.

martes, 24 de agosto de 2021

Contra el INE otra vez

 

Vladimir Galeana Solórzano*

Sin lugar a dudas Andrés Manuel López Obrador tiene varias y diversas obsesiones, y por desgracia para los mexicanos cada día nos salen más caros sus caprichos y ocurrencias porque hay que decir que la disposición discrecional de los fondos públicos para enviarlos como apoyo o ayuda a diversos gobiernos populistas del Continente sale de nuestros bolsillos, y el los gasta como si fueran suyos. Lo que no tiene es vergüenza, porque antes que enviar dinero a sus homólogos debiera preocuparse por el bienestar de los mexicanos, porque hasta ahora las sumas dispuestas se miden en miles de millones de pesos.

Siendo severos, los mexicanos no tenemos porque sufragar gastos de los tiránicos mandatarios que han empobrecido a sus pueblos en diversas partes del Continente Americano, y mucho menos puede el señor Lopez Obrador de disponer de grandes cantidades simplemente porque se trata de seguir manteniendo en el hemisferio un proyecto fracasado que ha empobrecido a países que antaño fueron exitosos por su productividad, por sus adelantos educativos y por la industriosidad de sus hombres y mujeres.

Pero no todo termina ahí, porque en Mexico sigue vigente su empeño por desprestigiar a la autoridad electoral buscando aviesamente suplantarlo por un organismo al que pueda manipular para saciar sus ansias dictatoriales, porque si de algo podemos estar seguros es que a través de su mayoría parlamentaria y las compra de conciencias intentará modificar la Constitución para quitar el candado que hasta ahora ha evitado la reelección. Por los pronto la autoridad electoral estará ocupada en los trabajos de su propuesta de revocación de mandato que no es más que otro ardid para intentar perpetuarse en el poder como lo han hecho sus populistas homólogos en el Continente.

El Instituto Nacional Electoral ha definido cuál es el presupuesto que se requiere para ese presunto ejercicio revocatorio al que se someterá, y que no es otra cosa que el gasto de cinco mil millones de pesos, y claro que desde luego no le gusto la cifra y arremetió contra sus integrantes calificando de excesivo el presupuesto y sugirió que los altos funcionarios donen una parte de su salario para llevar a cabo la consulta. En lo personal me parece detestable que el Presidente de la República utilice ese tipo de artilugios para demeritar el trabajo del INE, pero sobre todo que pida que los altos funcionarios donen una parte de su salario para hacer realidad su capricho.

Lo que no tiene, y nunca lo ha tenido el señor Andres Manuel López Obrador es vergüenza, porque desde siempre ha encontrado la forma de hacer realidad sus caprichos. La única vez que ha trabajado fue cuando llegó a la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México, y como siempre, utilizó los recursos públicos para satisfacer sus ansias de asaltar el poder público más alto de la Nación. En lo personal diré que es el sujeto que más caro le ha salido al país en toda su historia, y lo peor es que sigue vigente su propósito de disponer discrecionalmente del dinero de los mexicanos para satisfacer sus ansias de poder, porque en cualquier momento tratará de integrar un frente de naciones populistas para oponerse a Estados a unidos en el destino del Continente Americano.

Si los mexicanos no somos capaces de defender las instituciones que nos hemos dado para alejar del control del Estado Mexicano los excesos del poder, lamentaremos mucho durante muchos años el no haber sabido organizarnos para detener la intentona de la implantación de un régimen dictatorial militarizado que provocará graves derramamientos de sangre y hambre en toda nuestra geografía, como lo han hecho en otras partes del Continente. En lo personal creo que la suma de voluntades en FRENA es el camino, porque hasta ahora los partidos políticos han abandonado a sus militantes y sus líderes prefirieron transar con Andrés Manuel Lopez Obrador. Así de simple la ecuación política de esta álgida etapa que estamos viviendo. O nos aventuramos por decisión comunitaria a enfrentarnos a la intentona populista, o el Mexico que hemos construido durante tanto tiempo estará condenado a la dictadura. Al tiempo. Vladimir.galeana@gmail.com

* Lic. en Derecho por la UNAM. Lic. En Periodismo por la Carlos Septien. Conferencista. Experto en Procesos de Comunicación. Expresidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, Miembro del Consejo Nacional de Honor ANPERT, con 50 años de experiencia en diversos medios de comunicación.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas