.

lunes, 17 de junio de 2019

Ocurrencias legislativas

Yamiri Rodríguez Madrid

Dicen que no todo lo que brilla es oro, así como tampoco todo lo que proponen las y los diputados locales es benéfico para la gente. En la sesión del pasado jueves, dos legisladoras se sacaron dos iniciativas de la chistera, pues por los contenidos dejaron en evidencia su total desconocimiento del tema y que sus asesores, no son muy buenos que digamos.

La diputada Jessica Ramírez Cisneros, de Morena, presentó una iniciativa de reforma a los artículos 157 y 158 Código Penal del Estado a fin de castigar con prisión de seis meses a ocho años y una multa de hasta 100 Unidades de Medida de Actualización (UMA), a quien dolosamente ponga en “peligro de contagio de una enfermedad grave” a otra persona.

A decir de las que sí son especialistas en temas de VIH, esto sería muy grave, dado que sería criminalizar esta enfermedad.  Seguramente no sabe que incluso hace algunos meses la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Congreso Local derogar un artículo que tenía el mismo fin que lo que hoy vuelve a presentar. No conforme con insistir en el tema, quiere aumentar las penas.

Peor aún es que se trata de una doble criminalización a las enfermas de VIH, pues muchas mujeres desconocen que tienen la enfermedad y podrían embarazarse, lo que las llevaría a la cárcel ya que, por si tampoco lo sabe la diputada, no siempre a las embarazadas en el sistema público de salud, les aplican las pruebas rápidas de VIH.

Los argumentos dados fueron que es imposible comprobar de manera científica quién le transmitía a quién el virus del VIH, dado que no se contagia, sino que se transmite; tampoco hay manera de comprobar el dolo en la transmisión, lo que abre la puerta a criminalizar no solo esta enfermedad, sino también el cáncer o la diabetes, las cuales son también graves.

El problema no es solo que la representante popular de Minatitlán no tenga la mínima experiencia en el tema, pues antes de ser diputada era vendedora de autos, sino el hecho de que se atreva a proponer algo así sin consultar a los que sí saben de estos temas. Y como ella, están la gran mayoría de los diputados, sin brújula en temas de salud ni en los temas penales.

Y ya encarreradas con las ocurrencias, la perredista Brianda Kristel Hernández Topete, se fusiló el comercial de una marca muy conocida de toalla sanitarias, Always, y presentó una iniciativa para que en las escuelas de los tres niveles –suponemos se refiere a primarias, secundarias y bachilleratos-, existan dispensarios médicos para que toda mujer estudiante pueda acceder en forma gratuita a productos menstruales, para “garantizar el acceso a la salud y a la educación en igualdad de circunstancias”, para lo que es necesario reformar y adicionar la Ley de Educación en el estado.

Total, que con tal de justificar que sí trabajan, hoy los diputados proponen cualquier cosa, sin medir el impacto negativo de sus iniciativas.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas