.

lunes, 25 de marzo de 2019

Metrópoli Central / Lo que hay detrás del voto nulo en la #CDMX

* Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Analista político
@fdodiaznaranjo
diaznaranjo.fernando@gmail.com

Existen muchas acciones que los llamados Institutos Electorales locales realizan de manera permanente con la finalidad no sólo de mejorar sus procesos, también, de advertir sobre diversas complicaciones operativas, hasta señalar la necesidad de revisar la propia normativa electoral.

Para ilustrar esta afirmación es necesario tomar un ejemplo; un estudio realizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) denominado “Análisis muestral de las boletas anuladas en el Proceso Electoral Ordinario 2017-2018 en la Ciudad de México”, cuyo ejercicio lo ha venido realizando desde 2010.

El estudio parte de una muestra representativa de los tres tipos de elección llevados a cabo en 2018: la Jefatura de Gobierno, las 16 Alcaldías y la elección de diputados de mayoría relativa que se eligen en los 33 distritos electorales locales que conforman la Ciudad de México conforme se muestra a continuación:

El análisis muestral de cada tipo de elección osciló alrededor de los 17 mil registros cada uno.  Con esta información, el IECM apoyados en un Comité Técnico, integró tres líneas de trabajo fundamentales:

1. Medición de la proporción de boletas anuladas que, de manera racional, el electorado así lo indicó en la boleta en razón de su posible desencanto por múltiples factores.
2. Identificación de los tipos de marca utilizados por la ciudadanía para anular los votos.
3. Clasificación y contabilización de los votos nulos para determinar los motivos de dicho registro nulo.

Los principales hallazgos presentados en este apartado fueron:

• El estudio revela que, dentro de las categorías catalogadas como votos nulos, un 58.7% corresponde a votos anulados de forma voluntaria (descontento rechazo, etc.). De aquí, resalta el dato que alrededor del 50% de las expresiones de rechazo están dirigidas hacia los partidos políticos.

• El estudio muestra que, a mayor número de cargos a elegir, mayor la proporción de votos nulos.

• El análisis sugiere posibles indicios de que durante el proceso electoral existió la compra de votos en algunos puntos de la Ciudad de México.

Estos indicios reflejan que el 0.02% contenía:
o Manifestaciones expresadas en razón de que el voto ciudadano había sido comprado,
o Que el voto fue emitido en determinado sentido por algún tipo de coacción, y
o El estudio encontró boletas con una V a lo largo de la boleta que, de acuerdo con diversos posicionamientos que, en su oportunidad circularon en redes sociales, reflejaría una marca de que el voto había sido Vendido.

• El estudio muestra también la posible confusión que provocaron las múltiples alianzas partidistas bajo la figura de coalición y la denominada candidatura común. Así, el análisis manifiesta que el elector votó, en algunos casos, por más de un partido político cuando éstos no participaron en coalición o candidatura común. Un ejemplo, de votos nulos fue la marca que varios electores hicieran para la elección de la Jefatura de Gobierno votando por el PRD y Morena en la misma boleta.

• Un dato que es de llamar la atención, es que en una proporción de 1.45% de los votos clasificados como “voto nulo”, el estudio muestra que en realidad no eran nulos sino debieron contabilizarse como votos válidos para algún partido político o candidatura. Este dato no es menor sobre todo cuando ocurren elecciones competidas.

Consecuentemente, se vislumbran en el horizonte muchas tareas, tal vez la principal, dirigida a los partidos políticos por los registros que aún persisten sobre coacción y compra del voto.  Por su parte, el legislativo tanto federal como local bien podrían analizar la complejidad de las alianzas electorales (coaliciones) por tipo de elección, así como de las llamadas candidaturas comunes; sería importante que caminaran de una vez por todas hacia la digitalización de las elecciones.

Vale la pena darle una buena revisión a este muy interesante estudio a cargo del IECM.

¡Hasta la próxima!

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas