.

martes, 9 de junio de 2020

Enfoque Global / Banco Mundial prevé la peor caída de la economía mundial en 60 años

José Luis Ortiz Santillán

Seguramente la oposición culpara al presidente Andrés Manuel López Obrador por lo del estancamiento de la economía nacional y de todos los males que se ciernen sobre el país. No cabe duda que así será, pues los medios adversos al presidente y su equipo, los columnistas, no han cesado de cuestionar sus decisiones y condenar las medidas adoptadas para enfrentar el impacto adverso sobre la economía del COVID-19.

La realidad es que no es México el único país en entrar en recesión y mostrar un desempeño negativo de su economía en los últimos 17 meses. Primero, México y el mundo tuvieron que enfrentar la vuelta al proteccionismo de los Estados Unidos y el fin del libre comercio; luego, la guerra comercial de los Estados Unidos con China y ahora la pandemia del COVID-19.

Si bien los países desarrollados de Europa han intentado salir adelante en medio del proteccionismo del presidente Donald Trump y de la guerra comercial contra China, la pandemia del COVID-19 los ha puesto de rodillas. Hoy los países que conforman la Zona Euro parecen ser la primera víctima de la agudización de la crisis mundial del capitalismo iniciada en 2008, profundizada con la crisis de la deuda soberana de los países desarrollados en 2010 y ahora agudizada por la pandemia del nuevo Coronavirus.

Lo cierto e innegable es que el nuevo Coronavirus ha sumergido al mundo en una inexorable recesión. En el mundo se proyecta una caída del PIB de 5.2% este año y en los países de la Zona del Euro se espera una contracción de 9.1%, una estrepitosa caída que no se ha visto desde la segunda guerra mundial, según el Banco Mundial.

El fantasma del COVID-19 que esta semana llegará al medio millón de muertos, en medio de un proceso de desconfinamiento que parece una puerta a la muerte y no una salida a la crisis, está arrasando con la humanidad. La pandemia de coronavirus está en el punto más alto, aun cuando muchos países están poniendo fin al encierro de sus ciudadanos, ha paralizado a más de la mitad de los seres humanos que habitan el planeta y seguramente, del encierro saldrán más pobres que los que había antes de la pandemia.

La pandemia ha sido más cruel que el regreso al proteccionismo del presidente Donad Trump y su guerra comercial contra China. EL COVID-19 ha afectado las bases de la oferta y la demanda, ha destruido las cadenas de valor y ha desarticulado a muchos sectores de la economía, empujando a la economía mundial a la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, según el Banco Mundial y sus últimas previsiones.

Nadie se salva, los países industrializados podrán ver reducidas sus expectativas de crecimiento en más de un -7% y las economías emergentes quizá en más de un -2.5%, según el Banco Mundial. Pero lo peor, los países cuyo sistema de salud no era lo suficientemente sólido para absorber la cantidad de personas infectadas, aquellos que dependen en gran medida del turismo en sus ingresos o de las exportaciones de materias primas, el shock por la crisis de COVID-19 podría ser el más catastrófico en medio siglo; lo cual será “un golpe devastador para la economía mundial”, según el presidente del Banco Mundial, David Malpass.

El planeta está entrando a un túnel oscuro donde la supervivencia de la humanidad está amenazada por el COVID-19 y se requiere de la cooperación de todos para salir de él. Hoy, como lo señala el presidente del Banco Mundial, muchos de los países “están menos preparados para enfrentar una desaceleración mundial”, más que durante la crisis de 2008-2009; y no se trata de una profundización temporal de la crisis iniciada en 2008, sino en un golpe artero que dejará “cicatrices” profundas y duraderas en las economías de todo el planeta, debido a la caída de la inversión, la “erosión del capital humano entre los desempleados” y la “desintegración del comercio mundial”; así de grave es el futuro incierto de los próximos meses que habrá que enfrentar y para lo cual, se requiere cooperación y solidaridad entre todos para superar ese abismo; más que detractores y zancadillas en un camino que deberemos recorrer juntos.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas