.

martes, 19 de febrero de 2019

Callejón Informativo

José Alam Chávez Jacobo

• Dirigencia nacional del PRI no es un cheque al portador: Ricardo Aguilar
• Se pretende remedir los males con fórmulas sofisticadas
• Más que el método de elección lo importante es hacer política 
• Plantea 10 puntos necesarios para el priismo 
• Manifiesta Alfredo del Mazo respaldo de su gobierno al proyecto de Guardia Nacional
• Osorio Chong dice que no reciben línea de mandatarios estatales 
• Se constiticionaliza la militarización de México: Laura Rojas
• Se suma CODHEM a iniciativa #1BillónDePie contra la #TrataDePersonas

A unos días de que se apruebe la convocatoria para la renovación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI); se unió al debate de ideas el ex dirigente mexiquense, Ricardo Aguilar Castillo, quien aseguró que “la dirigencia no es un cheque al portador, ni plataforma para el lucimiento personal”, además aclaró que se requiere inclusión y representatividad frente a los retos que se enfrentan.

Aguilar Castillo, personaje cercano al ex presidente de la República, Enrique Peña Nieto y ex presidente del PRI Estado de México, subrayó que los priistas requieren una dirigencia que se desgaste en resolver los grandes problemas del partido y evitar convertirse en una de mera pose, en aras de proyectar una candidatura, aún a costa de sumergir más al partido.

“Decir que estamos mal o muy mal, ya es un lugar común. Autocríticamente, me reclamo y les reclamo, que ante nuestra grave circunstancia de crisis partidista, no hayamos entendido los sentimientos de la nación; que  elección, tras elección, nos viene reiterando los motivos de su desconfianza. Queremos remediar nuestros males buscando fórmulas sofisticadas, cuando durante años la gente nos ha señalado tres mandamientos elementales: ser honestos; decir la verdad, y cumplir la palabra”.

Para el ex dirigente, cualquier método que se decida para renovar la dirigencia nacional no debe sustituir a la política; es decir, sea cuál sea el procedimiento, la interrogante debe ser cuál garantiza y fortalece la idea del federalismo partidista; cuál dispone de un trato equitativo en la representación política y cuál robustece la unidad interna.

Ricardo Aguilar, actual diputado federal de mayoría, recordó que el PRI fue por muchos años, un partido de ideas, de compromisos sociales y, también, legítimamente de intereses de grupo, mismos que se moderaron a través del llamado oficio político.

“Hoy en día, los electores son muy exigentes, conocen el poder de su voto y lo ejercen a favor de las mejores propuestas y en contra de los malos gobiernos. Esta naturaleza del votante mexicano le hace bien a nuestro sistema de partidos, porque pone el umbral de satisfacción ciudadana, en una posición cada vez más alta, obligando a los partidos a ser cada día mejores”, aseveró,

“Nuestro pueblo nos mira con ojos legítimamente críticos, como un partido corrupto y encubridor, sumergido en sus propios intereses, convenenciero porque sólo acudimos a ella cuando necesitamos su voto con urgencia; un partido que sólo llama la atención cuando alguno de sus miembros protagoniza un escándalo que repercute en todo el país”, continuó.

Aguilar reconoció que “como clase política hemos desmotivado e irritado a nuestra militancia; que advierte a sus dirigentes y representantes -me incluyo- opulentos e indiferentes a sus necesidades”.

“Hoy, nuestra responsabilidad inmediata es elegir a la próxima dirigencia nacional. En esta tarea estamos obligados a examinar a todos los aspirantes, en todos sus ángulos: Sus ideas, sus propuestas, sus motivaciones, y su trayectoria personal.

Tan importante es saber a dónde quieren llevar al PRI, como de dónde vienen; hay que sopesar los aciertos y yerros que le han sumado. No podemos seguir viviendo, pasando de cargo en cargo, sin aportar prestigio al partido”, consideró.

Ricardo Aguilar urgió una dirigencia que represente la unidad de acción del Revolucionario Institucional, que encabece el esfuerzo de todos los priístas para reconciliarse con la gente.

El ex legislador local y otrora alcalde de Jilotepec planteó diez puntos necesarios para la próxima dirigencia estatal del tricolor.

1.- Un partido honesto en toda la extensión de la palabra.
2.- Un partido deliberativo al interior y con unidad de acción hacia fuera. Rechazamos la unidad silenciosa o estática; la queremos fundada en la crítica, la propuesta y el convencimiento de la mayoría.
3.- Un partido cercano a la gente. Ser priísta es una responsabilidad muy grande y significa estar siempre del lado de la gente, ponerse en sus zapatos, conocer y representar sus anhelos, buscar la justicia social y luchar contra cualquier forma de injusticia donde quiera que se presente.
4.- Un partido justo. Que reconozca a sus militantes de a pie, dándoles motivos de identidad y orgullo.
5.- Un partido austero de acuerdo a la realidad social del país.
6.- Un partido con claridad ideológica y propuestas concretas, que le aporte al país una vía conciliadora, funcdada en la argumentación responsable y respetuosa, incluso, con los que piensan distinto.
7.- Un partido con una estructura operativa profesionalizada y eficiente.
8.- Un partido con credibilidad; que haga lo que diga.
9.- Un partido vigilante de sus gobiernos y representantes populares; cuya relación con los otros partidos tenga como principio la colaboración fundada en todo lo que beneficie al pueblo y, evite a toda costa, ser comparsa u obstáculo sistemático.
10.- Un partido responsable, solidario y respetuoso con sus estructuras locales, principalmente con aquéllas donde somos oposición.

Ricardo Aguilar se comprometió a trabajar decididamente para contribuir a recobrar el orgullo ideológico, político y electoral del PRI.

Atajos

Por el centro: La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se reunió con gobernadores para abordar, entre otros asuntos, el tema de la Guardia Nacional que se discute en el Congreso de la Unión, ante lo cual Miguel Ángel Osorio Chong, el coordinador de los senadores del PRI dijo que su bancada no recibe línea de los mandatarios como estos no responden a sugerencias de legisladores.

En esta entidad, el gobernador Alfredo del Mazo Maza dijo que el estado de México respalda la iniciativa que plantea el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Indicó que es necesario fortalecer el trabajo en materia de seguridad, la cual es la principal preocupación de la población, y este proyecto permitirá inhibir acciones delictivas y responder de manera más oportuna a cualquier acto de inseguridad.

“Quiero expresar a nombre del Gobierno del Estado de México nuestro respaldo al proyecto de la Guardia Nacional del Presidente de la República, estamos convencidos de la necesidad de fortalecer el trabajo en materia de seguridad, que es la principal preocupación de los ciudadanos”, señaló.

Por la derecha: La diputada federal del Partido Acción Nacional (PAN), Laura Rojas Hernández, criticó la postura del Grupo Parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y sus aliados en el Senado de la República, en torno a la Guardia Nacional, donde menospreciaron las propuestas de otras bancadas.

La ex senadora de la República aseguró que tanto MORENA como el Partido del Trabajo empeoraron la minuta sobre la Guardia Nacional en relación a las propuestas que presentaron académicos que tomaron en cuenta medidas de la ONU y la CNDH.

Laura Rojas dijo que la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado evitó establecer un mando civil, suprimiendo la adscripción de la Guardia Nacional a la Secretaría de Seguridad Pública, y mantuvieron el mando compartido de dicha dependencia con las Secretarías de la Defensa Nacional y Marina.

También destacó que los legisladores suprimieron la perspectiva de género como obligación de la Guardia Nacional, siendo que las principales víctimas de los abusos de las fuerzas armadas, cuando se han presentado, son mujeres.

Laura Rojas agregó que el dictamen aprobado por MORENA y PT es una muestra más de la cerrazón del presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras que las audiencias públicas fueron una simulación porque nunca cedieron en su verdadera intención de constitucionalizar lo que llamó la militarización de México.

Por la izquierda: La Comisión de Derechos Humanos del estado de México (CODHEM) se sumó a la iniciativa global #1BillónDePie contra la #TrataDePersonas y la violencia de género. En el mundo uno de cada 3 mujeres es víctima de violencia o de explotación sexual, eso implica un billón de mujeres que necesita recuperar su derecho a vivir en paz y con dignidad.

Jorge Olvera García, el presidente de la CODHEM, se refirió al tema de ls matrimonios igualitarios, punto en el que consideró a la homofobia como una forma de violencia producto de la falta de información y de educación, ya que se está transmitiendo a las nuevas generaciones que ser “homosexual” es malo, negativo.

Tras dar su punto de vista sobre el rechazo del tema para reconocer a los matrimonios entre personas del mismo sexo y su derecho a la adopción, expresó que ser homosexual es como tener ojos azules o verdes, tener un color distinto de piel, se nace con eso y al tacharlas de conductas inadecuadas se le manda un mensaje de violencia a la niñez y a la sociedad en general.

Los diputados deberían evitar estar enviando este tipo de mensajes violentos al rechazar los matrimonios igualitarios, ya que estos no son causa del rompimiento del tejido social, por el contrario aceptarlos es un reconocimiento como humanos que nos conllevará a una sociedad más organizada, armónica y tolerante.

Aseguró que el derecho no se discute, no se lleva a votación sólo se aplica, sobre todo cuando esté tema ya es avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas