.

lunes, 31 de agosto de 2020

Comentando / ¿Qué informará –que sea cierto- López Obrador el 1 de septiembre?

* Mentiras, infundios embustes, patrañas en el 2º Informe de Gobierno T4a

Luis Repper Jaramillo*
lrepperjaramillo@yahoo.com

¡Qué carajos informará a la nación el 1 de septiembre Andrés Manuel López Obrador!
Por protocolo y obligación Constitucional cada primero de ese mes el Ejecutivo Federal debe notificar a los mexicanos el estado que guarda el país en los rubros social, económico, financiero, seguridad, salud, vivienda, educación, etc. que regularmente deberían ser cifras positivas. Pero, el 2º Informe de Gobierno, de una infame, fallida, frustrada, corrupta, ineficiente, incapaz, omisa, desinteresada, desprestigiada, “valemadrista”, indiferente administración de la “Transformación de 4ª” seguro será otro show mediático al estilo Peje, con anuncios espectaculares, pero falsos; datos alegres -de su mundo ideal-; mentiras, mentiras y mentiras, en el real que no acepta y desdeña el tabasqueño.

Trato de ordenar qué labor positiva ha desarrollado en 1 año 10 meses de gobierno y no encuentro una sola que hable de resultados alentadores a favor de más de 55 millones de marginados, pobres, pobres extremos, ignorados (PRI, PAN, Morena), miserables, abandonados, pese a ser bandera de campaña (2018) de “Juntos haremos historia” (Morena, PT, PES) que lejos de paliar exponencialmente ha incrementado.

Segunda realidad. La recesión brutal en que la T4a tiene sumido a México al no crecer en un año diez meses, ni siquiera medio punto del PIB, sino lo contrario retroceso de casi 10 guarismo, por la soberbia e incapacidad del Ejecutivo Federal de no apoyar, invertir con los factores de la producción (empresarios, trabajadores, campesinos) para reactivar la economía. Incluso fue tan vil López Obrador, al amenazar en plena pandemia de Coronavirus a inversionistas, comerciantes, emprendedores, patrones, con meterlos a la cárcel si no pagaban sus impuestos, cuando éstos le solicitaron respaldo económico para salvar empleos, negocios, evitar quiebras.

Por el contrario, mostró bajeza: “aprovecho -en una mañanera- para decir a quienes están pensando que este modelo (del B de M, de ofrecer créditos a empresarios en medio de COVID 19) que no vamos a ceder, aunque se enojen, se van a quedar esperando” Amenazó  vigilar la actuación del Banco Central para no rescatar empresas  quebradas o con problemas financieros. Su indiferencia fue tal que tampoco apoyó a los micro, pequeños y medianos negocios.

¿Qué informará de ambos rubros este insensato, que prefirió gastar en obras faraónicas Tren Maya, Refinería Dos Bocas y Aeropuerto de Santa Lucía, dilapidando dinero que no es de él, ni de su gobierno, sino de los mexicanos y no invertir en obras y programas sociales prioritarios que salvaran empleos, fuentes laborales, infraestructura en salud, seguridad, reactivación económica, paliaran la miseria, etc.

¿Qué mentiras dirá, en transmisión nacional e internacional a través de redes sociales- este falaz cuando tenga que abordar el tema de la inseguridad y su íntima relación con el Cartel de Sinaloa? Su fracaso para detener o minimizar las masacres de la delincuencia organizada que en lo que va de su fallido sexenio suman más de 53 mil 628 personas entre sicarios, mujeres, niños, familias, ancianos, colaterales.

Debe explicar su incomprensible afinidad con la matriarca del Cártel de Sinaloa, señora Consuelo Loera López, madre del Chapo y abuela de Ovidio Guzmán, a quien por “compromisos” con el presidiario en Estados Unidos y decisión personal, liberó impune e ilegalmente a Ovidio, sometido por las fuerzas armadas, esposado bajo su custodia… y soltarlo por orden de Andrés. Cinco meses después, el Peje, en su calidad de Jefe del Ejecutivo en visita a Badiraguato, tierra natal de Joaquín Guzmán (¿a qué fue, no estaba en la agenda de la gira por Sinaloa?) tuvo un encuentro amabilísimo con Consuelo Loera, a quien estrecho su mano, ella sentada en lujosa camioneta. Tras el cariñoso encuentro López no se retiró del sitio, sino acompañó a la mafiosa familia a degustar una taquiza con motivo del onomástico del nieto Ovidio, quien goza de presidencial impunidad.

¿Con qué argumentos justificará su cariño por los Guzmán Loera? Suerte que no tuvo José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” líder del Cartel de Santa Rosa de Lima, en Guanajuato, quien con todo el peso del Estado, las fuerzas armadas detuvieron y entregaron, a este sí, a las autoridades judiciales, hoy recluido en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, a la que López Obrador impidió fuera llevado Ovidio Guzmán López.

¿Qué carajos informará el 1 de septiembre sobre COVID 19? Repetirá lo que dijo en Nuevo Laredo, Tamaulipas la semana pasada, que su desempeño para enfrentar la Pandemia fue “excelente” y la “vacuna” ¿cuál? que utilizó será ejemplo mundial. ¡Seguro Andrés Manuel! a ver que opinan los deudos de más de 60 mil 800 fallecidos y 570 mil infectados que lamentan la irresponsable pasividad, lentitud y mentiras de la Transformación de 4ª, cuando en febrero/marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud alertó, avisó y sugirió medidas urgentes para enfrentar al virus. El propio Peje gritó “no pasa nada”, “salgan de casa con la familia a comer”, “no suspendan los abrazos”, ¿cuál sana distancia?, con estampitas y fetiches es suficiente, presumió.

¿Dará cifras reales, como las que proporciona su títere, vocero de la Pandemia, Hugo López Gatell, engañosas, mentirosas, falsas? “Serán sus datos” los que expondrá en el time show de Palacio Nacional alharaqueando que pronto saldremos de la crisis sanitaria, cuando los niveles diarios van al alza.

Qué mentiras, embustes, infundios, patrañas exhibirá desde su nicho de poder el coordinador del país (porque no gobierna) y mal dirige, cuando farolee sus obras faraónicas, inservibles,  inútiles, costosas que no beneficiarán al total de los mexicanos y exaltarán la figura del mesías tropical (que está en pre campaña electoral para los comicios intermedios de julio de 2021), desviando recursos, de necesidades prioritarias, en proyectos unipersonales, presuntuosos e inoportunos, cuando lo que México necesita es rescatar, reactivar la economía, no construir sus “sueños de dictador” a través de ocurrencias, caprichos, necedades, fanfarroneadas, dispendios onerosos.

¿Quién creerá tantas mentiras, que por más de 2 horas, seguramente, dilexiará López Obrador para tratar de convencer a los mexicanos de que hace las cosas bien, aunque los resultados evidencian lo contrario. Sólo él cree en sí mismo. Woow, lo olvidaba, sí hay quienes aceptan sus dislates, el vocero Jesús Ramírez Cuevas, su pareja Beatriz Gutiérrez Müller, sus chairos, pejezombies, amlovers, botts, pagados, adoradores, títeres,  quienes por el “salario” que reciben en lo oscurito están obligados, como focas, a aplaudir y soltar cascadas de alabanzas en las redes sociales, aunque los cibernautas y usuarios inteligentes sabemos que son guiones, partituras, palabrería que emergen de Comunicación Social de Palacio Nacional, a la voz de su amo Ramírez Cuevas.

¿Qué mentira superlativa deberá decir cuando el tabasqueño se refiera a su muletilla, estribillo que cansa, harta y aburre a los mexicanos: la corrupción? Qué invento o ejemplo contumaz inventará para disimular que su segunda bandera de campaña (2018) “combatiré la corrupción” “se irán a la cárcel todos los corruptos”, no es más que una patraña que le dio más de 30 millones de votos, sabedor que si de corrupción habla debe auto sancionarse ya que después de 19 años de campañas electorales (2006, 2012 y 2018) no ha comprobado quiénes, cuánto, cómo le entregaron carretadas de dinero para sus periplos, incluso al extranjero, buscando la presidencia de México. Si desde que dejo la Jefatura de Gobierno del DF, en 2005 jamás trabajó y vivió junto con su parentela de la dádiva, la cuota de perredistas, en su tiempo, y luego morenistas. Alguien o muchos le dieron millones de pesos que nunca justificó ante el SAT, el IFE, el INE, en su 3 de 3 cuando era requisito legal informar los movimientos de dinero en efectivo o depósitos bancarios para ser candidato.

Ahí está la primera falacia del mentiroso López Obrador ¿cuál combate a la corrupción, si no empieza por él mismo?

En la larga lista de integrantes de su gabinetazo pululan corruptos consuetudinarios, de todos conocidos. Encabeza la lista Marcelo Ebrard, quien jamás enteró o devolvió al GDF el desfalco de más de 12 mil millones de pesos que cometió, siendo Jefe de Gobierno, en la construcción de la línea 12 del Metro, que creyó sería el detonante para su candidatura, por el PRD, a la presidencia de la república en 2012. Le sigue Napoleón Gómez Urrutia (Napito) quien siendo líder (heredado por su padre) de los mineros huyó del país, llevándose en maletas 50 millones de dólares (patrimonio de los agremiados) para dilapidarlos, invertir y darse vida de jeque en Canadá. Hoy Senador de Morena, nadie sabe en dónde atesora los millones de dólares que aún conserva… bueno, tal vez López Obrador, si tiene ese dato.

En tercer lugar, el nefasto Manuel Bartlett Díaz, Director General de la CFE, que fue descubierto y exhibido con una fortuna en bienes muebles y efectivo por más de 80 millones de pesos, riqueza que nunca notificó en su Declaración Patrimonial Inicial, al asumir el cargo. Sigue sin comprobar cómo obtuvo esa fortuna.

Irma Eréndira Sandoval, la corrupta Secretaria de la Función Pública de la T4a, quien ocultó en su Declaración Patrimonial y 3 de 3, la propiedad de 5 casas y un terreno de 253 metros cuadrados, que según ella, cuando se descubrió la opacidad, aceptó que el predio fue obsequiado por el entonces Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard Cassaubón, valuado en más de 6 millones de pesos. Su pareja, un corrupto gringo, tiene a su nombre las otras 5 propiedades que con los salarios de ambos sería imposible su adquisición.

Esta corrupta, exoneró (SFP) sin investigación plena, a su similar de debilidad, Manuel Bartlett Díaz, por el caso de su escandalosa fortuna. “Una rata defendiendo a otra rata”.

En fin, Andrés, con qué cara te presentarás el 1 de septiembre ante la Nación a informar cómo va tu gobierno, cuando los mexicanos padecemos tu incapacidad, engaños, deshonestidades, mentiras, sumisión (a EE UU, Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación), tus padecimientos mentales y tu tendencia a la Dictadura.

¿Cuántas mentiras más escupirás al pueblo bueno, noble, solidario, unido, nacionalista? Con qué argumentos podrás defenderte, cuando tus resultados hablan del gobierno fallido de la Transformación de 4ª.

* Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Latitud Megalópolis (LM).

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas