.

martes, 11 de febrero de 2020

Enfoque Global / Xi Jinping acorralado por el virus de Wuhan

José Luis Ortiz Santillán

Los medios internacionales están llenos de titulares sobre el coronavirus, por lo que valdría la pena estar más atentos a esta amenaza y no desestimar sus efectos en la población en México. Por ahora, el mercado de mariscos en Wuhan, en la ciudad de China donde apareció el coronavirus, se volvió famoso, pero no por vender carnes exóticas como gusanos de maguey, chinicuiles, carne de lagarto o de iguana, como lo hacen los comerciantes en el mercado prehispánico de San Juan en la ciudad de México, sino por vender animales salvajes y exóticos que forman parte de la cocina china, además de perros, en un ambiente despiadado e inhumano, donde poco les importaban las condiciones de higiene y el respecto a las leyes que rigen el comercio en China; lo que a la larga provocó el surgimiento del coronavirus.

Hoy lamentablemente, gracias a este nuevo virus, numerosas empresas y fábricas han cerrado o las autoridades chinas han prohibido que realicen sus labores cotidianas. Sólo recordemos como en el 2009 en México, muchos de nosotros debimos trabajar desde la casa por algunos días y las medidas para evitar la contaminación de la influenza, trastornaron la vida de muchos hasta el día de hoy, al evitar tocar los tubos del metro de la ciudad, las puertas o las llaves del agua de los baños públicos, saludar de mano o de beso a los amigos y compañeros de trabajo.

Pese a los intentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por minimizar los efectos del coronavirus y evitar un caos mundial, lo cierto es que la epidemia del coronavirus ya ha matado a más de 900 personas Wuhan y se extiende a las provincias chinas de manera vertiginosa; mientas que, en Europa y América, poco a poco, van detectándose los casos; incluido México, donde se ha confirmado la existencia de un caso.

Los reportes señalan que, en Beijing los pasajeros en el metro han disminuido. Mientras en las principales ciudades el gobierno ha invitado a las empresas a reducir sus actividades, a evitar reuniones y viajes, tanto a empresas locales como multinacionales como Danone, DHL, Toyota , Volkswagen, VMW, Apple, entre otras. La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Shanghái, informó que el 60% de las empresas encuestadas habían planeado la realización de trabajos a través de la web y videoconferencias, al menos hasta el 1 de marzo; mientras que, si se detecta un caso en una empresa o fábrica, ésta debe cerrar inmediatamente para ser desinfectada, debido a que los riesgos de infección son muy altos.

Por ahora, el gobierno chino no sólo ha construido un hospital en tiempo récord, sino que ha destinado más de 43 mil millones de dólares para hacer frente a una epidemia que ha obligado a cerrar a fábricas y empresas, en buena medida por la falta de trabajadores, los cuales están intentando regresar paulatinamente a sus hogares en medio de los controles instalados en autopistas, medios pluviales y aéreos; debido a millones de chinos se quedaron confinados en su provincia de origen a donde fueron a pasar el año nuevo chino y ahora enfrentan la prohibición de regresar a sus hogares.

Las cifras de muertos van en aumento en China, donde hasta hoy se contabilizan ya 908 muertes y 40 mil 171 personas infectadas con el coronavirus. Pero a pesar del tratamiento de la información por la OMS y los gobiernos de los países, la epidemia continúa extendiéndose por el mundo; mientras los expertos de la OMS realizan trabajos de investigación en Beijing desde este domingo.

El gobierno de Xi Jinping enfrenta un enorme reto frente a la expansión del coronavirus y sus efectos sobre la economía china. Aunque nadie sabe cual será el desenlace final de esta epidemia, por ahora, la información disponible señala que, los precios al consumidor aumentaron 5.4%, según la Oficina Nacional de Estadísticas, lo cual establece un récord en relación a 2011; pues las medias adoptadas por el gobierno chino, ha paralizado el flujo de personas, de mercancías y alimentos, el trafico terrestre y aéreo, fundamentalmente; afectando el comercio y la realización de negocios; mientras que, al margen de la OMS, se señala que a epidemia del nuevo coronavirus es mucho más mortal que lo previsto.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas