.

lunes, 9 de marzo de 2020

Comentario a Tiempo / Concierto, marcha y paro

Teodoro Rentería Arróyave*

A todas las mujeres sin excepción alguna, nuestro respeto y pleitesía, hoy y siempre.

En 1975 la Organización de las Naciones Unidas, ONU, declaró el 8 de marzo como el “Día Internacional de la Mujer”, lo que tenemos que saber al respecto, y sobre todo para que los misóginos lo aprendan, lo cavilen y lo asimilen para el deseado cambio, fue por la lucha de las mujeres rusas que se manifestaron en contra de la Primera Guerra Mundial, no por ellas mismas sino por los miles de hombres que perdían la vida en esa, como todas, insensata conflagración.

Desde luego hubo otros antecedentes que sería prolijo enumerar. Gracias a la colega académica, maestra Alicia Albornoz Bueno, que acuciosa descubrió la historia que nos ocupa en una estupenda crónica del diario de Guayaquil. “El Universo”.

Si nos referimos al antecedente más remoto, nos ilustra el periódico ecuatoriano, en 1913 las mujeres ya protestaban por el derecho a votar en Estados Unidos. En este contexto, los historiadores coinciden en destacar como antesala directa del “Día Internacional de la Mujer” la marcha de mujeres que se vivió en Nueva York en 1908, cuando unas 15.000 se manifestaron para pedir menos horas de trabajo, mejores salarios y derecho a votar.

Un año después de ello, el Partido Socialista de América declara el “Día Nacional de la Mujer”, que se celebra por primera vez en Estados Unidos el 28 de febrero. En ese contexto, irrumpe en escena una mujer que pasaría a la historia como la impulsora del “Día de la Mujer Internacional”: la comunista alemana Clara Zetkin.

“La conmemoración –también-, sirve de protesta contra la I Guerra Mundial”, recuerda la ONU. Ahí se encuentra el meollo de por qué se acabó eligiendo la fecha del 8 de marzo.

El organismo mundial destaca la importancia de los acontecimientos que se vivieron en Rusia, en medio de las protestas contra la Gran Guerra… En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la Primera Guerra Mundial, las mujeres rusas celebraron su primer “Día Internacional de la Mujer” el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.

En 1917, y como reacción a los millones de soldados rusos muertos, las mujeres de ese país vuelven a salir a las calles el último domingo de febrero, bajo el lema “Pan y Paz", protestan contra la guerra que desembocó en la Revolución y marcó la fecha del “Día Internacional de la Mujer”.

Los trabajadores de la metalúrgica se unieron a la protesta de las mujeres, pese a que los Bolcheviques veían la movilización de las féminas como precipitada.

El 25 de febrero, dos días después de que comenzara la insurrección de las mujeres en el “Día Internacional de la Mujer”, ‘el zar ordenó disparar si fuera necesario para acabar con la revolución de las mujeres, explica la historiadora estadounidense Temma Kaplan, en ‘On the Socialist Origins of International Women's Day’ -‘Sobre los orígenes socialistas del Día Internacional de la Mujer’-.

La medida del zar fracasó y en su lugar comenzó ‘la Revolución de Febrero’, que acabó con la abdicación del zar Nicolás II en el mes de marzo.

El éxito de las mujeres rusas se consagró poco después: el gobierno provisional que se formó tras la retirada del zar les reconoció el derecho al voto.

La fecha en la que comenzó esa huelga de las mujeres rusas en el calendario juliano, entonces el de referencia en Rusia, fue el domingo 23 de febrero. Ese mismo día en el calendario gregoriano fue el 8 de marzo, y esa es la fecha en que se celebra ahora. Por eso mismo las mujeres de todo el mundo siguen reclamando igualdad a diario y luchando contra la violencia contra la mujer.

Bienvenidas sus luchas, sus protestas, como el concierto del Zócalo, sus marchas y su paro nacional. Que sean por siempre, hasta que se logren sus propósitos: igualdad plena y respeto a su integridad. “Ni un feminicidio más”.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana, Doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org y el portal www.libertas.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas