.

miércoles, 15 de enero de 2020

Rescatar la chatarra por el sur de Veracruz

Yamiri Rodríguez Madrid

Hace unos días, el Gobierno Federal dio a conocer que finalmente pondrá a trabajar la planta de Agronitrogenados, así como a Fertinal, a pesar de que estas se convirtieron en símbolos de la corrupción de un sexenio.

Más allá de los dimes y diretes, hay dos vertientes interesantes en la intención. La primera es que, sin duda, representará una buena noticia para los municipios del sur de Veracruz, azotados desde hace ya bastante tiempo por la crisis de seguridad, pero también por la económica.

Si realmente se logra volver a poner en pie la chatarra, significará la generación de empleos, derrama económica y, tal vez así, se pueda poner en marcha un verdadero operativo de seguridad que le cierre el paso a la delincuencia que ahí enraizó.

Grupo Fertinal era uno de los principales productores de fertilizantes, principalmente fosfatados, llevando sus productos a varias regiones del mundo, como Centro y Sudamérica, Europa, Australia, Asia y Estados Unidos de América. Fertinal también incursionó en el ramo industrial químico, siendo líder en la producción y comercialización de productos nitrogenados y otros productos industriales, desde su complejo industrial ubicado en Lázaro Cárdenas, Michoacán.

La Planta Procesadora de Agronitrogenados, ubicada en el municipio de Coatzacoalcos, en el sur de Veracruz, está compuesta a su vez por las plantas de proceso Urea I, Urea II y Servicios Auxiliares y de las Plantas de Proagroindustria. Según Grupo Cobra, se requieren hacer trabajos en dos emplazamientos, una estación de compresión de CO2 con 2 trenes de turbocompresores y sus servicios auxiliares, y el complejo principal a 28 kilómetros de distancia fertilizantes donde se encuentran las dos plantas de producción de Urea y la planta de servicios auxiliares.

Eso nos lleva a la segunda vertiente: cómo harán posible el volver a hacer funcionales las factorías y, sobre todo, cuántos millones de pesos habrá de costar y cuánto tiempo habrá de demorar, por lo que hacerse ilusiones de que su puesta en marcha será la solución a uno de los tantos problemas de Veracruz, está de más.

Ojalá y estemos equivocado y su operación sea de nueva cuenta una realidad y una opción de progreso para las familias veracruzanas.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas