.

Tuesday, April 2, 2019

Metrópoli Central / Entre la impunidad y la esperanza

Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Analista político
@fdodiaznaranjo
diaznaranjo.fernando@gmail.com

Entre los muchos factores que son importantes conocer para evaluar una gestión pública, es contar con mediciones serias sobre la opinión de la población con lo que entenderemos algunos comportamientos, perspectivas y razones de la gestión de la actual administración encabezada por López Obrador.

En este caso, invito al lector a profundizar en una encuesta nacional realizada en el mes de marzo por el Grupo Reforma en colaboración con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y publicada por el Diario Reforma en la sección Análisis, Gobierno y Política.

El principal objetivo que persigue este interesante ejercicio es medir, de forma anual, los avances o retrocesos que perciba la opinión pública respecto al combate a la corrupción durante la administración del Ejecutivo Federal.

Así, entre los principales resultados encontramos que el 50% de la población considera la impunidad como la principal causa de corrupción en nuestro país, seguido de aspectos culturales y de educación con un 25%, y la pobreza y la desigualdad con un 22%.  Esto trae como consecuencia, que alrededor del 90% de la población considera que la corrupción se castiga sólo algunas veces o nunca.  Dato por demás demoledor.

Sin embargo, con la llegada de López Obrador a la presidencia de la República, la población tiene la esperanza de que este grave problema que aqueja a nuestra sociedad pueda ser combatido. En este sentido, un 51% de la población considera que sí puede “acabarse con la corrupción”, por un 40% que lo ve inviable, y un 9% que no tiene opinión ni favorable ni desfavorable.

Dicho de otra manera, la opinión favorable de la población por que las cosas puedan cambiar se traduce en la esperanza depositada en el actual Gobierno.  Esto lo refleja claramente los datos arrojados por la misa encuesta toda vez que, el 64% de la población considera al presidente de la República como honesto, por un 22% que lo clasificó como corrupto.

Estos datos guardan una gran diferencia con otras autoridades como las locales.  Así, sólo el 32% de la población considera, en términos generales, honestos a su autoridad municipal (presidente Municipal), por un 49% que lo ubicó como corrupto.  Respecto al Gobernador del Estado, sólo un 25% considera honesto a u mandatario local por un 55% que lo ubica como corrupto.

Finalmente, un 64% de la población considera exitoso la forma en que el Gobierno encabezado por López Obrador está combatiendo la corrupción.

Como podemos observar, la actual administración tiene hasta el momento números favorables que la población le está confiriendo para abatir, en este caso, la corrupción.

Ante ello, tiene metas concretas por cumplir, de las que apunto sólo algunas que derivan de la misma encuesta:
Revertir la cifra del 62% de la población que percibe como “inútil” denunciar un acto de corrupción.
Fijar una meta por arriba del 33% de la población que considera que “sirve” denunciar un acto de corrupción.
Establecer diversas políticas públicas que incentiven a la población a revertir la cifra que establece que 1 de cada 5 mexicanos considera que “la corrupción sí se justifica en ciertos casos”.

También, algunas instancias en que la población debería confiar, tienen la necesidad de revisarse tales como los partidos políticos y la policía, pues son percibidos por la población como las instituciones más corruptas.

Será muy importante conocer el próximo ejercicio que tanto el Grupo Reforma como MCCI lleven a cabo para ver, en su caso, los logros alcanzados.  En tanto, la población guarda una gran esperanza en la presente administración por lo que a México le conviene que les vaya bien y tengan éxito en el cumplimiento de sus objetivos y metas, pero sobre todo que las demandas de la población sean atendidas ya que finalmente se deben a ellos.  ¡No los traicionen!

Post a Comment

 
Copyright © 2014 Libertas