.

lunes, 7 de septiembre de 2020

La restauración de lo público es la piedra angular de la Cuarta Transformación, afirma Sandoval Ballesteros

● La titular de la Función Pública presidió el Webinario “El retorno de lo público”, en el que participaron Hugo López-Gatell, María Elena Álvarez-Buylla y Jenaro Villamil
● Subyace un conflicto de interés en la corrupción estructural, evidente en la privatización de la educación, de la salud y de los medios públicos, afirma
● Expone que el neoliberalismo es un proyecto político con implicaciones financieras, económicas y de políticas públicas, que alejó el interés de lo público de la sociedad

Ciudad de México, a 7 de septiembre de 2020.- La piedra angular de la Cuarta Transformación es la restauración de lo público tras décadas de una política que en México desmanteló las capacidades del Estado, fusionó los intereses políticos y económicos, y generó saqueo y corrupción, afirmó esta mañana la secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, al inaugurar en la Función Pública el Webinario “El retorno de lo público”.

En el seminario virtual, transmitido desde la sede de la Función Pública, participaron la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla; el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil Rodríguez.

La secretaria Sandoval Ballesteros planteó como eje de la mesa, en primer lugar, el enfoque que la Función Pública ha dado a la corrupción como un fenómeno estructural, y no como un problema exclusivo de actores estatales o estrictamente individual, como se sostuvo durante el periodo neoliberal.

Como segundo punto, propuso debatir sobre la idea de que el neoliberalismo es sólo una política económica, de supremacía del mercado sobre el Estado, cuando en realidad es un proyecto político con implicaciones financieras, económicas y de políticas públicas, lo cual, advirtió, se pone al descubierto con los cambios que lleva a cabo el Gobierno de México y que reconstruyen y fortalecen la relación Estado-sociedad.

La secretaria Sandoval Ballesteros planteó como tercer elemento para las exposiciones de los participantes que “el conflicto de interés que subyace en la corrupción estructural es más que evidente en ejemplos como la privatización de la educación, de la salud y de la prevalencia de los intereses particulares en espacios públicos tan importantes como la radiodifusión y la telecomunicación”.

Subrayó como propósito el análisis de los logros y avances en la recuperación de lo público y en la construcción de un nuevo gobierno orientado a la sociedad.

Con el tema “La ciencia en la transformación de la educación y la industria”, la directora general del Conacyt, Maria Elena Álvarez-Buylla, expuso que entre 2013 y 2018 se apostó por el gasto en innovación, que contrario a lo que se esperaba, resultó en una menor eficiencia. Señaló que en ese periodo se transfirió más de 40% de los recursos de los fideicomisos al sector privado, por lo que se congratuló de que estén en proceso de extinción estos instrumentos.

Señaló que gracias a la respuesta del gobierno de la Cuarta Transformación nuestro país está caminando hacia una independencia tecnológica y a la soberanía científica, con lo que, por ejemplo, ante los retos por la pandemia de Covid-19 nació una industria nacional para salvar vidas, como lo demuestra la creación el primer ventilador del Estado mexicano, Ehécatl 4T.

Posteriormente, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell Ramírez planteó que se debe reconfigurar el papel de los servidores públicos hacia lo público, a través de una política de la verdad, en la que haya transparencia, independencia y conciencia.

Señaló que la sociedad, y por lo tanto el gobierno, no siempre está preparada para asumir la verdad y asimilar que algo no salió bien, lo que lleva a trampas discursivas que no resisten las pruebas analíticas y que hay que mantener a la vista para tener una visión crítica sobre ellas.

Apuntó que los servidores públicos deben proteger el interés público, y un verdadero poder público está en el pueblo, y esa es la esencia de la democracia.

Finalmente, el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil Rodríguez, aseveró que la política de la verdad es esencial como estructura para entender lo público, pues no hay retorno de lo público en la mentira o verdades a medias.

Refirió que el interés público es el de los ciudadanos, y que se perdió desde los años 60 al dar paso al Estado autoritario que derivó en una narcocleptocracia, lo que hace más difícil y peligroso el desmantelamiento de la estructura del poder y de intereses, al borrar la frontera entre el criminal y el gobernante, lo que carcomió a la estructura del gobierno y a los propios medios de comunicación.

Señaló que lo más difícil de la recuperación del interés público es extraerlo de las redes criminales, pues el interés privado por encima de los derechos sociales transformó el Estado de derecho en Estado de cohecho, con lo que los grandes derechos constitucionales fueron subordinados a los intereses comerciales en todos los sectores.

En el transcurso del seminario en línea, que alcanzó un fuerte impacto tanto en las redes sociales como en sus espectadores, con más de 2 mil 300, con muy buenos comentarios y en el que se recibieron preguntas del público, la secretaria Sandoval Ballesteros subrayó que para esta administración el acceso a la ciencia no es un privilegio, sino un derecho y una condición indispensable para el bienestar social.

Asimismo, vinculó el concepto de “política de la verdad”, planteado por López-Gatell, con la construcción de una nueva ética pública expresada en la presencia de la Secretaría de la Función Pública en los procesos de compras y adquisiciones públicas. “La Función Pública vigila que se cumplan estándares porque, a diferencia de antes, ahora el Gobierno está presente en la fiscalización, la sanción y la regulación”, manifestó.

Comentó, además, el parentesco entre la corrupción y la antidemocracia y la doble moral de estar en contra de la participación del Estado, pero “vivir de él como ocurrió con los rescates. Ya no va a haber rescates de este tipo, nos corresponde a la Función Pública evitar que se abuse de los gastos y de los recursos”, advirtió.

Hay una doble defraudación es lo financiero y económico, vinculado a la defraudación de la voluntad popular, y frente a los próximos comicios tiene que ser emblema de la transformación que estamos viviendo, no podemos permitir que desde la autonomía de las entidades federativas se continúe el corporativismo clientelar para defraudar la voluntad popular.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas