.

jueves, 21 de febrero de 2019

Caja Negra / Humo azul mientras ¿la feligresía llora?

Martín Diego
@MartinDiegoMX

Tras rendir protesta ante el Poder Legislativo, el Fiscal General Carlos Zamarripa Aguirre saludó a los integrantes de la asamblea. Un detalle captó la atención, fue un breve intercambio de palabras entre él y el coordinador parlamentario de los diputados de Morena Ernesto Prieto quien, sin soltar una lona que mostraba su rechazo, soltó una breve sonrisa.

El diálogo fue breve, el morenista le dijo a Zamarripa que le daban el “beneficio de la duda” y que esperaban resultados en 12 meses. Zamarripa Aguirre habría asentido.

Y bueno, ¿A todo esto qué implica tener una Fiscalía General? En comunicación política hay dos vías: el objetivo y el propósito. El Congreso quedó claro que los bandos del partido en gobierno y los que se oponen, pusieron su objetivo en la persona de Carlos Zamarripa. Defensa a ultranza o rechazo absoluto.
Pero dejaron de lado el propósito de la Ley Orgánica para la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, sí, la herramienta que deberá seguir el fiscal y que debió ser el foco de la discusión en el parlamento, donde se hacen las leyes.

El objetivo de la fiscalía, dice su ley, es regular la estructura, organización, funcionamiento y atribuciones para la realización de las funciones del Ministerio Público. Su naturaleza es que será un organismo público, autónomo, dotado de personalidad jurídica y con patrimonio propio. Sus principios: respeto a los derechos humanos, objetividad, honradez, certeza jurídica, buena fe, unidad, indivisibilidad, imparcialidad, independencia, legalidad, probidad, profesionalismo, celeridad, eficiencia, autonomía, publicidad, transparencia y perspectiva de género.

Eso es lo que dice la ley que habrá de hacer el próximo fiscal con las siguientes atribuciones: procurar justicia a través del Ministerio Público, diseñar, implementar y evaluar acciones y políticas para la investigación y persecución de los delitos conforme a su ámbito de competencia, promover investigaciones de política criminal que permitan conocer la evolución del fenómeno delictivo, operar políticas públicas en materia de procuración de justicia y promover, respetar proteger así como garantizar en su actuación los derechos humanos.

Todo queda en Ley y es en la propia cámara donde existe la posibilidad de la evaluación ex post de la ley y mejorar lo que no sirve. Es más, es ahí donde se debería llamar a cuentas en caso de alguna falla en el cumplimiento de la norma o bien, donde se fiscalizaría la aplicación de los recursos que debe ser a favor de los ciudadanos.

¿QUÉ FUE LO QUE FALTÓ?

En la discusión, los partidos políticos tuvieron la posibilidad de ingresar una enmienda a la ley que, establecería, que las dos terceras partes del Congreso pudieran solicitar la destitución del fiscal pues, ahora la ley solo dice que es una potestad del propio gobernador. Los diputados pedían tener esa potestad pero, al no existir mayoría calificada se denegó la propuesta.

¿No hubiera sido sano que los diputados también lograran la destitución del fiscal de Guanajuato? La razón por la que no se aceptó, solo la pueden tener quienes no participaron de ese acuerdo.

COMITÉ DE VIGILANCIA

Ahora los partidos políticos junto con sus diputados, tendrán la posibilidad de darle más forma al seguimiento de las tareas del fiscal general. Sin duda que el bloque de partidos estarán muy atentos a lo que ya marca la ley, a las atribuciones del fiscal y a los resultados.

La reunión del comité de evaluación del fiscal, estaría llevándose en las próximas semanas para, en un mes, ofrecer los resultados a los cuales se comprometieron. Será interesante conocer las revelaciones que ofrezcan los dirigentes políticos y, sobre todo, si en ellas participarán sus diputados.

EL HIJO PRÓDIGO DE SAN FELIPE

En política no hay casualidades ni se dan reuniones por generación espontánea. La reunión convocada por el ex delegado de la Secretaría de Gobernación en el sexenio anterior, Javier Aguirre Vizzuett, tendrá la asistencia de sus compañeros de gabinete.

Y es que Aguirre Vizzuett logró generar un gabinete paralelo al del Gobierno de Enrique Peña Nieto en Guanajuato que lograron alinear el programa federal con las necesidades estatales. De hecho, el rostro más visible del gobierno federal fue el propio hijo pródigo de San Felipe. Su pecado inició cuando buscó la candidatura al gobierno estatal y se enfrentó con los demonios del PRI que lo disminuyeron.
Aguirre regresará a la arena política con la reunión de sus ex compañeros. Ahí medirá la manera de cómo podrá establecer un nuevo esquema de participación. Dicen que serán 20 asistentes, pero de interés es que van no sólo militantes del PRI sino que coquetean algunos militantes del PAN que se muestran desencantados con el gobierno de Diego Sihue Rodríguez Vallejo ¿Será?

POR CIERTO

Ya iniciaron los primeros escarceos para la ubicación física de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en Guanajuato. Hasta la sede que más puntos ha ganado es la Plaza Venezia.
Un estudio de Parladata sobre el nivel educativo de los diputados federales reveló que el nivel de escolaridad pasó de 16.26 años en la pasada legislatura a 15.48 años.
Que el PVEM es el Grupo Parlamentario con mayor escolaridad en la Cámara
Que el PT es el Grupo Parlamentario con menor escolaridad
Que el único Diputado en esta legislatura con dos doctorados, uno en Salud Pública y el otro en Administración pública, es de Guanajuato: Éctor Jaime Ramírez Barba

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas