.

lunes, 4 de marzo de 2019

Metrópoli Central / La fuerza de la esperanza

Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Analista político
@fdodiaznaranjo
diaznaranjo.fernando@gmail.com

El pasado 27 de febrero, La Silla Rota publicó una encuesta de la prestigiada empresa ENKOLL que, entre varios aspectos por demás interesantes, permite conocer el nivel de aprobación del Ejecutivo Federal.

En este sentido, ENKOLL destaca que en el mes de febrero el presidente López Obrador alcanzaría una calificación promedio del 7.8 en una escala del 1 al 10 (1).

Por rango de edad, destaca que la población que le asignó un mayor parámetro de aprobación se ubicó entre los 24 a los 34 años de edad (el 87%).

Sin embargo, al analizar más detalladamente los resultados mostrados observamos algunas consideraciones que son dignas de mencionarse y que expongo a continuación:

En octubre de 2018, la población consideraba en un 57% que López Obrador cumpliría sus promesas expuestas en campaña; en febrero de 2019 esta cifra apenas superaba el 50%.
En el mismo sentido, en octubre de 2018 un 57% de la población mexicana consideraba que el país mejoraría con López Obrador, sin embargo, para febrero de este año esta cifra se ubicó en un 55%.

Respecto a las expectativas que la población guarda sobre el presente gobierno, un 63% tiene la esperanza de que el país mejorará en el tema económica; el 52% considera que la inseguridad mejorará; un 45% considera que se reducirá y combatirá la corrupción; un 31% guarda la expectativa de que mejorarán los servicios y un 30% que se reducirá y combatirá el narcotráfico.

De forma paralela, ENKOLL muestra que los principales problemas de la población destacan al menos seis.  Inseguridad (49%), corrupción (18%), economía (8%), empleo (5%), pobreza (4%)) y narcotráfico y salarios bajos con el (2% respectivamente).

De estos datos hay que apuntar la percepción de inseguridad como principal problema del país, que incluiría aspectos tales como asaltos, robo a casa habitación, secuestros, homicidios, mismos que se incrementaron, según ENKOLL en un 5%, es decir, de una media del 44% en octubre de 2018 a un 49% en febrero de 2019, destacando los secuestros.

Resaltando esta medición, Consulta Mitofsky destaca tres aspectos dignos de enmarcar: la percepción de la población sobre la situación política del país, así como de la seguridad y la economía del país.  En el primer caso, un 50% opinó que mejoraría por un 43% que consideró que empeoraría.  Sobre la percepción de seguridad, un 58% consideró que empeorará por un 36% que se manifestó porque mejoraría.  Finalmente, la percepción de la población sobre la economía está muy dividida; un 51% consideró que empeorará en la presente administración.

Como podemos observar, el factor que mantiene a López Obrador con un posicionamiento alto en este tipo de mediciones, descansa en la columna vertebral de la expectativa que la población guarda respecto a que cambie la situación política, social y económica del país.

Sin duda alguna López Obrador tiene la gran oportunidad de enaltecer dicha esperanza ciudadana y, por lo mismo, debe de gobernar para todos los mexicanos.  Un factor que consideramos dañino, es su imperiosa necedad de clasificar a la población en dos polos: buenos y malos, liberales o conservadores, chairos o fifís, etc.

Debe asumir su alta responsabilidad de gobernar para todos, pero sobre todo debe empezar e emprender acciones concretar, palpables que se materialicen en la población, de lo contrario, sin lugar a dudas, esa expectativa de la población disminuirá, podría decepcionarse o hasta manifestarse en un mediano plazo y no queremos un México convulsionado.

Ahí está la esperanza depositada de la gente; ahora a cumplirle, empezando por aquel decálogo de 100 propuestas que hiciera públicas en el zócalo de la Ciudad de México.  ¡Hasta la próxima!

[1] Por su parte, la empresa Consulta Mitofsky en una medición sobre el primer trimestre de gobierno de López Obrador, posiciona al mandatario con un 67.1% de aprobación de la gente.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas