.

miércoles, 23 de octubre de 2019

Bárbara Wetzel, veracruzana ejemplo

Yamiri Rodríguez Madrid

Esta semana, en Palacio Nacional, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador entregó el Premio Nacional de la Juventud, en sus 19 categorías, a quienes se destacan por su ejemplo y aportación en diversas áreas del país; entre los 34 galardonados estuvo una veracruzana: María Bárbara Wetzel Aguilar. De las mil 569 candidaturas que este año recibió la Presidencia, la gimnasta, oriunda de Coatzacoalcos, fue una de los personajes reconocidos, en Discapacidad e Integración.

Al momento de recibir el galardón, de manos del Ejecutivo Nacional, se proyectó un breve video donde se explica la razón por la cual era merecedora de este premio: Desde los 11 años fui campeona mundial de gimnasia artística femenina con síndrome de Down. Me hace feliz que me apoyen porque somos capaces de hacerlo todo.

Luego de la ceremonia, en sus redes sociales publicó un breve, pero emotivo mensaje: “Crear un proyecto que te guste y beneficie a todos y trabajar con el corazón, es lo que necesitas para participar. ¡Vamos! ¡Si yo puedo, tú puedes!”.

Bibi, como de cariño le dicen sus amigos, tiene solo 15 años, pero ha hecho una importante carrera deportiva: ha sido campeona de gimnasia artística desde los 11 años y medallista de oro en los primeros juegos trisómicos, celebrados en Florencia, Italia.  También fue campeona mundial absoluta en Bochum, Alemania.  Y, junto a una agitada vida deportiva, se da el tiempo para ser promotora y activista de los Derechos Humanos de las juventudes con discapacidad aquí, en nuestro estado.

Y como si todo lo anterior no bastase, a Bibi le apasionan las matemáticas, el álgebra, por lo que ejemplos como el de ella nos deben empujar a todos, sin importar edades, a hacer un cambio de mentalidad, a iniciar por nosotros mismos para poder transformar nuestra calle y luego la colonia, pues vivimos aferrados a la idea de que son los gobernantes quienes vendrán a mejorarnos la vida, pero nosotros mismos no damos un solo paso.

El Premio que recibió Bibi es más que merecido y es una luz al final del túnel que nos indica que aún hay esperanza de que las cosas cambien para bien en nuestro estado.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas