.

lunes, 21 de diciembre de 2020

Comentando / Ley Banxico, avaricia y sometimiento

 

* Perversidad, destruir el órgano autónomo

Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com 

Andrés Manuel López Obrador va por lo $uyo, por el dinero, el control absoluto del sistema monetario, bancario, financiero y manejo discrecional (burocratizado) del Banco de México.

Así de claro es la intensión pues a través de interpósita persona (Ricardo Monreal) presentó  y se aprobó en el Senado de la República la iniciativa de Reforma a la Ley del Banco de México (B de M), para que, sin investigar, consultar, restringir, la institución compre a bancos, financieras, particulares, “remeseros” dólares en efectivo que debe integrar a las Reservas Internacionales, que, de suyo, convertiría a la institución en la “mayor lavadora oficial” de dinero ilícito.

La propuesta de Monreal, el testaferro de López Obrador en la Cámara Alta, establece la obligación del B de M, de adquirir a instituciones financieras los billetes verdes que no pueden ser repatriados a Estados Unidos.

Por provenir de instituciones particulares (bancos, casas de cambio, financiera, casas de bolsa, etc.), ese dinero no tiene control, es decir, pueden ser recursos del narcotráfico, ventas ilegales de drogas, armas, trata de personas, asaltos, secuestros, para ser lavados oficialmente por la institución digna, íntegra, autónoma, en la cual el gobierno federal en turno no tiene injerencia.

Banxico es autónomo y se administra por su Junta de Gobierno, que nombra al gobernador y su papel es equilibrar las tasas de interés, impedir la discrecionalidad de los bancos, financieras, intermediarios bancarios, etc. 

De hecho, fast track en el Senado, Monreal y sus compinches aprobaron la enmienda y de inmediato la enviaron a su colegisladora para revisión y en su caso aprobación y convertirla en Ley. El albazo no se concretó pues al descubrirlo la prensa fifí, la no alineada a la T4a, se hizo viral en redes sociales y medios, la perversa intención de López y Monreal, que por el momento está “enlatada” en San Lázaro hasta febrero de 2021.

Independientemente de la intentona de lavar, oficialmente, dinero al crimen organizado, a banqueros afines a López (Banco Azteca, Elektra, TV Azteca, etc.) el Peje tiene la vista puesta en las Reservas Internacionales, que, a noviembre 2020, suman 194 mil millones de dólares (en sus ojos se refleja el signo de dólares), más activos de otras monedas como Euro, Yenes, Libras Esterlinas, Dólares Canadienses, etc. más barras, monedas de oro, papel moneda, que son el tesoro nacional. 

Esos activos externos son la fuente de confianza para la estabilidad macroeconómica de México.

Es importante destacar que si en San Lázaro se aprueba la reforma en cito, se convertiría en legal (legaloide, diría yo) cuyos recursos y políticas pasarían a manos del erario nacional, o sea, manejados por López Obrador en comparsa con la SHCP (y florero Arturo Herrera) con lo que los dineros atesorados, pasarían a manos de Andrés Manuel, quien los manejaría discrecionalmente: político, convenenciero, opaco y personal.  

A lo anterior sume la intención política del tabasqueño de adueñarse (burocratizar) del Banco Central, colocar a un incondicional quien le permitiría manejar a su antojo toda la política monetaria, fiscal, someter (comer en su mano) al sistema bancario e intermediarios privados. 

Él fijaría la normas y destinos de los dineros que posee la institución. No es cosa menor la vileza López/Monreal de destruir la autonomía, independencia y soberanía de la institución creada el 1 de septiembre de 1925, cuya actividad en los últimos 95 años ha permitido el equilibrio, equidad, control, disciplina, etc. de las actividades monetarias, la emisión de billetes, fijar tasas de interés que no dañen a los usuarios de la banca, el comercio, las finanzas, y evitar que las monedas extranjeras se disparen, en contra de las posibilidades de los mexicanos.

Eso quiere eliminar López Obrador para fijar sus condiciones y sacar el mejor provecho a sus inmorales intenciones personales, de partido, políticas, familiares. ¡Ojo!

Ante la insensatez y perversidad la Junta de Gobierno del B de M, advirtió que la Ley cuasi aprobada por el Congreso de la Unión (Léase Morena, PES, PT) violaría su soberanía, generaría riesgos innecesarios, lavado de dinero; desconfianza y sanciones internacionales a México.

En lo interno, Andrés Manuel, busca seguir concentrando el poder desde Palacio Nacional, como lo tiene del Congreso, del Poder Judicial, la CNDH, la SHCP, FGR, del TEPJF, SEDENA, MARINA, Guardia Nacional y recientemente del INEGI, en donde tiene colocados a miles de floreros, todos sumisos, agusanados, obedientes, con “lealtad ciega”, como en su momento lo ejerció Adolfo Hitler, la historia es conocida, (si Adolfo aniquiló a los judíos, López Obrador lo hace con los pobres. Igualito)

De inmediato, al hacerse pública y viral la aprobación en el Senado, las calificadoras internacionales reaccionaron en contra, la Agencia Moody´s la consideró negativa pues forzará al Banco de México a comprar billetes de moneda extranjera que las instituciones financieras y bancarias privadas no pueden repatriar o distribuir. Además, lamentó, la decisión del Gobierno Federal, de Andrés Manuel López Obrador que lanzaría al mundo la señal de que México se convertiría en nación de crédito negativo pues rompería la autonomía del Banco Central.

Moody’s insiste que la reforma debilita el cumplimiento de los estándares internacionales contra el lavado de dinero; sume, aún más, el grado de inversión de México que se encuentra muy bajo, de A3 a Baa1, con perspectiva negativa.

Otro aspecto que no debe perderse de vista, es que López ha puesto sus ojos en las remesas que mexicanos indocumentados, trabajadores o residentes en Estados Unidos envían a sus familiares. El inquilino de Palacio Nacional, al enterarse que, de enero a septiembre de 2020, éstas incrementaron 10 por ciento, respecto al mismo periodo del año pasado, hoy acumularon 29 mil 964 millones de dólares, destinados a 1 millón 800 mil familias.

Estos dólares en efectivo también quiere controlarlos y el mayor receptor de éstos es su amigo (banquero de cabecera) quien, a través de Banco Azteca, Western Union y Dinero Express, negocios del magnate Ricardo Salinas Pliego, los hace efectivos en pesos.

De esos dólares, ¿cuántos son “negros”, qué cantidad lava Grupo Salinas? Bien… El aún digno Banco de México, informó que de los 29 mil millones 964 mil dólares sólo el 1 por ciento es en efectivo, el 99 restante, llega vía electrónica (sin remitente identificado, o limpiador de dinero). Por ello Banxico defiende su filosofía y compromiso, “la Reforma aprobada en el Senado, ahora en manos de los Diputados, es una seria amenaza a nuestra autonomía y lo contagiaría al riesgo de lavar dinero ilícito”.

La COPARMEX, el sindicato de los empresarios, advierte que comprar “a lo loco” dólares sin conocer su procedencia y transparencia, podría vincularse a una investigación por autoridades nacionales e internacionales con el riesgo de prohibir las transacciones de Banxico con el extranjero, congelar las Reservas Internacionales e inclusive confiscarlas.

En este escenario López, Monreal y las bancadas de Morena en ambas Cámaras saben los riesgos, pero le juegan al mercenarismo. Les urge dinero para sus campañas hacía la elección de junio 2021. El Peje, quiere desaparecer este órgano autónomo, para manejar él, tendenciosamente, la línea que durante 95 años ha dirigido el Banco: no politizado, ni partidizado, menos burocratizado. Ha evitado convertirse agencia de colocaciones del gobierno en turno, y sí, muy transparente.

La ciudadanía tenemos que frenar esta avaricia de López Obrador. Sólo busca sacar dinero de donde sea por su perversidad tiránica de someter y exterminar a quienes no piensan como él.

* Miembro de los Grupos Editoriales Digitales www.radioexpresionmexico.com (REM) y www.latirudmegalopolis.com (LM).

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas