.

lunes, 29 de marzo de 2021

Comentando / ¡Ya no hay Toro… para nunca!

 

* Al Capone y Félix Salgado tienen algo en común: el dinero los tumbó

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

Imagine la voz del locutor en off, de los programas de televisión de las décadas de 50s y 60´s, “Los Intocables” de Eliot Ness: “corrían los años 1920/1930’s, en Estados Unidos, la era de la prohibición, clandestinamente un gánster de padres italianos refugiados, llamado Alfonso Gabriel Capone “Al Capone” había sembrado el terror por sus ilícitas actividades de producción, traslado, comercialización y venta de alcohol. Traía de cabeza a las policías locales de Nueva York y de Chicago, que no sabían ni podían capturar el “asesino del torso”.

“Prostitución, juegos prohibidos (ruleta, póker, dados, peleas callejeras, etc.) violaciones, ataques sexuales a mujeres por el hampa, secuestros, “protección” a comerciantes, empresarios, magnates, asesinatos por “encargo”, etc. eran las ilegales ganancias que el Gánster mayor de Chicago, Al Capone obtenía ante la incapacidad de las policías por detenerlo”

Sigue voz en off del locutor, “un osado policía del Departamento del Tesoro norteamericano, llamado Eliot Ness, fue asignado a perseguir, vigilar, indagar las percepciones del capo, pues obtenía millonarias ganancias sin cumplir con sus obligaciones fiscales. 

“Eliot conformó un compacto grupo de inteligentes, valientes, astutos, hábiles hombres a quienes les dieron el nombramiento de agentes especiales del Tesoro, con el irrestricto apoyo del FBI y de la policía de Chicago, a quienes bautizaron con el nombre de Los Intocables. Ness, persiguió por más de 10 años al escurridizo hombre.

“Con sus acciones, este grupo de defensores de la ley derrumbaron el imperio ilegal de Capone, pero no le comprobaron muchos delitos como asesinatos, prostitución, trata, etc.

“Cuando parecía todo perdido, Eliot Ness, recibió una llamada telefónica anónima “Capone tenía una debilidad y podría ser el motivo para capturarlo, procesarlo y encerrarlo, le dijo la voz, con ello terminaría el poderío del gánster”. 

“Dieron seguimiento al contador del asesino para saber el contenido de los “libros” contables de Alfonso Gabriel. Cuando Ness recibió el mensaje anónimo, simultáneamente encontró un paquete envuelto en papel destrasa con lazos flejándolo. El agente del Tesoro no sabía el nombre del equipo de Contadores de Don Alfonso. No fue difícil ubicarlo. Investigó, a través de grafólogos la letra y números de los haberes de tan preciado paquete. Ubicaron y capturaron a Lou Shumway y Fred Ries, quienes registraban los dineros percibidos por el capo, y que por años evadió los impuestos” (fin de la voz en off del locutor)

Alfonso Gabriel Capone fue juzgado y sentenciado a 11 años tras las rejas en la Prisión de Alcatraz. Se le incautaron los bienes muebles, inmuebles, dinero y poderío que atesoró en su pervertida historia delincuencial.

En conclusión: por no informar al fisco sus millonarias e ilegales ganancias producto de sus corruptelas, Al Capone perdió todo: su libertad, poder, dinero. Así termina la vida de los corruptos, tramposos, soberbios, impunes, cobardes.

Volviendo al Siglo XXI, marzo 2021. Parece que la historia se repite. 

Lo que sucedió a Alfonso Capone, guardando poca proporción, le pasó a otro pillo, de la misma calaña, Félix Salgado Macedonio, a quien la mafia lopezobradorista, conocida como Morena, había impuesto como candidato a la gubernatura del Estado de Guerrero, para la elección del 6 de junio.

Pero este capo sexual arrastraba desde siempre un Trastorno Obsesivo Compulsivo, de que quien atuende falda, vestido, short, traje de baño, etc. muy cerca de él, tenía “que ser suya”, por las buenas o por las malas.

Este guerrerense de boñiga, desde sus nichos políticos de poder, de manera vil, perversa, infame, saciaba sus instintos pervertidos abusando de mujeres. Como prueba irrefutable de su bajeza, al menos 5 de ellas presentaron denuncia penal contra “El Toro”, como se hace llamar, por los delitos de violación, acoso sexual, insinuaciones indecorosas, agresión verbal y física. Sin embargo, dada su influencia en los círculos judiciales y policiacos en el Estado de Guerrero, ministerios públicos, jueces, policías ministeriales, ignoraron, escondieron, archivaron, desaparecieron actas, oficios y ordenes de presentación o de detención mediante sobornos, dádivas, “favores”, despreciando la dignidad y derechos humanos de las víctimas del enfermo sexual.

Pero no sólo en su natal Guerrero, este capo de la debilidad carnal, hacia de las suyas. En la Ciudad de México y “bajo las faldas” -su pasión- del Fuero Constitucional- como diputado y senador al estar borracho y drogado cometía desmadres insultando, golpeando, increpando a ciudadanos comunes, policías, ministerios públicos, a cualquier autoridad que lo requería por escandalizar en vía pública, antros, cantinas, domicilios, conducir en estado de ebriedad.

Alardeaba que tenía Fuero y que “se la pelaban”. Su séquito de gusanos que lo protegía, agredía a quienes le tomaran video, fotografías, audios -por su estado inconveniente-, mostrando en su cintura armas de alto poder y palabras soeces para que dejaran en paz a su “capo”.

Salgado Macedonio fue presidente municipal de Acapulco, de 2006 a 2008, trienio que convirtió al puerto en bodega y refugio del narco. En esa administración El Toro no gobernaba, sino el Cartel de los Beltrán Leyva, que tenía el dominio de centro turístico.

En bares, antros, tugurios, restaurantes, “casas non santas”, comercios, mercados, plazas públicas corría desenfrenada cocaína, marihuana, metanfetaminas, drogas de todo tipo con la complacencia del alcalde de Acapulco (El Toro), autoridades judiciales estatales y federales, policías municipales, del Estado, soldados y marinos.

Aprovechando su posición de alcalde, el compadre de López Obrador, dio rienda suelta a su frenética ambición por las mujeres, que le hacían llegar a su oficina, a casas de seguridad, hoteles, cabañas, etc.

Esa perversa actividad sexual, por su Trastorno Obsesivo Compulsivo, vox populi, el pueblo bueno denominó “Félix, dócil con los narcos, violento con las mujeres”.

Pese a todo lo anterior… y mucho más, para Morena, López Obrador, Mario Delgado, Ricardo Monreal, la Transformación de 4ª,  no fueron impedimento, sino virtudes para que Salgado Macedonio fuera ungido (a producto de gallina) como candidato, del perverso clan partidista, a la gubernatura del Estado de Guerrero, pese, incluso, a la inconformidad, protestas, desilusión de las mujeres que forman las direcciones ejecutivas, administrativas, militante, del partido, que no fueron escuchadas, menos tomadas en cuenta por El Peje y el cara de sapo Mario Delgado. Las ignoraron y en la reposición del proceso de selección, por ordenes de López Obrador, se ratifico la candidatura del adicto sexual.

Una vez que el compadre (AMLO) se salió con la suya, Salgado realizó actos de campaña -sin notificarlo al INE- subiendo a sus redes sociales boletines, textos, videos, imágenes, audios, memes, propaganda, mensajes, invitaciones a mítines, recorridos, concentraciones, masivos encabezados por el abanderado de Morena; es decir, actos de campaña, sin que la autoridad electoral oficializara y/o autorizara los eventos.

El 25 de marzo de 2021, en reunión del Consejo General del INE, la Comisión de Fiscalización presentó el Informe en el que especifica que Morena no justificó gastos de actividades previas al registro formal de su candidatura.

Por lo que al votar, 7 Consejeros sufragaron a favor y 4 en contra para sancionar con el retiro de la candidatura a Félix Salgado Macedonio, por no comprobar sus gastos de pre campaña. El partido no pierde la posición, tendrá que echar mano de otro ejemplar que los represente el 6 de junio… Por cierto, el corrupto hermano, de la corrupta secretaria de la Función Pública, Eréndira Sandoval, de nombre Amílcar, quien aspiró al mismo cargo, no podrá participar, porque también lo inhabilitaron… por corrupto

Al clan Morena, que regentea López Obrador, le queda sólo un recurso para apelar la decisión del INE -que sería una insolencia, irresponsabilidad, atentado contra la inteligencia de los mexicanos; peor aún, bajeza, inmoralidad, inmundicia, perversidad contra las mujeres víctimas de violación, acoso, agresión sexual de Félix Salgado Macedonio. En general, contra las damas del país, a quienes desprecian Andrés Manuel, Mario Delgado, Ricardo Monreal, la T4a.

Si Al Capone, cayó por delito de fraude fiscal al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, su similar, el capo sexual, “El Toro” Salgado, cayó también a causa de dinero (no comprobar gastos de precampaña)

Ni modo, Andrés, tu Toro fue devuelto a las corraletas de la plaza. Le quedará un consuelo al sucio tipo, se convertirá en semental, que al final de cuentas es su estilo de vida, del que siente orgullo. ¡Ya no hay Toro, para nunca, Félix!  

* Miembro de los Grupos Editoriales Digitales: lagacetametropolitana.com, algrano.com.mx, metropolihoy.com, infórmate.com.mx, cadenapolitica.com, mexiconuevaera.com 

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas