.

lunes, 25 de noviembre de 2019

Concatenaciones / Alertas y resistencias

Fernando Irala

Luego de casi un año de resistencia de las autoridades federales y de la ciudad de México para acceder a la demanda de organizaciones civiles y feministas, en forma súbita la jefa de Gobierno optó por hacer una declaratoria de alerta de género por violencia contra las mujeres.

El decreto debe estar publicado hoy de manera oficial, aunque fue anunciado desde el fin de la semana anterior, con la elegancia de una iniciativa propia, y no como resultado de la exigencia y la presión social.

Pero no fue así.

En realidad, hace más de dos años que diversas organizaciones demandaron la declaratoria, en los términos previstos por la ley respectiva.

Cumplidos todos los plazos, y ante la negativa del gobierno federal para formular la alerta, el tema se trasladó al Poder Judicial, cuya sentencia que declaró su procedencia fue a su vez impugnada.

Ahora, estamos ante la singularidad de que la medida exigida y rechazada, es adoptada por la autoridad que simplemente pudo ejecutarla hace unos meses, obedeciendo lo ordenado por un juez.

No lo hizo entonces, y el anuncio de hace unos días parece una forma de fugarse hacia adelante, para intentar borrar el antecedente de haber resistido a una decisión judicial, y adelantarse a una segunda sentencia que no tardaría en producirse.

De hecho, podría ocurrir el absurdo de que a la alerta de género ya decretada, se sume la condena proveniente del juicio en curso, y lo que ésta determine.

Mientras las escaramuzas judiciales y las estrategias políticas se desarrollan, la violencia en la capital de la República es mayor que nunca, y a lo largo de un año la violencia contra las mujeres y la cifra de feminicidios no ceja.

Ya sabemos, desde luego, que en la actualidad nuestros gobernantes tienen otros datos.
Ahora, además, tienen otra alerta. No la prevista por la ley y la que determinará el poder judicial, sino una que se inventó y se sacó de la chistera nuestra jefa de Gobierno.

Este lunes, por cierto, se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Es probable que la proximidad de la efeméride haya precipitado el curioso viraje que a todos sorprendió.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas