.

miércoles, 8 de abril de 2020

Enfoque Global / COVID-19: Aumentan desafíos políticos y jurídicos para gobiernos

José Luis Ortiz Santillán

Numerosos líderes mundiales están siendo cuestionados por su gestión de la pandemia COVID-19, por su reacción frente a la urgencia y por el corte de las medidas económicas tomadas para enfrentarlo. En muchos países occidentales, en medio de la crisis sanitaria mundial que está alcanzando su pico más alto, numerosos líderes políticos y altos funcionarios de los gobiernos están siendo cuestionados por los ciudadanos, por los medios y por sus adversarios políticos, cuestionando las medidas adoptadas y la lentitud de su reacción.

No se trata solo de México donde se acusa al gobierno por medidas tardías, por la falta de pruebas a la población en riesgo, de equipos y máscaras o por los apoyos a la iniciativa privada. En Hungría, Filipinas, Rusia, China, Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, España, Italia o Argentina, sus gobiernos son acusados de populistas y criticados por su trabajo ante la pandemia COVID-19.

Subestimar al COVID-19 y su impacto en la población les está cobrando factura a muchos líderes en el mundo y México no será la excepción. La jactancia del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y de su colega de Brasil, Jair Bolsonaro, sobre la capacidad de los servicios de salud de sus países para enfrentar el Coronavirus, se está desmoronando frente al vertiginoso aumento de las víctimas y la parálisis económica.

La tercera fase del contagio masivo parece estar llegando a los países. Los Estados Unidos registraron 356 mil 963 casos y 10 mil 539 muertos y Francia 98 mil 10 casos y 8 mil 911 muertos; mientras que Italia, tiene 132 mil 547 casos y 16 mil 523 muertos, sigue siendo el país que registra la mayor mortandad; no obstante, ha sido superado por España en números de casos con 135 mil 32 y 13 mil 169 muertos.

China es criticada hoy por no ofrecer datos verídicos, pero lo cierto es que, de acuerdo con la Agencia REUTER, presenta 81 mil 708 casos y sólo 3 mil 331 muertos, logrando la recuperación de 77 mil 84 personas infectadas. En tanto, México informaba este lunes a medio día que existían 2 mil 143 casos y sólo 94 muertes; nada tan dramático como Brasil, país que tiene ya 12 mil 56 casos y 553 personas muertas.

Una nueva víctima del coronavirus. Los analistas apuestan a que el “populismo” se convertirá en la próxima víctima de Covid-19. En el caso de México, a pesar de las criticas de la oposición al presidente Andrés Manuel López Obrador, él desde un principio dejó en manos de expertos la puesta en marcha de las medidas necesarias para contener la pandemia del COVID-19, al señalar que no se podía lucrar políticamente con un tema tan delicado que no distingue ideologías, creencias religiosas ni clases sociales.

Fue así que el Comité Nacional para la Seguridad en Salud, integrado por expertos y científicos, asumió su trabajo de “análisis, definición, coordinación, seguimiento y evaluación de las políticas, estrategias y acciones en materia de seguridad en salud.” El Comité está conformado por las secretarías del Trabajo y Previsión Social, Turismo, Educación Pública, Comunicaciones y Transportes; por el IMSS, ISSSTE y los servicios médicos de SEDENA, SEMAR y Petróleos Mexicanos.

Pero, aunque fue una decisión correcta, las criticas siguen lloviendo sobre el presidente mexicano, pues la oposición no dejará pasar esta oportunidad para lucrar y acusarlo de no ser él quien aparezca al frente del Comité y quien informe a la población. De esta forma, como en otros países, el gobierno de México ha anunciado su Plan de Reactivación Económica, basado en la liberación de recursos presupuestarios y el no incremento de impuestos; haciendo uso del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, reduciendo los salarios y eliminando los aguinaldos a los altos funcionarios, pero no escapará a más criticas por ello.

Aumentan con los días los desafíos políticos, económicos y jurídicos para los gobiernos. Las agencias señalan que, las demandas legales están aumentando en los países occidentales contra los altos funcionarios de los gobiernos por negligencia u otras razones; con lo cual, la unidad a toda prueba contra el COVID-19 es cada vez más frágil, tentando con poner en evidencia las oscuras intenciones de los partidos de oposición, quienes intentan sacar provecho político de esta desgracia nacional.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas