.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Dobleces / Aguas con el pipero

 Israel Mendoza Pérez
@imendozape

Convertido en un liderazgo político gracias a la serie de negocios que monopoliza y le dan soporte financiero, Jafet Manuel Saínz Villarreal, director de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (DAPAS) de Cuautitlán México, tiene un conflicto de intereses que empañan y rayan en actos inmorales al gobierno del alcalde morenista Mario Ariel Juárez Rodríguez.

En contra de los principios de honestidad y de cero negocios al amparo del poder que promueve Morena, la dupla Jafet-Ariel encontraron la forma de hacer mancuerna. Cuando el dirigente pipero Jafet Saínz pudo meter sus intereses económicos en la estructura de gobierno la relación se distorsionó y los objetivos de un buen servidor público se pervirtieron. El hecho de movilizar a cientos de piperos y después convertirse en funcionario que tiene que ver con agua potable es más que perturbadora su presencia en ese cargo.

No es un secreto que sus negocios emergieron de la Alianza de Autotransportistas y Comerciantes Metropolitanos (ACME). Su ingreso a las filas de la política se las debe a que perteneció a los amigos más cercanos Axel García, ex presidente municipal de Cuautitlán Izcalli emanado de las filas del PRI.

Ahora es el momento de Jafet Sainz. Logró una posición en la que puede moverse tanto en la administración pública como en el cuidado de los negocios que le abrieron paso a las grandes ligas de la política local en el municipio de Cuautitlán.

Ya con su nombramiento y el choque de intereses a flor de piel, sus operadores comenzaron —recientemente— a desligar a las pipas que controlaba al tratar de quitar su nombre, incluso cambiaron el diseño de identidad de algunas de ellas para maquillar su presencia. Pero no es secreto que ese es su negocio.

Además de transportistas, la ACME recientemente afilió a los llamados "dulceros" y con ellos también utiliza el mismo modus operandi tener un grupo al cual pueda incrustar en sectores como el de los transportistas para que vendan sus productos y con ello acarrear dividendos para sus proyectos político-personales.

Desde su ingreso como funcionario a la DAPAS los problemas por el abasto en colonias donde por décadas no hubo problemas ahora son latentes. En la actualidad se tiene una crisis de descontento porque con la justificación de reparación de bombas y tuberías ha dejado sin agua potable a diferentes colonias del municipio. Parece una mala mala jugada del destino para los ciudadanos y un beneficio para el ex líder de piperos.

La desinformación por parte de las autoridades exhibe la incapacidad de Jafet Saínz y Ariel Juárez, ya que las pipas de la ACME circulan las calles de Cuautitlán llevando agua potable a algunos establecimientos en plazas comerciales. Esa es la razón por la que se revientan los principios de Morena con dos funcionarios que encuentran esa fragilidad de los discursos y la realidad.

De esta manera, el cículo se cierra cuando está en manos de un empresario-político un tema tan sensible como el acceso al agua.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas