.

lunes, 17 de agosto de 2020

Astrolabio Político / Las transas de un subsecretario

Luis Ramírez Baqueiro

“La alegría de un hipócrita sólo dura un momento”. – Job.

Cuando dicen los abuelos que el río suena, es porque agua lleva, simplemente es la confirmación de que si se habla de algo esto seguramente será verdad.

Ante ello, el mismo Gobernador Cuitláhuac García Jiménez debiera extremar precauciones a lo que ocurre en su Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SIOP).

Una dependencia en donde se acusa que el 70 por ciento de las asignaciones de obra pública se han dado de manera directa con moches hasta del 40 por ciento.

Además, se afirma que la dependencia tiene un subejercicio presupuestal hasta del 50 por ciento y para terminarla de fregar, otorga asignaciones de contratos millonarios por obras que simplemente no existen, como afirmara el periodista Edgar Hernández en su muy leída columna Línea Caliente. https://libertadbajopalabra.com/2020/03/05/veracruz-la-corrupcion-no-para-siop-bajo-sospecha/
Mientras su secretario Elio Hernández Gutiérrez, se escuda en el manto protector que le brinda su amistad con el gobernador al que evidentemente ha defraudado.

Y del que afirman se pitorrea tras haberlo visto realizar las faenas que el Ayuntamiento de Xalapa debiese realizar, como eso de andarle haciendo al jardinero con machete en mano.

Ahí extrañamente se comienza a afirmar que las transas están a la orden del día, aun cuando se pretendan ejecutar todas las acciones bajo los más cuidados procesos de licitación, integración de expedientes, y demás.

Como consecuencia de ello, recientemente una extraña reunión termino por evidenciar lo que ahí está sucediendo, pues los verdaderos empresarios veracruzanos, estarían siendo desplazados para la ejecución de las obras, gracias al contubernio de funcionarios federales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Al singular encuentro asistieron legisladores federales Morenistas no veracruzanos –Ricardo del Sol Estrada (San Luis Potosí) y Martha Olivia García Vidaña (Durango)-, un par de pseudo empresarios veracruzanos –Marcos Salas Contreras y Andrés Beceiro López (este último padre de Andrés Beceiro Delfín acusado de vender vacunas clonadas para tratar el cáncer de pacientes oncológicos)- y vía remota un alto funcionario de la SCT.

Este alto funcionario, que intervino vía telefónica era nada menos que el subsecretario de Infraestructura, Cedric Iván Escalante Sauri, a quien estos mismos constructores han tachado de ser la cabeza visible de una “hermandad mafiosa” que opera a través de los directores de los Centros SCT, quienes actúan como delegados de la dependencia en las 32 entidades del país y que a pesar de que los cambien, continúan beneficiando a las mismas empresas. https://wradio.com.mx/radio/2020/07/23/nacional/1595540793_569210.html

Por su parte el otro funcionario federal inmiscuido en este embrollo sería Francisco Raúl Chavoya Cárdenas quien afirmó tras presentar el “Informe diario sobre Programas de Bienestar” que las acciones del programa de Conservación y Reconstrucción de Caminos Rurales y Alimentadores, en el que, durante este 2020, se habrían invertido 854.5 millones de pesos para 33.4 kilómetros, creando mil 448 empleos directos. https://www.ptc.mx/2020/07/invierten-854-millones-de-pesos-en-la-reconstruccion-de-caminos-rurales/

Fue Marcos Salas Contreras quien denunció el caso de Veracruz, al señalar a José Adalberto Vega Regalado, director del Centro en Veracruz de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) y a Helio Hernández Gutiérrez, secretario de Infraestructura y Obras Públicas del Gobierno del Estado (SIOP), de estar haciendo mal uso de los recursos públicos.

Salas Contreras explicó que en conjunto SCT y SIOP manejan anualmente más de 3 mil millones de pesos, lo que hace inconcebible que la red carretera de Veracruz se encuentre en tan pésimas condiciones.

Aun así, el director general de Carreteras, Chavoya Cárdenas, destacó recientemente que también se realizan mil 150 obras, con una asignación de cuatro mil 400 millones de pesos; tres mil 390 kilómetros como meta y la generación de diez mil 031 empleos.

Y es esa bolsa a la que le pretenden meter mano los pseudo empresarios veracruzanos Marcos Salas Contreras –apoderado legal del Grupo Taurus-, quien a lo largo del año ha descalificado al gobierno de Cuitláhuac García, pero se sabe le han asignado obras en la SIOP por 12 millones de pesos.

La infausta carrera como constructor de Salas Contreras habría tenido incluso un tremendo pleito con los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en donde las cosas llegaron hasta los tribunales con la concebida denuncia en contra del citado pseudoconstructor.

Una vez más las cadenas de corrupción dentro de las dependencias del gobierno de la Cuarta Transformación confirman que estos salieron más hampones que los que se fueron y a los que tanto criticaron.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas