.

jueves, 2 de mayo de 2019

Policías y alcaldes o la CONFIANZA del ciudadano y como perderla

Gustavo I. Robledo Guillén
@gallorobledog

…cuando se es funcionario, lo que la ciudadanía SIENTE, PERCIBE y VIVE tiene un peso mayor, de esos verbos debe alimentar su trabajo y fortalecer lo más preciado: la CONFIANZA…

Cartas desde mi burladero…
San Luis Potosí, S. L. P., a 01 de mayo del año de Gracia del tercer milenio y
 de la era cristiana de 2019

M. EN ARQ. MANUEL FERMIN VILLAR RUBIO
RECTOR DE LA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE SAN LUIS POTOSI
PRESENTE.-

Estimado Señor Rector:

Una vez que ha rendido su informe de labores como Rector de la máxima casa de estudios potosina, donde nuestro lema descansa en el insigne dicho: “Por la Cultura y por el Arte”, me permito comentarle dos temas de los últimos días que van de la mano con esa formación cultural y sensible, sobre todo la formación cívica y la de la responsabilidad como ciudadanos y como servidores públicos, que por nuestras acciones se convierte en el bien mas preciado y valioso que podemos tener de alguien más: la CONFIANZA.

Primero le felicito por sus cifras este periodo 2018-2019:

Mas de 106 millones de pesos invertidos en obras, donde se tiene el 42% de la cobertura educativa del estado en matricula de educación superior y 62% en posgrado; sigue creciendo nuestro prestigio con 20 licenciaturas con acreditación internacional y crecimos 3.7% en capacidad estudiantil en este periodo. Lo que representa más de 2 mil espacios educativos este año y más de 7 mil 600 en los últimos años de su gestión y que descansa en más de 32,523 alumnos y 3,500 profesores. Por esas y otras cifras: ¡Enhorabuena!.

Ahora déjeme le platico de otros datos, los que no se contabilizan, los que se deben sentir. Sentir.
No me meteré en cifras, números y datos de recursos al parecer desviados o de funcionarios  desvergonzados y señalados en casos de corrupción o mal comportamiento. Bastante tenemos con leerlos o informarnos por los medios y redes sociales o verlos a las y los infelices que siguen andando igual de felices que yo por el Valle del Tangamanga.

Mi comentario va más allá y si ejemplificare con dos temas.

El primero. Desastrosos comportamientos videograbados de miembros de la policía -en este caso municipales tanto de Soledad de Graciano Sánchez como de la capital potosina- que han surgido en los últimos días, pero que bien podrían ser estatales o federales y de administraciones azules, rojas, amarillas o marrones, donde se les ve de la manera más baja y vil poniendo en vergüenza el alto honor de ser POLICIA -que al contrario si los hay buenos y lo cumplen-, pero que con “estos” se baja al suelo más ruin del descaro y el cinismo. Los vimos y ya, “chafisimos”. Bien el Cmdte. Edgar Jiménez Arcadia, titular de la D. G. S. P. M. de S. L. P. al responder de inmediato a la denuncia ciudadana, falta más. Mal por ellos.

Lo perdido: ¿una bolsa que sustrajeron de la camioneta de una familia potosina o la “mordida” exigida a cambio de una infracción?. ¡No!. La CONFIANZA CIUDADANA A LOS MALOS POLICIAS, A SERVIDORES PÚBLICOS.

Y por otra parte el caso de la Alcaldesa Mireya Vancini Villanueva (PAN-PRD-MC) del municipio de mis ancestros maternos, Ciudad del Maíz, S. L. P., donde mi bisabuelo el Coronel Marcelino Zuñiga murió como buen “cedillista” al combatir a los federales cardenistas en 1938 por seguir algo tan sencillo y vital como lo eran sus IDEALES, VALORES y CONVICCIONES y combatir lo que él consideraba injusto, que le costó la vida y también al Gral. Saturnino Cedillo al mes siguiente. Un poco de historia no cae mal.

Como lo que si aborrecimos fue precisamente el famoso “Moches Gate”. Un maquilado de ladrones y sinvergüenzas, algunos miembros de la pasada LXI Legislatura potosina, que hicieran con el anterior Alcalde maicense Juan Antonio Gómez Paramo de gestionar y fingir la construcción de 10 caminos vecinales para aquel municipio por más de 20 millones de pesos y que a la fecha ni caminos ni dinero. ¿Y los ex - diputados y el ex - Alcalde? Bien gracias, por si estaba con el pendiente Señor Rector.

¿Y el seguimiento de investigación y denuncia?. Pues en un principio la candidata -hoy Alcaldesa maicense-, Mireya Vancini -“cállese la boca”- lo tomo como bandera de lucha contra la corrupción y justicia a su pueblo en el discurso, al comprometerse a dar y buscar sanciones a los responsables de tal y deleznable robo y recuperar el desfalco al erario de su tesorería. Campañas y mítines, entrevistas y periodicazos fueron y vinieron. Y va Usted a preguntar muy acertadamente ¿cómo va el tema?. Pues el Frente Ciudadanos Anticorrupción y Ciudadanos Observando en Ciudad del Maíz y esta casa informativa GlobalMedia (que le dio vida y curso a la investigación) hemos aportado más que el H. Ayuntamiento de Ciudad del Maíz, S. L. P., ¿y sabe por qué? porque ahora resulta que la Alcaldesa Mireya Vancini y su equipo no ha dado seguimiento legal, administrativo y formal a las denuncias que espera la Fiscalía General del Estado y peor todavía si la Auditoria Superior del Estado observó mínimo del recurso como mal utilizado. Cuando a la vista y visita que Usted haga al pueblo de la familia Cedillo y Zuñiga -que murieron por IDEALES, CONVICCIONES y VALORES-, Ciudad del Maíz, S. L. P., le faltan 2 cosas: más de 20 millones de pesos y 10 caminos vecinales que darían una mejor vida a sus habitantes.

Aaa no discúlpeme, 3 cosas. Las últimas faltas son las peores de todas: los VALORES, CONVICCIONES E IDEALES de sus autoridades y la CONFIANZA CIUDADANA DE LOS MAICENSES A SU ALCALDESA PARA CONTINUAR LO QUE ELLA DENUNCIO.

Viera Usted señor, que precisamente esa palabra: “CONFIANZA”, descansa en la garantía -la fianza- que la ciudadanía les otorga a los funcionarios públicos, a los servidores públicos como Usted también, pero sobre todo en aquellos que deben garantizar nuestro estado de derecho: libertad, justicia, paz y tranquilidad. Y que desafortunadamente su indiferencia, el desdén hacia sus responsabilidades y el orgullo envuelto en las nubes de sus puestos les impide observar y procurar, acabando por perder, algo que por favor pido Usted no pierda: la SENSIBILIDAD de los potosinos.
¿Qué sentimos?, ¿Qué percibimos?, ¿Qué vivimos?. La realidad y su rutina puede hacernos perder la capacidad de asombro y la de exigir a nuestras autoridades el cumplimiento cabal de su responsabilidad. Porque cuando se es funcionario y servidor público esta atención a lo que la ciudadanía SIENTE, PERCIBE y VIVE tiene un peso mayor, pues de esos verbos se debe alimentar el motor de su trabajo y fortalecer su CONFIANZA.

Señor Rector, hablando de informes, a veces nuestras acciones como ciudadanos -buenas y malas- se convierten en estadísticas y se pierden. A veces los funcionarios se convierten en estadística y peor, los peores se pierden o cambian de escritorio: ¿cuántos logros?, ¿cuántos aplausos?, ¿cuántos afectados?, ¿cuántos malos funcionarios?, ¿cuánto dinero?. Números y números. Yo creo que hay que “darles continuidad a nuestras labores desde cualquier trinchera con buen espíritu universitario…” para procurar una mejor sociedad, como Usted lo dijo y en su caso estoy seguro lo hará para “salir en hombros y por la puerta grande” en su gestión, otros funcionarios no sé, Usted sí.

A veces quisiera que otros funcionarios como Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Secretarios o Directores salgan a percibir eso que en ocasiones ignoran por creer que están maravillosamente bien en sus labores de escritorio y estadística: el SENTIR de millones que vivimos y caminamos por San Luis, para que tengamos la absoluta CONFIANZA de que por su trabajo, en sus decisiones, en sus acciones y en sus resultados, viviremos todos con justicia y paz de Dios. Como dicen en mi pueblo: “primero Dios”.

Y adiós.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas