.

sábado, 11 de abril de 2020

Diplomacia digital frente a la COVID-19

Dra. Aribel Contreras Suárez

Introducción

Debemos partir de dos conceptos relevantes para después aterrizar hacia el punto neurálgico. Primeramente tenemos que entender lo que es la diplomacia y luego lo que es la diplomacia digital. La diplomacia es el arte en que cada país lleva sus relaciones exteriores. Se sabe que la diplomacia existe desde la antigüedad y que durante siglos contaba con un carácter ambulante y temporal. Es decir, que se trataba de una diplomacia realizada a través de representantes específicos que desempeñaban su actividad en un país por un tiempo determinado, hasta concluir el proyecto para el cual se le envió. A partir de la Edad Media, se ve que es la Iglesia Católica quien comienza a enviar misiones diplomáticas temporales ante los soberanos para adoctrinar y  para expandir su poder político.

A partir del siglo XV se visualizó la necesidad de que dichas misiones o representantes tuvieran un carácter más permanente. Hoy hablamos de embajadas, consulados y misiones permanentes. A esto le llamamos diplomacia tradicional. Sin embargo, el concepto ha tenido que evolucionar conforme las necesidades del mundo de la diplomacia se reconfiguran. Ahora vemos conceptos nuevos como diplomacia pública. Ésta es considerada como la capacidad de tener una mayor influencia en la escena global a través de su capacidad de comunicación y de tejer alianzas. Se dice que es un gran reto para la política exterior de cualquier país. Dentro de esta diplomacia pública, tenemos una herramienta muy útil que es la diplomacia digital.

Diplomacia digital

El término de diplomacia digital nace ante el uso de las tecnologías para apoyar los objetivos diplomáticos. En el año 2019 México hizo uso de una extraordinaria estrategia de diplomacia digital teniendo como columna vertebral a la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde a través de los consulados ubicados en Estados Unidos (EU) y la embajada ubicada en Washington, hicieron uso del twitter para transmitir mensajes sumamente valiosos sobre la aportación de México dentro de la economía estadounidense. A través de textos e imágenes (infografías) dieron datos clave para que los diferentes públicos en EU supieran cómo nuestro país era vital para avanzar en el TMEC.

En este 2020, veremos a China haciendo uso de esta herramienta, ahora no sólo para impulsar el sector turístico, sino para contrarrestar los golpes mediáticos que le ha dado EU por la COVID-19 ya que EU culpa al país asiático de esta crisis sanitaria mundial. De acuerdo a la clasificación de Diplomacia Digital (última versión encontrada 2016), México se encontraba en el lugar 9, EU en la posición 3 y China no figuraba en los primeros lugares. Pero esto va a cambiar ante la COVID-19. China necesita darle un giro al término “coronavirus chino, virus de Wuhan”, entre otros términos que fueron tendencia en las redes sociales. Por lo que hoy más que nunca necesita de la diplomacia digital.

Sabemos que en enero el epicentro de la COVID-19 estuvo en China pero ahora está en EU. También sabemos que el epicentro de su guerra comercial era realmente un aspecto tecnológico, por lo que hoy vemos que viven una nueva guerra de diplomacia digital.

Reflexión final

La diplomacia digital no tiene fronteras y por lo mismo no hay límites. Sería conveniente de hablar de un marco jurídico que regule las relaciones entre los estados en términos digitales. Ya que entre dimes y diretes, la diplomacia digital avanza por encima de la tradicional.

Sin duda, veremos una nueva reconfiguración de este nuevo (des)orden mundial donde China seguirá “contagiando” a EU y vice versa. Por lo que también veremos a ambos países haciendo uso de su diplomacia digital mientras los demás países continuarán sanando las heridas del impacto económico con varias cirugías profundas.

Coordinadora 
Licenciatura en Negocios Globales
Universidad Iberoamericana     
                                                     
Twitter: @Aribel007

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas