019, un decreto presidencial, donde se eliminaban las condonaciones de impuestos a los grandes contribuyentes y deudores fiscales, esto, con la finalidad de no seguir el mismo rumbo de sexenios anteriores, donde los últimos tres condonaron impuestos por 400 mil 902 millones de presos.

La cuatroté tenía en su análisis, hecho por la entonces jefa del SAT, Margarita Ríos Farjat, la visión de que en los últimos tres sexenios, se condonaron impuestos por 400 mil 902 millones de pesos, a 153 mil 530 contribuyentes, con base en esquemas de condonación de adeudos sobre contribuciones, multas y recargos, distintos a lo que prevé el Código Fiscal de la Federación que dispone en qué casos excepcionales podría el Titular del Poder Ejecutivo permitir esa medida.

A medio caminos del gobierno de la cuarta transformación, la nueva lista que ya se ha hecho pública y de acuerdo a la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA), suma a empresas del hombre más rico de México, filiales de empresas extranjeras, bancos, así como de diversos giros incluyendo a personas físicas, dando un total de 862 beneficiados.

En su momento, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a no impulsar este tipo de medidas porque lastimaban a la sociedad, y reiteró su compromiso de combatir los privilegios fiscales que dañan las finanzas públicas; sin embargo, Raquel Buenrostro va en sentido contrario a lo decretado desde Palacio Nacional.

La exención de multas en el SAT era algo que estaba normado por ley; sin embargo, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el 20 de mayo del 2019, firmó un decreto en el que se eliminan de forma expedita las condonaciones de impuesto a los grandes contribuyentes y deudores fiscales, ya que una constante en administraciones pasadas era eximir impuestos a las grandes empresas.

La vieja práctica de las condonaciones regresó. Si Raquel Buenrostro no lo sabe alguien dentro de su equipo trabaja en contra de la cuatroté. Si lo sabe es, pero porque no actúa sola y las órdenes ellas las acata solamente para cumplir con decisiones que la rebasan, pero al mismo tiempo la convierten en cómplice.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas