.

lunes, 5 de agosto de 2019

Concatenaciones / “Buenas noticias”

Fernando Irala

Si usted ganó el semestre pasado cien pesos, y en el actual obtiene los mismos cien pesos con diez centavos, me imagino que considerará una broma de mal gusto que alguien le diga que su ingreso creció.

Pero eso es de lo que nos quiere convencer las “buenas noticias” oficiales, que hay crecimiento en el país porque por cada cien pesos, esta vez tuvimos diez centavos más.

Bromas aparte, en realidad es fácilmente demostrable que un país cualquiera para no empobrecerse tiene que crecer al menos al ritmo que lo hace su población.

Al ser más habitantes, el producto se tiene que dividir entre más gente. Cualquier persona que sepa hacer operaciones aritméticas básicas, de primaria, lo puede entender.

La población de México crece de manera más o menos estable, en lo que va de la actual década, a un ritmo de 1.4 por ciento. Si la economía no crece, o crece a una tasa inferior a esa cifra, entonces la población está en mayor pobreza.

Así que intentar presumir el 0.1 porque está ligeramente arriba del cero es eludir las cuentas reales.

Hace mucho que en México no se experimenta una época de bonanza económica. En lo que va del siglo, el promedio de crecimiento económico anual ha sido de alrededor del dos por ciento. Y como el incremento demográfico se acerca a ese nivel, la mejoría cada año es exactamente de unos centavitos por cada cien pesos.

En el semestre que acaba de concluir la realidad es más triste. No crecimos los diez centavos por cada cien pesos. Si descontamos el aumento de la población, a nuestros cien pesos les faltan cuando menos uno con treinta.

Así que tal vez hemos salvado “técnicamente” la recesión, pero no nos hemos librado de un mayor empobrecimiento. Esas son las “buenas noticias”.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas