.

martes, 12 de marzo de 2019

En las Nubes / Con una simple frase

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Ante escritores, estudiantes, y  periodistas  asistentes de todo el país a la asamblea anual de Fapermex y Conalipe, en Culiacán, Sinaloa, Teodoro Rentería Arróyave presentó su libro actualizado “Mi Vida son mis Batallas” bajo la conducción del escritor y colega periodista Arnulfo  Domínguez Cordero y el director del Instituto Sinaloense de Cultura,  Papik  Ramírez.

Quienes lo hemos leído nos permite aseverar que a  veces todo lo que se necesita para cambiar la forma en que las personas piensan es una simple frase. 

Una pequeña parte de información inspiradora puede hacernos mirar algo bajo una luz totalmente diferente.

Se trate de éxito, felicidad o cualquier otra cosa, las palabras tienen el poder de causar un impacto significativo.                                                                                                        

Por lo tanto, con esto en mente del libro, incluimos hoy  breves observaciones que te harán reflexionar. Y honrar a nuestro hermano.

Todos recibimos la misma cantidad de horas para usar cada día.  Esto significa que personas como Bill Gates, Richard Branson  y Warren Buffet tienen la misma cantidad de tiempo todos los días que nosotros.                                                                                                     

Entonces si ellos tienen éxito, nosotros también podemos.

Tenemos la misma cantidad de tiempo para usar en nuestro provecho.

¿Qué tienen en común el coronel Sanders, Tim Ferriss y J.K. Rowling?

Que fueron rechazados varias veces.  Tantas veces que si intentaras contarlas todas, te quedarías sin dedos de los pies y manos.

Los libros de Rowling y Ferriss fueron rechazados por más de 20 editoriales y la receta de KFC del coronel Sanders más de 100 veces antes de que comenzara a ganar dinero.

Por lo tanto, no importa cuánto rechazo sufras en la vida, siempre hay esperanza. No lo olvides

Este es el viejo principio de Pareto; donde el 20% de tus esfuerzos pueden igualar el 80% de los resultados. Este principio también funciona para otras áreas y aspectos de tu vida.

Una vez que te hayas dado cuenta de esto, podrás identificar el 20%, resolver los problemas y eliminarlos de tu vida.

Esto es algo que puedes aplicar a muchas áreas de la vida, ya sea productividad, objetivos, felicidad u otra cosa".                        

Nunca se trata de cuánto ganas, sino de lo que hace con el dinero que ganas y de cómo lo ganas.

Alguien podría  trabajar como un esclavo 80 horas a la semana en  algo que odia, y  ganar un salario de seis cifras, pero gastaría ese dinero en cosas materiales del que no tendría tiempo para disfrutar. 
Mientras que alguien más podría viajar  alrededor del mundo  como lo que ama, y ganar lo suficiente como para pasar desapercibido. Con solo trabajar 30 horas a la semana.

La diferencia en la calidad de vida nunca se basa en la cantidad de dinero que ganas, sino en cuánto ganas  y gastas.

A la gente le gusta preguntarse por qué no hay oportunidades para ellos allí afuera.

¡Bueno, es porque no las pides! ¡No  llamas a esa puerta!

Incluso con cosas pequeñas, como obtener un descuento en algo que compres, pedirle a alguien una cita o pedir un huevo extra para el desayuno en el hotel.                                                                                 
Se trata de sonrisas amistosas, conversaciones y, de hecho, hacer la pregunta.

Esto se puede aplicar a cualquier situación en la vida. Lo único que debes recordar es que no debes esperar a que vengan hacia ti.

craveloygalindo@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas