.

jueves, 26 de marzo de 2020

La Hidra Digital / Tan Cerca y tan Lejos

Margarita Jiménez Urraca
margaritajimenez20@gmail.com
@MargaJimenez4

Escribo desde mi mesa de trabajo en casa, con horario y agenda virtual y emocional. Queda claro que es tiempo de la buena información, de la comunicación clara y el diálogo, de los periodistas objetivos, del uso de las redes sociales con responsabilidad.

En la anterior pandemia de 2009, la Influeza AH1N1, las incipientes redes sociales iniciaban su influencia. En 2020 han sido cruciales para difundir todo respecto al COVID-19 pero también han generado Fake News que confunden y generan angustia en la poblacion. Con más de 85 millones de usuarios y un 93 por ciento de consumidores de Whattsap en México, no estamos aislados. Estamos más cerca que nunca.

Es la hora de la familia, de los buenos amigos, del cultivo de los afectos, de la buena relación con quienes convivimos en aislamiento. Son tiempos para la imaginación y la palabra.

Toman su verdadera dimensión e importancia, los científicos, los médicos, las enfermeras, el personal sanitario y de seguridad –los verdaderos héroes-, la sociedad organizada, los vecinos que actúan unidos, los empresarios en apoyo a sus trabajadores. Nuestra frágil economía los necesita, lo mismo para los insumos de la salud y un proyecto económico que enfrente la crisis del presente y el futuro. Es la hora de los mejores, de hacer equipo todas y todos. A quedarnos en casa y a repensar México.

Que nadie se aproveche de la inédita circunstancia para seguir dividiendo y obteniendo pingües beneficios políticos de ello. El crimen tendría que disminuir, pero no está ocurriendo así. Los feminicidios han aumentado. Los criminales no paran. Lo que no sabemos es cuando van a descansar los trabajadores de la salud. Habrá que reforzarlos. Habrá que ayudarlos siguiendo las recomendaciones de los expertos, lo que incluye también al Presidente López Obrador. Nadie es superhéroe. AMLO tampoco. Los mexicanos somos resistentes pero no invencibles. Cuídese Gobernador Del Mazo.

No abandonemos el sentido del humor, muy propio de nosotros los mexicanos; ayuda, ayuda mucho. Es tiempo de música. Cantemos para no llorar.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas