.

martes, 17 de marzo de 2020

Despegues y Aterrizajes / Más sobre acoso laboral

Rosario Avilés

La semana pasada abordamos el tema del acoso y los riesgos inherentes a este fenómeno en actividades tan sensibles como la industria del transporte aéreo. Es importante destacar que el tema del acoso laboral (conocido también como mobbing), ha sido tratado en México desde hace unos 20 años, e incluso existe una Asociación Mexicana que lucha en contra de esta práctica, y empresas que, mediante intervenciones organizacionales, pueden ayudar en su solución para evitar secuelas que impliquen riesgos mayores.

Uno de los signos más ignominiosos del mobbing es el uso de represalias contra quienes se quejan. Este abuso va creando el caldo de cultivo del descontento que después es muy difícil contener. Por eso es que desde la Secretaría del Trabajo, que encabeza Luisa Maria Alcalde, se impulsó la NOM 035, contra los riesgos psicosociales en el trabajo, ya que las condiciones laborales en México dejan mucho qué desear en relación con nuestros principales socios comerciales (Estados Unidos y Canadá) y no sólo en materia salarial sino en lo que se refiere a horarios, trato digno y respeto profesional. De ahí que los congresistas norteamericanos insistieran en una reforma laboral de fondo.

Y si esto es grave en empresas privadas lo es aún más en oficinas gubernamentales, pues se trata de una administración que se ha comprometido con la clase trabajadora. Por eso es preocupante lo que se comenta que sucede en Seneam.

Por cierto, José Luis Elías, de la Coordinación Financiera, nos escribió para decirnos que “él solito” se puso a disposición de personal, pues así “le conviene”. Te entendemos, José Elías y sentimos haberte expuesto a posibles represalias.  Por ello, en el futuro procuraremos guardar en confidencialidad los nombres de quienes se están viendo afectados por el acoso laboral en ese organismo, hasta el momento más de una docena, a quienes preservaremos la identidad.

Quien actualmente ocupa la silla del director en ese organismo, el Sr. Hernandez, quien se ha negadoa dar información sobre el tema, dijo en otro contexto que lo aquí se comentó la semana pasada eran “mentiras” y estuvieron pagadas. Evidentemente, asume que hay a quien se le paga por decir mentiras, como a él, suponemos, parece constarle aunque lo hace a trasmano.

Al respecto reiteramos que desde hace más de 25 años esta columna se ha caracterizado por dar voz a los trabajadores de la aviación en sus demandas y problemas. El único pago que hemos recibido por ello es la satisfacción de hacer explícitos abusos  e injusticias y así abonar a la solución de conflictos, además de recibir el cariño y la confianza de muchos trabajadores, como ha sido claro por parte de pilotos, sobrecargos, personal de tierra y confianza de aerolíneas, como Mexicana, Aviacsa, Interjet, Taesa y tantas otras, o bien, de organismos como el propio Seneam y otras dependencias, a lo largo de un cuarto de siglo.

Y seguiremos haciendo esto porque creemos en que todo lo oculto debe salir a la luz. Esa es la labor de quienes escribimos.

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables, resarcirle a los trabajadores su patrimonio y dejar de culparlos por el quebranto. E-mail: raviles0829@gmail.com; twitter: @charoaviles

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas