.

jueves, 8 de agosto de 2019

La Hidra Digital / Círculo de Sangre

Margarita Jiménez Urraca
margaritajimenez20@gmail.com
@MargaJimenez4

Gente que vive de su trabajo, cercana, ha sufrido el secuestro de sus seres queridos, la desaparición, el asesinato o algún feminicidio; hay quienes han sido encontrados cercenados, irreconocibles. Tragedia de zozobra, de ausencia, del miedo de sus padres, esposas, hermanos, abuelas, amigos. El círculo de sangre está cada vez más cerca de nuestra vida cotidiana. Ha pasado de ser noticia distante a hechos próximos. El ulular de una sirena vaticinia el horror: ¿quién, cómo, en dónde, le conocemos? En la mañana se fue y no ha regresado, se escucha con frecuencia. Ese es sólo el principio. Vendrán después las amenazas telefónicas, la extorsión, partes de sus cuerpos como testimonio de vida, los insultos, las oraciones, las promesas imposibles de cumplir a La Guadalupana, la espera, los dolores. A conseguir el dinero para pagar a los delincuentes. Después, el canje del ser querido por la cantidad exigida. Regresan unas veces vivos, otras, muertos, a veces en trozos como en una carnicería. Cómo fue, quién lo hizo, quién lo permitió. Seguirán las enlutadas, el sepelio, flores, a veces música. Después, la ausencia y el peregrinar al ministerio público y a otras instancias para que se haga justicia. Nada. El olvido recorre los pueblos. Nadie escucha. Los huérfanos y las viudas, bien gracias.

Los medios se ocuparán de lo sucedido, en el mejor de los casos. La impunidad campeará usando como pretexto el procedimiento a seguir, los peritajes, las pruebas, el expediente y así hasta no acabar en nada. Algunos irán a la Comisión de los Derechos Humanos, otros se manifestarán, los más, ya no esperan.

Las cifras hablan: el Edomex ocupa a nivel nacional el lugar 15 en incidencia delictiva. De los delitos de alto impacto, de junio de 2018 a junio de 2019 el robo ha aumentado el 9.32 por ciento, el homicidio 23.91, la extorsión 77.60, el secuestro 22.78, el feminicidio 13.51, la violación 38.70 por ciento.

Esperamos que el Estado de Derecho regrese vivo de su secuestro al Edomex, a Morelos, a la CDMX, al país.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas