.

viernes, 20 de agosto de 2021

La mariposa, el colibrí y el cisne

 

Arnulfo Valdivia Machuca
@arnulfovaldivia

La teoría era absurda hasta que se involucró una supercomputadora y Edward Lorenz, matemático y meteorólogo. Al estudiar un feroz tornado en Texas decidió analizar los eventos que lo habían causado. Hizo la simulación inversa de la trayectoria y se percató de que una corriente de aire ínfima en el Amazonas había terminado por ocasionar un tornado a 5 mil kilómetros de distancia. Cualquier fenómeno que hubiera incidido de manera diferente sobre esa imperceptible corriente original hubiera generado consecuencias distintas.

En el verano de 1913, un impresor neoyorquino estaba haciendo revistas a color. El clima era tan caluroso que la tinta se diluía. La empresa contrató entonces al joven ingeniero Willis Carrier para idear cómo reducir la temperatura y la humedad en la fábrica. Carrier construyó una máquina que utilizaba la humedad ambiental para refrescar el ambiente. Dos años después decidió industrializar su invento y fundó Carrier, la empresa de aire acondicionado.

En 1975 Kodak era la empresa más grande del mundo. Pero algo inesperado sucedió: Steve Sasson, un ingeniero de Kodak, inventó un artilugio del tamaño de un tostador que tomaba fotos sin necesidad de rollo fotográfico. Era una cámara digital. Kodak tomó una decisión: destinaría millones de dólares al proyecto, pero sólo en la medida en que demostrara una rentabilidad igual o superior a la de sus productos analógicos. En 1986 la tecnología de Kodak era ya obsoleta. En 2012 la empresa quebró.

Lo primero se llama el Efecto Mariposa y es el reconocimiento de la influencia gradual e incremental que pequeñas decisiones tienen sobre un determinado resultado final. Si una mariposa hubiera alterado la corriente de aire amazónica, el tornado hubiera sido distinto.

Lo segundo es el Efecto Colibrí y es el impacto impredecible que tienen los desarrollos en un sector industrial sobre otros sectores aparentemente distintos. Un invento para una imprenta creó el aire acondicionado.

Lo tercero es un Cisne Negro. Es decir un evento absolutamente impredecible y altamente improbable, que tiene consecuencias profundas sobre la “normalidad” ¿Te suena el surgimiento de un virus, por ejemplo?

Y es así como una mariposa, un colibrí y un cisne te ayudarán en gran medida a comprender un mundo incomprensible. Si bien la vida y los negocios se componen de fenómenos separados entre sí, su interacción dinámica se conjuga para convertirse en sistemas complejos. Atiende cada pequeña decisión tuya y de los demás, entiende cómo te afecta a ti y cómo eres afectado por ellas, y recuerda que algo plenamente predecible es que tarde o temprano sucederá lo impredecible. Por eso, construye escenarios para lo posible pero también para lo imposible, que es altamente probable. Es el consejo fenomenal de tu Sala de Consejo semanal.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas