.

miércoles, 8 de abril de 2020

Despegues y Aterrizajes / Almacenes para Mexicana


Rosario Avilés

El pasado 25 de marzo, los almacenes fiscalizados de Compañía Mexicana de Aviación recibieron la visita del SAT, pero no para supervisar sus labores, sino para anunciarles la revocación de la concesión que le fue otorgada hace años a la empresa y que la sindicatura de la quiebra ha seguido gestionando desde hace 10 años. El susto de los trabajadores no fue menor: estos almacenes son de lo poco que queda para los 8,650 trabajadores y/o sus familias, puedan resarcir en parte el quebranto que sufrieron con la suspensión de operaciones de hace una década.

La notificación fue recibida por Alfonso Ascencio Trujeque, síndico de la quiebra, procedimiento que, dicho sea de paso, no ha causado estado, aunque ya está declarada. Esta revocación del SAT se hizo bajo el expediente 2S.3-1990-03 y cancela la autorización (actualmente concesión) que le fue otorgada a la compañía en 1990 para el manejo, almacenaje y custodia de mercancías de comercio exterior, en un área de 7,938 m2.

Inmediatamente, tanto el síndico como los representantes de los trabajadores acudieron al SAT para evitar que se diera esta revocación y aunque obtuvieron una prórroga, lo cierto es que aún no está solucionado el asunto y más bien, lo que se requiere es que la concesión se le otorgue a los trabajadores directamente pues el argumento para revocarla fue que Mexicana de Aviación está en quiebra, uno de los causales de rescisión de contrato.

Sobre este asunto es importante mencionar varios factores: en primera instancia, ese negocio se inició hace casi 30 años, pero lleva 10 funcionando de manera ininterrumpida, y no sólo eso, sino que en los años recientes se le invirtieron 8 millones de pesos para introducir una moderna red de frío que permite almacenar mercancías sensibles, del tipo medicinas o perecederos de alto valor. Esto se dio al margen de los antiguos dueños del negocio y del gobierno mismo, por lo cual debe tomarse en cuenta para que la concesión continúe, visto el cuidado que han puesto en ello los actuales administradores.
Por otro lado, en este momento se ve muy difícil que Mexicana vuelva a volar próximamente, ya que la crisis del Coronavirus ha pegado fuerte en la industria del transporte aéreo, al grado que es probable que desaparezcan las líneas más débiles, por lo que no es un buen momento para resurgir. Asimismo, la contingencia también afecta a toda la cadena, llámese agencia de viajes, transporte terrestre asociado, hoteles, aeropuertos, etc., y desde luego los servicios como el MRO. Tal vez lo único que sigue funcionando con cierta regularidad es la carga aérea, razón por la cual los almacenes son críticos.

De hecho, tanto Cathay Pacific, cliente que maneja 120 toneladas de carga por avión, como Emirates, cancelaron sus contratos en cuanto se supo de la revocación. Por ello urge que se les vuelva a otorgar y esta vez de forma que los trabajadores sean los beneficiarios de ella. No olvidemos que una importante oferta del actual gobierno a los trabajadores de Mexicana fue el apoyo para resarcir los daños que ocasionó en su patrimonio el mal manejo de la empresa. Esperemos que la SCT interceda ante Hacienda para lograr la concesión.

Lo oí en 123.45: ¿Pues no que Emirates era muy solidario? E-mail: raviles0829@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas