.

lunes, 16 de diciembre de 2019

Universidades Benito Juárez y la mutación de la educación en Veracruz

Yamiri Rodríguez Madrid

La creación de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García, a lo largo y ancho del país, fue uno de los principales compromisos de campaña del hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, ha pasado ya más de un año, desde que entró en funciones y, por lo menos en Veracruz, no se ha visto acción alguna para que este mecanismo educativo funcione.

Si bien es cierto que la oferta en educación superior que tenemos en el estado es insuficiente, también es cierto lo que muchos opinan: que más que crear nuevas universidades, es necesario fortalecer las que ya tenemos.

De ahí la preocupación de un grupo de académicos de que muchas de nuestras instituciones educativas, como El Colegio de Veracruz (Colver) o el Instituto de Administración Pública (IAP), traídas al estado en el alemanismo, puedan mutar en universidades Benito Juárez ante la necesidad de cumplir la promesa.

En su página de Internet, está ya abierta la convocatoria para el ciclo escolar 2020, para arrancar el 10 de febrero o bien el 31 de agosto de 2020, con carreras en rubros como el Desarrollo Sustentable, la Energía, Patrimonio Histórico Cultural y Natural, Estudios Sociales y Salud, pero en Veracruz físicamente son inexistentes.

Aun así, se ofertan las carreras de Ingeniería en Desarrollo Regional Sustentable en los campus de Huayacocotla, en el norte, y en Jáltipan, en el sur; Ingeniería Química de la Industria Petrolera, en Coatzacoalcos, Ingeniería y Administración de la Industria Petrolera Minatitlán; Ingeniería en Procesos Petroleros en Poza Rica e Ingeniería en Energías Renovables en Río Blanco, en la zona centro de la entidad. En Atlahuilco arrancará Formación Docente en Educación Básica: patrimonio histórico y cultural de México, mientras que en Playa Vicente será Música y Laudería.

Lo cierto es que el año pasado abordamos este mismo tema sin que se sepa si por lo menos alguien intentó matricularse, si se contrataron docentes o dónde se daban las clases. El periodo de inscripción está a punto de culminar y tampoco se escucha que al menos en el estado se le hubiese hecho difusión. De ahí el temor fundado de que las instituciones de años terminen por tener un cambio de nombre, de directiva y de esencia.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas