.

viernes, 13 de diciembre de 2019

Dobleces / Ortiz en la mira

Israel Mendoza Pérez
@imendozape

Si bien se esperan una serie de ajustes al gabinete legal y ampliado de la Cuarta Transformación, el director del Fonacot, Alberto Ortiz Bolaños, es uno de los que se encuentran en la lista negra. La secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde no está dispuesta a solaparle más pifias, pues a final de cuentas ella es quien tiene que dar la cara ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, por los errores de Ortiz.

A mediados de este año la honestidad y conocimientos del funcionario comenzaron a ser cuestionados por la opinión pública cuando decidió echar a andar el Fondo de Protección de Pagos sin la aprobación de su Consejo Directivo. En ese momento, comenzaron las tensiones de Ortiz Bolaños y la secretaria Alcalde.

Y todo derivó en un expediente interno del instituto en el que han llegado diversas denuncias hasta la Secretaría de la Función Pública (SFP), donde el equipo de Irma Eréndira Sandoval inició las indagaciones para conocer bajo qué sustentos legales se actuó de manera unilateral y quienes eran los servidores involucrados.

Las dudas por dicho Fondo han permanecido a flor de piel, hecho que se reflejó hace dos semanas en la última sesión del año de su Consejo, donde Ortiz Bolaños fue ampliamente cuestionado de nueva cuenta por los sectores obrero y patronal, pero ya sin el espaldarazo de Alcalde Luján, quien se ausentó a solo una hora de haber llegado. Esa fue la señal de que ella no está dispuesta a meter las manos por un personaje que arrastra problemas.

En la reunión destacó que tanto el sector obrero como el patronal se mostraron en desacuerdo con el Fondo, ya que en breve podría quedarse sin recursos suficientes y dejar desamparados a miles de trabajadores en caso de desempleo, invalidez o fallecimiento, predicción que se antoja posible al tomar en cuenta que debe operar mediante cuentas individualizadas por lo que las aportaciones de los acreditados no alcanzarían para cubrirlos en caso de algún siniestro.

Y en lo que apenas salía de una cuando Ortiz Bolaños volvió a meter el "choclo" cuando trató de hacer una costosa fiesta de fin de año disfrazándola de “Informe de Resultados 2019”, pues al ser detectada por la 4T todo se echó para atrás, incluidos los servicios de catering, salón, vuelos y viáticos de los directores regionales.

No obstante, los recargos por la precipitada cancelación se antojan bastante altos, motivo por el que hasta las oficinas de Francisco Javier Acuña en el INAI llegó una solicitud para conocer cuánto le costó a la nación el “chistecito” de Ortiz Bolaños.

Su participación en el interior del gabinete pende de un hilo, ya que su presencia ha traido más negativos que positivos y ahora se sabe que al conocer que el Fonacot habría dejado de colocar casi 500 millones de pesos durante la semana en que las autoridades del Instituto decidieron apagar todos los sistemas debido a un supuesto hackeo que no pudo ser resulto a la brevedad. Las pérdidas económicas no fueron las únicas, ya que cientos de usuarios se quejaron en redes sociales de no ser informados oportunamente, ya que Ortiz Bolaños únicamente se preocupó por notificar a sus colaboradores, situación que creó incertidumbre generalizada en un gobierno que se ha jactado de entregar todos los pormenores sobre su gestión y la calificación en aciertos es cero.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas