.

lunes, 15 de marzo de 2021

Comentando / Misoginia, perversión y perdición de la T4a

 

* Nombres y apellido de responsables oficiales de la represión del 8M 

Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

¿Qué evidenció la manifestación, frente a Palacio Nacional el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer? Sencillo, que la Transformación de 4ª, al gobierno y partido de Andrés Manuel López Obrador les vale madres las mujeres. Su misoginia, odio, perversidad contra ellas es lo más nefasto del Sistema, al grado de levantar un muro metálico para evitar el dialogo, acuerdos, entendimiento y asumir la responsabilidad de frenar la agresión, acoso, violaciones y asesinatos del “machismo” contra la mujer.

López Obrador, Claudia Sheinbaum y Morena, son misóginos. Pese a provenir de su madre -eso creo- odian a quienes dan vida, a lo más hermoso de la creación, a quien siempre dará su vida por terceras personas, porque este infame sexenio es de mulos, que considera al sexo opuesto como una posesión, dominio, “florero”, un ente para votar y sumisión.

Esta interpretación de los “morenos” es muestra de sus traumas, complejos, vileza, bajeza y sobre todo cobardía. Esta villanía proviene de la mente (quienes tienen) esquizofrénica del trastorno compulsivo de violencia sexual (de género), que, según los psicólogos, feminicidio es crimen de odio como resultado de la estigmatización de que lo femenino es débil, por lo que tiene que prevalecer el machismo, que en su manifestación más extrema es abuso y violencia del hombre sobre la mujer.

Y justamente esto sucedió no sólo en la Ciudad de México, sino en varios estados del país, en donde las autoridades, Presidencia de México. Jefatura de Gobierno de la CDMX, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Secretaría de Seguridad Ciudadana, de García Harfush, en la capital de la nación, amachados, echaron todo el poder del Estado contra miles de manifestantes que protestaron por el hartazgo de que ninguna instancia gubernamental frena, minimiza, atiende, controla o erradica las agresiones y/o asesinatos de mujeres.

Desde el inicio del “gobierno” de López Obrador se notó su animadversión contra ellas, pues lo primero que quitó fueron las guarderías públicas, en donde las mamás y papás trabajadores del Estado confiaban a sus hijos durante la jornada laboral. Además, despidió (dejó sin empleo) a miles de mujeres cabeza de familia o hijas sustento de casa.

Desapareció los consultorios suburbanos y populares en donde las amas de casa llevaban a sus hijos enfermos o en tratamiento, ante la imposibilidad de pagar un médico particular o acceder al sector salud, ISSSTE, IMSS, Salud, Pemex, etc. por no ser derechohabientes.

Peor aún, en el “valemadrismo” más perverso, vil, deleznable, inhumano, bajo el peregrino argumento de su “austeridad republicana”, el infame de López Obrador suspendió, canceló, prohibió que los niños con cáncer en tratamiento, con medicación y quimioterapias, dejaran de recibir esos beneficios sin importar que esa bajeza afectara a las madres de los enfermos, pese a las súplicas, ruegos, peticiones de no parar la atención.

No le importó, pues además de afectar a los pequeños, a sus progenitoras (por ser mujer) aplicó su desdén e ignoró.

En lo que va de la Transformación de 4ª, (1 de diciembre 2018, a marzo de 2021) su palmarés suma 1812 mujeres asesinadas y contando. Andrés Manuel ignoró el diálogo con las mujeres en su día y como respuesta ordenó a Claudia Sheinbaum (se supone mujer) impedir -como fuera- acercarse a Palacio a las inconformes; “el florero” de la CDMX, con lealtad ciega dispuso utilizar cualquier dispositivo, legal y prohibido, para detener a las quejosas.

En la rueda de prensa del día siguiente, la regenta de la Ciudad pretendió salvar su pellejo y la detestable imagen del Peje, rechazando el uso de gases pimienta y lacrimógeno por parte de sus policías y civiles, desde el interior de la muralla de acero, pero los síntomas que padecieron las agredidas fueron ojos irritados y llorosos, garganta reseca, salpullido en la piel, ataque de tos, que producen esos gases. Sostenía la señora ¡no se utilizaron! “Sólo arrojaron la espuma de los extintores”

Miente la Claudia. Seguramente esos extinguidores fueron rellenados, reutilizados con los gases citados para dañar en el momento y dejar secuelas en las mujeres que resistían y contraatacaban a sus agresoras.

En la mañanera del 9 de marzo, el inquilino de Palacio Nacional, como es su costumbre, sin mostrar pruebas, sólo soltar acusaciones irracionales, culpó a terceros de patrocinar, manipular, “pagar” a las inconformes para desacreditar su gobierno y su “imagen”.

Acusó que hubo hombres infiltrados tanto en la marcha, como en los desmanes frente a la valla metálica. Pero lo que NO dijo, fue que soldados y policías vestidos de civil marcharon y filmaron el trayecto y meta de la movilización.

En la Estación del Metro Hidalgo, en donde hubo enfrentamiento entre manifestantes y mujeres policía, cuando éstas llevaban las de perder, mágicamente, salieron de la nada, hombres gordos pelados estilo militar para aporrear a femeninas y salvar a sus colegas, con tácticas de combate, de rescate, golpeando, insultando y amenazando con golpes a la cara, abdomen y cuello: adiestramiento castrense, policiaco y de grupos especiales en combate. Eso no lo dijeron ni López Obrador ni la Sheinbaum.

En “su mañanera” en el antiguo edificio del Ayuntamiento (GCDMX) quien cobra como Jefa de Gobierno sacó lo más representativo de sus embustes, para pretender justificar lo injustificable “el uso excesivo de la fuerza y la utilización de artefactos prohibidos en contra de población civil”, como gases pimienta, lacrimógeno, que pese a ser mujer, denigró a las inconformes. No dijo que grupos femeninos infiltradas (golpeadoras profesionales pagadas por su gobierno. Siempre vestidas de negro) lanzaron objetos, petardos, piedras, agredieron a reporteras, fotógrafas, azuzaban a simpatizantes, acompañantes, apoyadores a insultar, agredir, pintarrajear paredes, negocios, mobiliario urbano. Esto lo omitió, pero las televisoras decentes (Televisa no, tampoco TV Azteca) mostraron escenas de enfrentamientos y de contenedores de gases lacrimógeno y pimienta, lanzados desde el interior de las vallas.

Los reporteros que cubrieron la reunión de medios el martes 9 de marzo, acorralaron muy bien a la Sheinbaum, con preguntas sensatas, directas, duras que provocaron actitud insegura, nerviosa, mal informada, misógina, que desvistió, exhibió sus mentiras. Jamás dio una respuesta verdadera, certera o convincente.

Tan es así, que para medio librar sus culpas, la regenta presumió la suspensión, el retiro del cargo del responsable del “operativo” de represión, el titular de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) José Arturo Blanco, por la fallida actuación de (in) seguridad y provocación de la marcha/mitin, lo que evidenció de los gobiernos federal y de la Ciudad de México, incapacidad, descoordinación, coerción, errores, excesivo uso de la fuerza policial y utilización de artefactos letales prohibidos en contra de mujeres, civiles inconformes, personas desarmadas y potencial resultado fatal, que por fortuna no se registró.

La Claudia sólo tendió una cortina de humo para desviar la atención de su ineficiencia, la omisión de López Obrador y la incompetencia del Secretario de Seguridad Ciudadana de su gobierno, Omar García Harfush, que fueron incapaces de diseñar un plan de tolerancia y asistencia (diálogo, acuerdos) con las inconformes. A cambio respondieron con la cobarde agresión/represión de su Policía Bancaria Industrial e infiltrados oficiales, con gases lacrimógeno y pimienta, mentadas de madre, insultos, denostaciones y varias mujeres enviadas a hospitales.

La verdad, la verdad, en esta agresión oficial al feminismo hay varios culpables, con nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador (por misógino), Claudia Sheinbaum (por incapaz), Omar García Harfush (por incompetente), Morena (por cómplice) Diputados y Senadores de Morena, PES, PT (por sumisos, gusanos, falsos y traidores) Rosario Piedra Ibarra (CNDH por servil florero y ciega); la Transformación de 4ª (por ser fachada de un lunático, esquizofrénico y demente líder, de su empresa familiar, financiada con dinero del pueblo).

Ya se acerca el 6 de junio. Ahí cobraremos facturas

* Miembro de los Grupos Editoriales Digitales radioexpresionmexico.com y de latitudmegalopolis.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas