.

lunes, 28 de enero de 2019

Metrópoli Central / A revisión los padrones de militantes de los partidos políticos

Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Analista político
@fdodiaznaranjo
diaznaranjo.fernando@gmail.com

Más allá de las simpatías que nos genere tal o cual partido político y éstas se vean reflejadas con el voto de los ciudadanos que depositan en las urnas el día de la elección, la verdadera fuerza de dichas instancias se encuentra en sus propios afiliados.

Son los militantes de las instituciones partidistas quienes, en términos generales, adquieren su afiliación porque simpatizan con un partido político determinado, creen en sus propuestas, en su forma de hacer gobierno si fuese el caso, o hasta en su ideología.

Esta afinidad se traduce en que el primer círculo de todo partido político, su principal valor, son justamente sus propios militantes, los cuales adquieren determinados derechos que, de acuerdo a sus estatutos sociales respectivos, pueden elegir a las y los ciudadanos que serán sus candidatos y contenderán en una campaña en la búsqueda de algún cargo de elección popular.

A esto, llama la atención un fenómeno que parecería ser constante entre varios partidos políticos y que merece una gran atención: las afiliaciones indebidas de ciudadanos.

Previo al proceso electoral del año pasado, el INE detectó poco más de 19 afiliaciones indebidas.  Muchas de ellas, alertadas por los propios ciudadanos; algunas afiliaciones indebidas fueron dadas de baja, pero otras inclusive tuvieron que recurrir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que les dieran la razón y lograran la desafiliación correspondiente.

Bajo este contexto, la normatividad electoral dispone que el INE tiene la obligación de proteger y velar por el respeto de los derechos político-electorales de los ciudadanos, entre los que se encuentra justamente el de la libre afiliación a cualquier partido político.

Por ello y en razón de que la imposición de sanciones económicas ha sido insuficiente para inhibir las afiliaciones indebidas, el INE aprobó recientemente un procedimiento para la revisión, actualización y sistematización de los padrones de militantes de los partidos, el cual está integrado por cuatro etapas, a saber:

• Aviso de actualización de los padrones de militantes,
• Revisión de la diversa documentación soporte que acredite la totalidad de afiliados,
• Ratificación de la voluntad de la militancia, y
• Consolidación de los padrones de militantes de los partidos políticos.

Bajo este esquema, los partidos deberán informar a su militancia del inicio de un período de revisión y actualización del padrón de militantes.  Resultado de este procedimiento, los partidos políticos respectivos deberán dar de baja en forma definitiva a los ciudadanos que hayan presentado alguna queja por afiliación indebida o bien, de aquellos de los que no cuenten con la documentación soporte que los acredite como militantes.

El plazo para que los partidos políticos lleven a cabo los ajustes a sus padrones de militantes deberá concluirse a más tardar el 21 de enero de 2020, justo sólo unos ocho meses antes del inicio del proceso electoral federal 2020-2021.

De manera paralela, la autoridad electoral establecerá un esquema para que la población pueda verificar si se encuentra inscrito indebidamente en algún partido político.  En su caso, podrá solicitar la baja del padrón de militantes del partido que corresponda o bien podrá recurrir ante la instancia jurisdiccional respectiva.

Lo importante de este ejercicio de verificación de los padrones de militantes de los partidos políticos busca que el registro de cada institución política corresponda a una realidad; en su caso depurarla y actualizarla para que la elección denominada “intermedia” de 2021 se lleve en las mejores condiciones de equidad, pero, sobre todo, quienes tomen decisiones al interior de los partidos, sean quienes deban de ser y estar.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas