.

martes, 21 de mayo de 2019

México atraviesa un momento crítico en materia de violencia e inseguridad: CNDH

México no podrá revertir la situación de inseguridad e impunidad que enfrenta, en tanto no abandone la laxitud o tolerancia al incumplimiento o falta de aplicación de la ley, advirtió el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Al participar en la inauguración de la Segunda Conferencia internacional “Seguridad Ciudadana: La vía civil”, el ombudsman subrayó que la seguridad “es un derecho humano y es a la vez un medio necesario para que se ejerzan a plenitud otros derechos humanos”.

Mediante un videomensaje proyectado en el acto inaugural, González Pérez advirtió que México atraviesa un momento crítico en materia de violencia e inseguridad frente a iniciativas y propuestas que pretenden dar un nuevo cauce a las políticas, planes y acciones en materia de seguridad pública.

De hecho, expuso que el número de homicidios registrados en los primeros meses de 2019, junto con la diversificación de las actividades del crimen organizado, son algunos de los elementos que reiteran la necesidad de abordar esta crisis en materia de seguridad pública, bajo un enfoque integral.

El objetivo es lograr una estrategia real que priorice la prevención de este problema y no se limite a cuestiones reactivas o sustentadas en el uso de la fuerza, como el replanteamiento de la Guardia Nacional o el aumento de los delitos a los que sería aplicable la prisión preventiva forzosa.

El ombudsman recordó que el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 contenía elementos que partían de un enfoque social en la interpretación de la problemática que enfrenta el país en materia de seguridad y justicia, buscando una política inclusiva para todos los derechos.

Desde luego, incluía los derechos vinculados a la seguridad de las personas, proponiendo repensar las políticas de uso y consumo de drogas, además de incluir una perspectiva multidimensional de construcción de paz.

No obstante ello, parecería que lo que se ha enfatizado en el ámbito concreto de la seguridad pública, son acciones de otra naturaleza y alcance.

Recordó que, ante la serie de deficiencias de las policías civiles, “la Guardia Nacional se reveló como una institución que podría ser parte de la solución a los problemas de violencia e inseguridad que se enfrentan, pero que, en modo alguno, constituye por sí misma la solución integral”.

Sin embargo, advirtió que en caso de que ese cuerpo asuma funciones policiales, su repercusión práctica en el fortalecimiento del Estado de derecho y la materialización del acceso a la justicia será mínima.

Alertó que poco o nada se abonará al abatimiento de la impunidad, si los delitos no se investigan y las causas judiciales no se sustentan debidamente, si no se abordan temas como la operación y autonomía de las 33 fiscalías generales del país.

Por ello, subrayó que “es claro que la formulación de las leyes secundarias a la reforma Constitucional en materia de Guardia Nacional será un aspecto relevante en lograr que dicho cuerpo cumpla con sus objetivos, como garantes de la seguridad pública”.

Manifestó su confianza, en ese sentido, que las reflexiones que se alcancen en esta Segunda Conferencia internacional “Seguridad Ciudadana: La vía civil”, ayuden a definir las bases que permitan una eficiente garantía de la seguridad que requiere el país.

Fuente: Crónica.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas