.

martes, 30 de julio de 2019

La Hidra Digital / Silencio

Margarita Jiménez Urraca
margaritajimenez20@gmail.com
@MargaJimenez4

La libertad de expresión es uno de los valores de la democracia. El análisis crítico no sólo la enriquece sino que la fortalece, le da sentido al Proyecto de País. El silencio de periodistas, escritores y creadores favorece el totalitarismo, la parálisis, la sujeción de las voces a la censura. Así los gobernantes, dueños de su verdad, pierden confianza sin instrumentos reales de medición, la sociedad pierde al no estar enterada y poder modificar sus decisiones, actitudes y conductas, la libertad de expresión se debilita y deja de cumplir su papel.

A pesar de ello, las expresiones libres continúan abriéndose paso, siempre lo han hecho y la sociedad ha buscado espacios para participar. Ya lo hacen. Por cada silencio que se produce, se multiplican los periodistas de redes sociales y los autores libres. El análisis crítico encuentra ventanas de salida, se propician las reuniones con sus pares y se produce una reacción en cadena.

El silencio comunica, para bien o para mal, pero si la palabra es la herramienta de los periodistas, ésta seguirá siendo la forma inteligente de informar, de señalar, de analizar, y de actuar como contrapeso: el cuarto poder.

Tanto reporteros como articulistas hoy se mueven en terrenos resbalosos: entre las expresiones claras, tajantes y las cifradas, lenguaje a ratos críptico que enturbia la comunicación entre periodistas y ciudadanía. La verdad, en tanto, a buen resguardo.

Por último, cito lo que en este sentido señala Reporteros Sin Fronteras: “La responsabilidad de un gobierno es garantizar la seguridad de sus periodistas y medios de comunicación. Descalificarlos y denostarlos no contribuye a un ambiente favorable para la libertad de expresión”. Ni el silencio puede dejar de expresar lo que los hechos comunican.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas