.

viernes, 20 de marzo de 2020

Despegues y Aterrizajes / La aviación en la crisis


Rosario Avilés

Desde que el 11 de septiembre de 2001 un par de aviones fueron utilizados para derribar las Torres Gemelas de Nueva York y otros dos se direccionaron a otros blancos, fue evidente que se estaba viviendo un nuevo ciclo, donde la aviación ya es un protagonista de primera línea en la economía mundial y cualquier evento que afecta a aquélla, sin duda le pegará a ésta. Y así es ahora, con la pandemia del Coronavirus que se extiende por el mundo.

Desde fines de enero y hasta el momento, miles de vuelos han sido cancelados debido a las restricciones de viaje derivadas de este virus surgido en China Continental pero que -pese a la cuarentena en la que entró el país asiático- se ha ido propagando a mayor velocidad cada vez, primero en Corea e Irán y luego en Italia, para de ahí saltar al resto del mundo.

Aunque las pérdidas económicas aún no se han cuantificado en toda su magnitud, debido a que el monto que la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) -que calculó 113 mil millones de dólares- fue hecho antes de que EU cerrara su espacio para los vuelos de Europa, antes de que la mayoría de los países impusieran serias restricciones a la llegada de aeronaves y antes aún de que el grueso de las aerolíneas europeas redujera hasta en 75% sus operaciones. De modo que las pérdidas podrían llegar a billones.

Las consecuencias del virus están siendo muy duras para las actividades económicas, ya que la mejor manera de evitar los contagios es entrar en cuarentena, así sea sólo como medida preventiva. El asunto es que ni siquiera es posible medir la magnitud de la crisis financiera que ya está ocurriendo, ni la fecha en que podrían normalizarse todas las actividades públicas.

No obstante, la propia IATA acaba de hacer un llamado a los gobiernos para que utilicen a la carga aérea como una parte fundamental de la lucha contra el Covid-19, con el fin de que los vuelos cargueros no sean restringidos, pues gracias a ellos es posible transportar medicinas, equipos médicos y demás.

Añadiríamos que también es esencial para evitar el desabasto de múltiples mercancías que se transportan de uno a otro lado del mundo, para que la vida productiva no se paralice del todo. Además, en el caso del transporte aéreo, hay muchas más garantías de que se adopten medidas estandarizadas de sanidad para evitar que el Covid-19 siga propagándose en todos los territorios.

Felizmente, también la tecnología avanza y aunque por el momento no se está utilizando en todas sus capacidades, sí es previsible que en el futuro las aplicaciones de identificación biométrica y de dispositivos, por ejemplo, ayuden a prevenir la diseminación de virus a través de examinar registros de temperaturas y otros signos que ayuden a prepararnos mejor ante estas eventualidades. Esto sí que urge.

Lo oí en 123.45: El Frente por la Defensa de la Aviación Nacional (FDAN) envió una carta a Seneam para que cese el acoso laboral. Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables, resarcirle a los trabajadores su patrimonio y dejar de culparlos por el quebranto. E-mail: raviles0829@gmail.com; twitter: @charoaviles

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas