.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Enfoque Global / Trump en el banquillo de los acusados

José Luis Ortiz Santillán

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha desafiado a los ciudadanos, a la comunidad internacional y a las instituciones multilaterales en el mundo. Hoy el presidente estadounidense está en la curda floja y esta vez frente a un verdadero problema frente a sus aspiraciones presidenciales de relegirse; pues se ha iniciado oficialmente el procedimiento de juicio político en su contra.

No hay escapatoria, no se trata sólo de los demócratas, no, incluso los republicanos han apoyado el procedimiento legislativo en su contra. La Cámara de Representantes ha adoptado finalmente una resolución que establece las reglas de procedimiento; el texto propuesto fue votado por una gran mayoría, 232 votos a favor y 196 en contra, suficientes para abrir el juicio político en su contra; insólitamente, 2 demócratas votaron en contra de la resolución, en tanto que ningún republicano la apoyó.

Los medios indican que los demócratas no estaban obligados a votar, pues la ley estadounidense y las normas de la Cámara dicen que el proceso puede llevarse a cabo incluso sin él. Los republicanos, sin embargo, desafiaron este punto, basándose en procedimientos de destitución previos, incluido el realizado contra el expresidente Bill Clinton, que había comenzado con una resolución de la Cámara, pero al final no hubo forma de postergar lo inevitable y estratégicamente planeado por los demócratas, contra un presidente que ha cometido muchos errores en sus ambiciosas aspiraciones de gobernar el mundo.

La historia de este folletón contra el presidente Trump indica que los demócratas y su líder en la Cámara, Nancy Pelosi, se negaron inicialmente porque querían actuar rápidamente, pro terminaron cediendo a la transparencia y razones estratégicas. La resolución final les permitirá celebrar audiencias públicas, que hasta ahora se han llevado a cabo a puerta cerrada y, seguramente, les dará muchos votos en las próximas elecciones, al poner al descubierto la verdadera esencia de un presidente estadounidense sin escrúpulos; lo cual será una forma de demostrar su unidad como partido, aun cuando no todos estén convencidos de la utilidad de un procedimiento de juicio político contra el mandatario.

Nancy Pelosi dijo antes de la votación: “Es un día triste porque nadie debería ir al Congreso para destituir al presidente de los Estados Unidos… Nada puede hacer más daño a Donald Trump que los procedimientos de juicio político…”, como una manera de justificar un golpe directo al corazón de un hombre que ha hecho todo por llegar al poder. Ahora la resolución debe permitir a los republicanos acceder al archivo y organizar su defensa; mientras que los abogados de la Casa Blanca podrán asistir a audiencias y solicitar la audiencia de testigos, todo un circo que puede llevar varias semanas y manchar las aspiraciones presidenciales del presidente Trump.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas