.

martes, 4 de agosto de 2020

Enfoque Global / Shock económico por el COVID-19 pasa factura a las grandes empresas

José Luis Ortiz Santillán

Mientras la expansión de la pandemia por el COVID-19 abarca ya a 18.5 millones y ha cobrado la vida de más de 697 mil personas, llevando a México a convertirse en el sexto país con más contagios y tercero con más muertos; la economía mundial se desploma en la medida que avanza la expansión de la pandemia; en buena medida debido la urgencia por poner fin al confinamiento y reactivar la economía en la mayoría de los países, decisión que ha provocado resultados adversos; países como Bélgica y Argentina son solo dos ejemplos de como los gobiernos han tenido que dar marcha atrás a su decisión de levantar la cuarentena frente a la multiplicación de nuevos casos de contagio y reforzar las medidas para contenerla.

Pero a la par que aumenta el numero de decesos por el nuevo Coronavirus, también se multiplican los casos de quiebras de empresas tras la larga cuarentena seguida en la mayoría de los países. A nivel mundial el número de quiebras de empresas se multiplica, las cuales se han visto afectadas por la crisis sanitaria y la ruptura de las cadenas de producción, la reducción de la demanda de sus productos y la falta de insumos; los datos publicados por Euler Hermes sobre el segundo trimestre son alarmantes.

Por ejemplo, la empresa estadounidense de alquiler de automóviles Hertz ha llevado a la quiebra a sus operadores en los Estados Unidos y Canadá. La empresa ha reducido a la mitad su fuerza de trabajo debido a la crisis del coronavirus; de tal forma que ha llevado a la bancarrota a sus operadores, debido a la crisis del coronavirus.

A escala mundial, el shock sanitario ha colapsado los mercados desde muy temprano. De acuerdo con Euler Hermes, una compañía de seguros de crédito que ofrece una amplia gama de servicios de fianzas, garantías y cobranzas, que realiza estudios de mercado para sus clientes en todo el mundo, el número de grandes empresas que se han declarado insolventes, con facturación superior a 59 millones de dólares, prácticamente se ha duplicado en el segundo trimestre, en comparación con el trimestre equivalente del 'año pasado, aumentando en un 90%.

Pero, de acuerdo con Euler Hermes, paradójicamente estas quiebras también afectaron a las empresas más grandes el año pasado; pues el volumen de negocios acumulado de estas empresas alcanzó un máximo de 125.7 mil millones de dólares, un incremento de más de 138% durante el mismo período. Por lo que, Euler Hermes estima que, el impacto de la pandemia sobre la actividad económica ha jugado, y sigue jugando, el rol de acelerador de las debilidades estructurales de un buen número de grandes empresas en el mundo.

Euler Hermes estima que los sectores más afectados son la distribución, con 37 quiebras observadas en el segundo trimestre; lo que representa 28 casos más en comparación con el mismo trimestre de 2019; los servicios, con 24 casos, es decir 17 más en este año que en 2019; y energía, con 17 casos, 8 de más que en 2019. Lo relevante es que, contra todas las expectativas, el sector de la construcción se salvó, pues el número de quiebras es estable, según Euler Hermes; mientras que, por el contrario, el sector automotriz sufrió un fuerte aumento de insolvencias, con 13 casos, es decir 12 más que en 2019.

El arrendador de autos Hertz, la aerolínea Virgin Australia, la compañía de entretenimiento Cirque du Soleil o la compañía francesa Technicolor, entre otras, son los ejemplos más sobresalientes de empresas que no han sido capaces de resistir al shock económico causado por el coronavirus. Sólo este lunes pasado, la marca británica DW Sports se declaró en quiebra; mientras que los sectores más estables y prometedores permanecen sin cambios, tales como productos químicos, tecnología y productos farmacéuticos, de acuerdo con la investigación realizada por Euler Hermes.

Ahora bien, desde el punto de vista geográfico, Europa occidental con 64 casos, 33 más que en 2019, y América del Norte, con 52 casos, 36 más que en 2019, son las regiones más afectadas económicamente por la pandemia. Algo que puede resultar paradójico, si tomamos en cuenta los apoyos financieros y sociales que recibieron las empresas para limitar los daños económicos, los cuales no fueron suficientes, según la aseguradora, para evitar su quiebra. En tanto que Asia tiene un número estable de quiebras, sólo 20 casos.

Para Euler Hermes, estas quiebras son solo el comienzo de una serie más larga, ya que espera que la mayoría de las quiebras ocurran en el segundo semestre de 2020. El riesgo de un hundimiento global de la economía del planeta es evidente, las cadenas de producción de las empresas se han roto, debilitando a los subcontratistas y proveedores, para quienes las facturas impagables pueden firmar su sentencia de muerte y desaparición del mercado; de aquí la importancia de la colaboración internacional entre los gobiernos para superar la crisis y evitar seguir echando leña al fuero a una guerra comercial que no ayudará a superar la crisis a ningún país.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas