.

miércoles, 2 de octubre de 2019

Enfoque Global / Stiglitz apuesta por instaurar la socialdemocracia en los Estados Unidos

José Luis Ortiz Santillán

El premio nobel de economía Joseph Stiglitz, en su último libro titulado: “Gente, poder y ganancias”, defiende un modelo de capitalismo progresivo que lucha contra los monopolios y devuelve el poder a los empleados, definiéndose como un liberal que apuesta por los demócratas estadounidenses en las próximas elecciones, frente a un presidente republicano que pretende llevar al pasado al capitalismo, a la era de las barreras arancelarias y el aislamiento de las economías nacionales detrás de sus muros de aranceles y cuotas a las importaciones.

El desarrollo actual del capitalismo ha conducido a profundizar la desigualdad social en todo el mundo, concentrando la riqueza en unas cuantas manos. El Premio Nobel de Economía en 2001, tiene claro que la concentración del 20% de la riqueza en el 1% de los estadounidenses, ha conducido a un aumento de la desigualdad; él ha señalado en una reciente entrevista que “El poder de mercado de algunas grandes empresas estadounidenses conduce a un aumento de la desigualdad, lo que permite a los más ricos ejercer presión política. De este modo, pueden obtener el voto de las leyes que les son favorables, que benefician el capitalismo de los rentistas en lugar de la creación de riqueza para todo el país.”, con lo cual podrían estar poniendo en peligro para la democracia, sin duda alguna.

El Dr. Joseph Stiglitz propone refundar el capitalismo; tal como en 2008 más de un líder europeo lo hizo entonces, durante la crisis de los créditos basura: “Subprime”. El premio nobel propone “un nuevo contrato social, con nuevos vínculos entre el mercado, el Estado y la sociedad civil.”; al respecto, el Dr Stiglitz ha planteado que “El mercado es una parte importante de la ecuación, pero no se trata de un capitalismo sin obstáculos donde se cree que los mercados resuelven todos los problemas y el Estado es el problema.”, precisa.

El premio nobel de economía afirma que el capitalismo de la globalización se caracteriza por la profundización de la desigualdad. Stiglitz señala que “este capitalismo ha engendrado un fuerte crecimiento de las desigualdades, una disminución de la vida útil, desastres ecológicos; todos esos son los síntomas de algo que no funciona bien.” Por lo que señala que, de lo que él habla “no es muy diferente de la socialdemocracia europea... y no es difícil de implementar.”, pues sólo “Es necesario reducir el exceso de poder de los monopolios, dar un poder de negociación a los empleados, acelerar las reformas del gobierno corporativo.”, precisa.

De aquí que el Dr. Joseph Stiglitz, afirme que “si los demócratas ganan la Casa Blanca, la Cámara y el Senado,” sólo les tomaría dos años implementar las medidas para cambiar el rostro del capitalismo actual. Él precisa que debemos tener en cuenta “que el debate está cambiando muy rápidamente en los Estados Unidos.”, por lo que reformar la economía de mercado podría conducir a desarrollar un nuevo concepto, el de: “capitalismo progresista”; nada nuevo, se trata de un capitalismo socialdemócrata que ha permitido a países como Suecia convertirse en una potencia económica y cultural, uno de los países con mayor bienestar social.

El Dr. Joseph Stiglitz señala que si bien Elizabeth Warren está considerando un impuesto del 2% sobre herencias superiores a 50 millones de dólares; mientras que Thomas Piketty ofrece un impuesto más alto, él apoya la primera de las propuestas, pues en su opinión “una tasa impositiva moderada evitará que los multimillonarios pasen demasiado tiempo tratando de evitar pagar este impuesto.
Hombres como Jeff Bezos o Bill Gates quieren crear negocios poderosos que dominen a otros.”; por lo que sí se les “dice a estas dos personas que no tendrán 100 mil millones de dólares sino 20 mil millones de dólares,” estarán dispuestos a aportar ese dinero, pues en el mercado tratan de ser los primeros y como hombres, siempre están dispuestos a dar algo de su dinero.

En la entrevista, Joseph Stiglitz señala que “debemos ir más allá de la economía, incluso si sigue siendo importante. Polonia, por ejemplo, ha causado muchos males a los europeos, especialmente con sus elecciones políticas. De todos los países de Europa del Este, es el único que tiene un verdadero éxito económico. Pero a pesar de que el país está bien, todavía hay focos de personas bajo tensión. La ironía es que los líderes políticos encuentran chivos expiatorios, como el comercio internacional y los migrantes. Por extraño que parezca, estos son los lugares donde los inmigrantes son más temidos de que no haya ninguno. El verdadero problema no es la inmigración sino la emigración. Es la despoblación la que ha causado este miedo. Esto causa desorganización social”, afirma el premio nobel de economía.

Cuándo le preguntan si él ¿Crees que la situación económica de 2019 se parece a la de 2008? el Dr. Stiglitz afirma que “No hay duda de que la economía mundial se está desacelerando. Pero en 2008, tuvimos un gran problema en los cientos de miles de millones de dólares: el sector financiero. Hoy, tenemos una multitud de problemas diferentes, menos propensos a causar una crisis. China debe hacer su transición económica de una industria basada en la exportación a servicios que dependerán de la demanda interna. Europa tiene un problema con el euro que ha llevado a la austeridad fiscal cuando era inútil. En pocas palabras, el problema de Europa es Alemania y su concepción de la política económica. Estados Unidos tiene un problema: Trump. Dame un país con desigualdades tan altas que decida reducir los impuestos para los multimillonarios, lo que elimina el seguro de salud de millones de ciudadanos, donde las personas se disparan entre sí, pero se niegan a controlar las armas. fuego. A esto se suma la guerra comercial, las tensiones en Cachemira, las de Irán. Nada de esto habría sucedido con un gobierno estadounidense más estable. Trump les da a los autócratas el derecho de hacer lo que quieran.” Puntualiza, afirmando que “la política económica de Trump es realmente mala.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas