.

sábado, 24 de octubre de 2020

Enfoque Global / La OMC frente a una nueva visión del comercio mundial

 


José Luis Ortiz Santillán

El proceso para elegir al nuevo Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC) inició en julio pasado sin mucha suerte para México. A través del documento WT/L/509, se abrió el proceso de nominación de candidatos y México postuló a quien fuera subsecretario para América del Norte Jesús Seade Kuri. La segunda etapa del proceso, en la que los candidatos se dieron a conocer finalizó el 7 de septiembre; de tal forma que, del 7 al 16 de septiembre, se hicieron consultas con todos los miembros de la OMC para evaluar sus preferencias y determinar qué candidato era quien recibiría su apoyo.

Finalmente, el resultado de las consultas sobre el proceso de selección del Director General se anunció en una reunión de Jefes de Delegación celebrada el 18 de septiembre. De este modo, los ocho candidatos registrados, entre ellos el mexicano Jesús Seade Kuri; Ngozi Okonjo-Iweala de Nigeria; Abdel-Hamid Mamdouh de Egipto; Tudor Ulianovschi de Moldovia; Yoo Myung-hee de la República de Corea; Amina C. Mohamed de Kenya; Mohammad Maziad Al-Tuwaijri del Reino de Arabia Saudita y Liam Fox del Reino Unido, tuvieron la posibilidad de exponer sus ideas y hacer las gestiones diplomáticas necesarias para ganar adeptos, para llegar al desenlace final de sus esfuerzos y aspiraciones; donde el mexicano quedó excluido.

Ahora, a unos días de la elección definitiva para que los miembros de la OMC elijan a su nuevo Director General, sólo hay dos candidatos, dos mujeres que no son del norte de América ni de Europa, sino de Asia y de África; Yoo Myung-hee, candidato surcoreano, y Ngozi Okonjo-Iweala, candidato nigeriana. Entre las dos candidatas, Ngozi Okonjo-Iweala, es quien ha acaparado el apoyo de 80 países y entre sus prioridades están el restaurar el sistema de solución de controversias y garantizar el éxito de la próxima reunión de ministros de comercio en 2021.

Entre las dos candidadtas, Ngozi Okonjo-Iweala, es quien parece más confiada para convertirse en la próxima líder de la OMC. El lunes pasado, en una entrevista la nigeriana expresó su orgullo por contar con el apoyo de los 55 países de la Unión Africana de Naciones; por lo que, si se consideran los apoyos de los países del Caribe y Pacífico, varios países de América Latina y Asia, podría superar ampliamente a la candidata surcoreana, para suceder al brasileño Roberto Azevêdo.

Es probable que algunos europeos apoyen la candidatura de la africana y al final tenga un respaldo rotundo. China y los Estados Unidos aún no se han pronunciado abiertamente, pero una candidata con su experiencia, con estudios universitarios en economía en los Estados Unidos, en la Universidad de Harvard, doctor en economía regional y desarrollo en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), exministro de Finanzas y Relaciones Exteriores de Nigeria, ex directora de operaciones del Banco Mundial, tiene amplias posibilidades de hacerse con la dirección de la OMC.

Definitivamente, es una candidata que, por sus propuestas, no es de las preferencias del presidente Donald Trump, enemigo del libre comercio y de la OMC. La candidata africana tiene entre sus proyectos prioritarios restaurar el órgano de solución de controversias, algo que detesta el presidente Trump, cuyo sistema de apelación está bloqueado por los Estados Unidos ahora, el cual ha vetado la sustitución de jueces; por lo que, luego de haber escuchado a un centenar de embajadores y sesenta ministros de comercio, Ngozi Okonjo-Iweala espera llegar a la próxima reunión de ministros de comercio de 2021, en Kazajstán, con un plan de trabajo ambicioso que restaure el libre comercio, los mecanismos para solucionar diferendos entre países y el multilateralismo.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas