.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Comentando / Verborrea, grandilocuencia, con nulos resultados de la T4a

* La educación básica en manos de Lutero

Luis Repper Jaramillo*
lrepperjaramillo@yahoo.com

Las inconsistencias, los pagos de facturas (estas sí, no apócrifas), el entreguismo, la simulación, las ineficiencias, mentiras de la Transformación de 4ª, una a una se hacen públicas, evidentes; traicionan la confianza, incluso de los 30 millones de crédulos que cruzaron el 1 de julio la boleta a favor de Morena y su mesías López Obrador.

El fin se logró. Ganar por ganar aunque se tenga un IQ limitado, insignificante, escaso de su máxima figura, el eterno contestatario, incapaz, irresponsable, que ante su incapacidad  sigue culpando al pasado, por no saber gobernar, equivocarse, no responder a las promesas de campaña, por la sencilla razón de que jamás planeó cómo actuar si ganaba la presidencia del país. Hoy, 10 meses después muestra ser un gobierno atemorizado, entreguista, populachero, mentiroso, ocurrente, reaccionario, inconsistente.

“Por sus hechos, los conoceréis” es una alusión bíblica lanzada por Jesús, que nos da el criterio que ayuda a distinguir entre el verdadero y el falso profeta (ya saben quién), cuya realidad evidencia que las obras, los hechos, las actuaciones concretas son la respuesta al compromiso.

La idea excluye las palabras grandilocuentes, la figura que atrae, la verborrea o la apariencia deslumbrante. El criterio de verificación son las obras, sostuvo Jesús ante sus discípulos.

Traducido al colectivo popular, Andrés Manuel durante 18 años se movió en este sentido, por algo lo llamaron el Mesías. Su palabra destructiva, acusatoria, contestataria, mentirosa, endiablada acumuló durante 3 lustros idolatrías, fanatismo, chairismo, veneración, endiosamiento, pues para ganar la presidencia de México, uso la verborrea para destruir, acusar, denostar, enfrentar con sus huestes a lo establecido por priistas y panistas, yéndose por la fácil: prometer, ofertar, dar lo que los “otros” no habían entregado al país.

Su verborrea lo llevó a comprometerse a bajar los precios de las gasolinas, diésel, gas, electricidad. No lo ha hecho. Por el contrario éstos aumentan constantemente. Terminar con la corrupción (hoy el responsable de la CFE, Manuel Bartlet, es muestra de deslealtad, enriquecimiento ilícito, falsedad en declaración patrimonial, etc. Su Canciller –jajajaja- Marcelo Ebrard, sumido en la boñiga por el fraude de más de 12 mil millones de pesos a las obras de la Línea 12 del Metro, de la CDMX. Otro indeseable, convertido en Senador –por Morena- Napoleón Gómez Urrutia, acusado y comprobado defraudador al Sindicato de Mineros (como líder) por más de 50 millones de dólares, sacados del país y llevados a Canadá… Jaime Bonilla, gobernador electo de Baja California –de Morena- compró la conciencia (1 millón de dólares a cada uno) de diputados locales del PAN, PRI y magistrados del Instituto Electoral de BC, para prolongar de 2 a 5 años su mandato, cuando los bajacalifornianos votaron por un periodo de años… Fueron engañados).

¿Así que acabar con la corrupción? FALSO.

El crítico más severo, contundente, contumaz, grotesco y grosero de Enrique Peña Nieto, El Peje, ofertó que el primer acto de autoridad una vez en el poder sería meter a la cárcel al exmandatario priistas por corrupción (Casa Blanca, de las Lomas de Chapultepec). Pero en el proceso de transición sexenal, ambos sostuvieron dos encuentros absolutamente privados en  Palacio Nacional, a hurtadillas, en lo oscurito, bajo la mesa, “negociaron algo” que hoy entendemos qué fue: la impunidad del mexiquense… ¿a cambio de qué? aún no se sabe, pero Peña Nieto goza de vergonzante impunidad. El muy cínico se pasea y placea de la mano de su noviecita Tania Ruíz, por México, Madrid, Bruselas, Miami, usufructuando los millones y millones de pesos, producto de la corrupción, sin que se le toque un pelo de su copete.

La burla más denigrante para los mexicanos y para la coludida Transformación de 4ª (léase López Obrador), fueron la fotografías que se hicieron virales en redes sociales, en donde Enrique y Tania aparecen degustando sushi en un exclusivo restaurante oriental en Nueva York. Esto tal vez no sea lo peor, tiene dinero malhabido para gastarlo como quiera, sino para ocultar su identidad, el estúpido se puso una peluca (sí, una peluca) negra y una gorra de beisbolista para pasar inadvertido ante los paparazzi y los indiscretos comensales del restaurante.

Una torpeza y burla para los mexicanos y desde luego para su miguis, miguis Andrés Manuel, que hoy se retuerce por el timo, engaño, tomada de pelo que le hizo su “cuate”, quien debería estar en prisión y no viajando por el mundo con dinero robado a la Nación.

López Obrador es cómplice de esta marranada. Esas reuniones ultra secretas de Palacio Nacional son la consecuencia de esto.

A Andrés Manuel no le interesaba ganar la elección presidencial para gobernar. No. Fue un capricho personal perverso, maquinado, urdido para demostrar al PRIAN y a los mexicanos que es el Mesías, el iluminado, idolatrado, querido, admirado por la gente, a la que sin  ambages ha engañado  incumpliendo sus promesas de campaña.

Sólo tres ejemplos para ilustrar esta aseveración: ocultó a las madres trabajadoras del gobierno que una vez en el poder quitaría el derecho humano de las guarderías, mientras ellas laboran. Ya sentado en la Silla del Águila, retiraría, ocultaría, racionalizaría y hasta desaparecería centros de salud, hospitales, clínicas semi y rurales, incluso quitaría a los enfermos de cáncer, VIH, leucemia y terminales, los medicamentos prioritarios para su tratamiento.

Nunca dijo que castigaría el trabajo. Sí. De entrada corrió en los primeros meses de la T4a, a más de 113 mil burócratas. El entonces Secretario de Hacienda (le renunció), Carlos Urzúa, emitió un Memorándum a todas dependencias del Gobierno de México con este texto: “por instrucciones del presidente de la República, toda persona contratada a partir del 1 de diciembre del 2018 en alguna plaza permanente, eventual o por honorarios, en cualquier delegación u oficina de la representación de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal deberán ser separadas de su cargo".

Cumplió, más de 113 mil fueron desplazadas… Pero a cambio, López Obrador protege, apapacha, cobija a los huevones, holgazanes, buenos para nada: ninis, a quienes con dinero digno, limpio, hurtado al contribuyente por el SAT y la SHCP, implementó el mamotreto “Becarios sí, sicarios no”, que otorga a 7.5 millones de “suertudos” que NI estudia NI trabajan, (cifras de la OCDE y del INEGI)  una beca mensual de 3 mil 600 pesos, dinero que deben utilizar para capacitarse o aprender un oficio, jajajajaja… Se comprobó, con información, fotografías, videos, testimonios, reportajes, etc. que éstos utilizan el recurso en chelas, cigarros, micheladas, alcohol, drogas, antros, vinos, hoteles de paso, anticonceptivos, etc. para darse la gran vida.

Con ese presupuesto –jamás inversión- el gobierno de la Transformación de 4ª, gastará anualmente 324 mil millones de pesos; al término del sexenio se habrán dilapidado 1 billón 994 mil millones de pesos. Así deshonra Andrés Manuel el trabajo digno y los impuestos de los causantes cautivos, en algo improductivo… ¡pero son votos para 2021 y 2024! del negocio familiar Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Existen dos prioridades nacionales, que todo país decente y digno (T4a no) debe encausar: la salud y la educación, con ellas salimos adelante… pero, oooh, López Obrador tiene otros datos.
En salud ya explique líneas atrás, este sexenio juega con el bienestar de las familias. ¿Quedó claro, verdad?

En educación, ahora sí, que Andrés Manuel deja las escuelas en manos de Lutero.Ya aprobada la “bien entendida” Reforma Educativa lopezobradorista, su reglamentación será puesta en charola de plata (así lo dijo Mario Delgado, Coordinador de la Fracción de Morena (mayoría, junto con el Verde Ecologista y PT) en la Cámara de Diputados. Cito textual las palabras del cínico y desvergonzado diputadete: “apoyaremos los acuerdos a los que haya llegado el Presidente de la República con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para que sean incorporados a las leyes secundarias de la reforma educativa.

“¿Por qué?, porque formamos parte del mismo proyecto político, porque hicimos los mismos compromisos en campaña, porque compartimos la misma plataforma legislativa, porque somos integrantes del movimiento que nos trajo a la Cámara y que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, pónganle como quieran, no es cuota”, retó a los medios, el insignificante sujeto.

Así que, según la T4a, los incultos, politiqueros, haraganes, desvergonzados, faltistas, insensatos, valemadreros, “maistros” de la CNTE dispondrán a sus intereses económicos y políticos las reglas para “educar” a los niños de educación básica del país, atentando flagrantemente contra el Derecho a la Educación, enseñanza/aprendizaje y preparación de millones de alumnos de primaria y secundaria.

Ante la vil entrega de la educación básica a los eternos faltistas, hicieron sus primeras propuestas (aprobadas y palomeadas por López Obrador), la eliminación de exámenes de actualización y conocimientos (al menos una vez por año) a los maestros, ¡claro, los de la CNTE siempre están en la calle haciendo paros, marchas, mítines, bloqueos, destrozando inmuebles, plantones, etc. nunca en el aula enseñando a los alumnos!

La segunda, una aberración y “pago de favores a la CNTE” por parte de la T4a: garantizar a los egresados de las normales públicas y de la Universidad Pedagógica Nacional el pase automático a una plaza docente. Sin presentar examen de oposición, evaluación o concurso académico, como otras profesiones: de médicos, arquitectos, ingenieros, contadores, etc.

Diputados y senadores devuelven a la Coordinadora la oportunidad de incidir en el ingreso, promoción y permanencia de las plazas de profesores, es decir, reparto discrecional, político y convenenciero a sus correligionarios de una base magisterial, por el hecho de asistir, bloquear, manifestarse, cada vez que su dirigencia lo decida. Esto será a través de activismo presencial en las protestas.

Lo dicho. Entreguismo y sumisión de la T4a de un Ejecutivo que negocia, NO GOBIERNA.

* Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Latitud Megalópolis (LM).

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas