.

miércoles, 29 de julio de 2020

La Hidra Digital / Cadenas de miedo

Margarita Jiménez Urraca
margaritajimenez20@gmail.com
@MargaJimenez4

 “La histeria por la supervivencia hará 
que ésta se convierta en un absoluto”:
Byung-Chul Han

En el libro del apocalipsis, según San Juan: muerte, guerra, peste y hambre son los cuatro jinetes malditos que ha de padecer la humanidad, a los que habría que agregar el caldo de cultivo que lo propicia, miedo, mentira, indiferencia, irresponsabilidad, necedad.

De acuerdo con lo que el filósofo coreano Byung-Chul Han señala, “…el COVID-19 no es un fenómeno democrático…”, si en cambio, agudiza los contrastes y la injusticia social. El estatus social posibilita la atención de calidad y la sobrevivencia de los contagiados. El resto padece, asiste a las instituciones públicas y frecuentemente, mueren. Lograr sobrevivir se convierte en un objetivo absoluto. Se trata de la vida o la muerte. Es como estar en un estado de guerra permanente contra un enemigo invisible.

Se vive con miedo, se cuidan quienes pueden quedarse en casa, no los que tienen que salir a trabajar. Se agudiza así, la polarización. Para evitar el contagio se ha ido generando un mercado y una cultura de la protección con todo tipo de protocolos en los centros de trabajo, de consumo, de comercio y, sobre todo, la espera que a todos angustia, la vacuna que combata al virus y llegue a todos los rincones de la tierra, estado de cosas que se ha expresado en cadenas de miedo y de riesgo.

El intento de una vida como solía ser antes de la pandemia favorece una nueva ola de contagios que no sabemos hasta dónde llegará, lo que nos impele a sobrevivir por encima de todo y a reactivar la economía, si es posible. Hacerlo se ha convertido en lo único que importa. Riesgosa situación en términos de salud, economía, sociedad y política. Actuar ciudadano que favorece el autoritarismo y las decisiones peligrosamente no consensadas. Las prioridades son otras. El COVID-19 impone regímenes de vigilancia y cuarentenas, pérdida de libertad, el fin de una vida de calidad y una falta de solidaridad generada por el miedo. Se empiezan a abandonar los principios de libertad y democracia. Se da preferencia a la lucha por la vida y la economía. El virus es un espejo que muestra en que sociedad vivimos.

La sociedad de la supervivencia se basa en el miedo a la muerte, donde prevalece el sálvese quien pueda.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas