.

martes, 29 de enero de 2019

Callejón Informativo

José Alam Chávez Jacobo

• ¿Necesaria una campaña de credencialización en el PRI Edoméx?
• En otro momento las estrategias no resultaron contundentes 
• El dirigente que conducirá comicios intermedios será electo en Octubre
• Los padrones de militante han sido una simulación
• Mal mensaje evitar competencia en definición de dirigentes juveniles del PAN
• Respaldan diputados priistas a panistas de Huixquilucan 
• ¿Legalizar la marihuana? PVEM 

Es cierto que ni los propios priistas mexiquenses saben a ciencia cierta cuántos son, cómo se llaman y en qué municipios habitan, la dirigencia en turno tampoco podría saber si sus correligionarios votaron por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los pasados comicios, pero esto no quiere decir que sea necesario gastar en una campaña de credencialización, pues los tiempos políticos marcarían otras prioridades.

A su llegada a la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE), Alejandra del Moral Vela, dijo que no había cabida para los traidores, a la fecha se desconoce si hubo procesos de expulsión, si estos se fueron solos, en todo caso si lo hicieron todos y si además incluyó en la lista a los corruptos, como lo exigió Eduardo Bernal Martinez, conocido liderazgo de la región oriente.

Si en mejores tiempos para el PRI la estrategia de credencialización resultó equivocada, solo como estrategia para justificar gastos, en la coyuntura actual no tendría que suceder lo contrario.

Las más recientes campañas de credencialización se llevaron a cabo durante la gestión de Isidro Pastor Medrano, soportada en su propio liderazgo y la contundente campaña de mercadotecnia que acompañó a su periodo; posteriormente llevó a cabo una similar pero en inferior dimensión, Raúl Domínguez Rex, misma que continuó Carlos Iriarte Mercado.

En la era Pastor, la campaña se llamó “Credencializate”, incluyó el despliegue de unidades móviles, y la credencial otorgaba además descuentos en algunos negocios, aunado a ello se instruyó una campaña de difusión en medios informativos.

En 2014, Domínguez Rex anunció la campaña de afiliación que continuó Carlos Iriarte, a partir de una estrategia muy discreta, pero tras las elecciones del 2015, quedó demostrado que resultó un fracaso, no obstante le costó dinero a los priistas.

Veamos números. En los comicios locales del 2009 el priismo sumó poco más de dos millones de votos, en ese momento era gobernador Enrique Peña Nieto, quien vivía un buen momento político; dos años más tarde en los comicios por la primera magistratura, Eruviel Ávila Villegas obtuvo el triunfo con más de tres millones; para 2013 se redujo el número a dos millones 800 mil.

En los comicios locales del 2015, el PRI consiguió alrededor de un millón 800 mil votos, cifra que se mantuvo en la jornada electoral del 2018.

Los dirigentes en turno defienden el número de militantes, no siempre dan a conocer cuántos integran al Revolucionario Institucional, pues hacerlo significa el reconocimiento de que son inexactos o más bien una total simulación.

Por ejemplo tras la elección de gobernador del 2017, Ernesto Nemer Álvarez, dirigente en turno, me dijo en una entrevista que el padrón de militantes en ese momento era de un millón 800 mil personas, cifra similar al número de votos que obtuvo que Alfredo del Mazo.

La cifra no concuerda con el total de votos del PRI, por ello pareciera que el padrón a que se refirió Nemer es una simulación. De acuerdo con los tiempos políticos del periodo estatutario del CDE, la gestión de Alejandra del Moral tendría como vigencia máxima el mes de Octubre, fecha en que quienes mandan tendrían que ver si la mantienen al frente o dan paso a una opción diferente.

Lo más conveniente es que el dirigente estatal que vaya a ser responsable de conducir al PRI en los comicios intermedios, trabaje con un escenario real, no con un padrón de militantes impuesto, construido al vapor, en un momento coyuntural confuso, dado que a la fecha siguen desertando diversos priistas, muchos operadores están en la nómina de los ayuntamientos de MORENA. En fin, solo los cerebros del PRI sabrán si siguen apostando por la simulación,

Atajos

Por la derecha: Cada quien es dueño de sus propias decisiones, sin embargo al interior de un partido como Acción Nacional (PAN), no es bueno enorgullecerse de elecciones de liderazgos juveniles donde no haya competencia, sobre todo porque el mensaje para los futuros políticos resulta desafortunado.
En otros años, las contiendas juveniles eran interesantes y de alta competencia, por ello surgieron políticos experimentados quienes pusieron en alto el nombre del PAN, uno de ellos llegó a ser presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa.

En el caso estatal, diversos dirigentes instruyeron detener la afiliación de militantes, con ello no ingresaron jóvenes, los que había quedaron fuera de la edad para competir por este tipo de cargos y, otros, aprendieron la dinámica albiazul donde las decisiones las toman los jefes de grupo, no ellos.
En los actuales tiempos donde los jóvenes no se sienten identificados con los partidos tradicionales es más grave que se engañe a los dirigentes juveniles a quienes se unge como líderes, pero sin competencia. Interesante.

Por el centro: En algún sector de la política mexiquense no pasó desapercibida la presencia de los legisladores hasta ahora priistas; Marlon Martinez Martinez, Lorena Marín Moreno y Juan Maccise Naime, a la inauguración de la oficina de enlace legislativo de su homólogo panista, José Antonio García García, pero donde era obvia la presencia del alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar, a quien se ve desde ahora como la carta del PAN para la Gubernatura mexiquense.

Ninguno de los miembros de la bancada del PRI son ingenuos, son alfiles de personajes como Arturo Montiel Rojas o Ana Lilia Herrera Anzaldo, por eso sería difícil creer que desconocían que su presencia en el acto diría mucho en el simbolismo donde Vargas del Villar ha sumado en los últimos meses a diversos liderazgos y políticos de diferentes ideologías.

Pero eso sucede en un entorno donde no hay autoridad en la dirigencia estatal del PRI, en otros años sería impensable que priistas con cargo abonarán al mensaje de fortaleza del próximo candidato a gobernador de un partido distinto, a menos que lo hicieran con el objetivo de presionar como se vivió en 2005 cuando se veía poderoso al alcalde saliente de Tlalnepantla, Rubén Mendoza Ayala, a quien finalmente no le ayudaron las expectativas ante la operación del estado.

Por la izquierda: José Alberto Couttolenc Buentello, el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista (PVEM) en la LX Legislatura, abrió el debate para la despenalización del consumo de marihuana, a través de las redes sociales.

Tras publicar en su perfil de figura pública una foto con @MrCanabis, el legislador lanzó la pregunta, “y hablando de marihuana qué dicen ¿impulsamos su legalización?”. Esta no es la primera vez que se aborda el tema de la legalización del consumo de marihuana en la entidad, en otras legislaturas partidos como el de la Revolución Democrática lo han intentado sin éxito.

A pesar de que el Verde Ecologista en la LX Legislatura del Estado de México sólo cuenta con dos diputados, Couttolenc Buentello en el primer periodo ordinario de sesiones su bancada presentó 18 iniciativas, de las cuales 4 fueron aprobadas.

Con su publicación, el diputado deja abierta la posibilidad de ser el partido que impulse la despenalización de la marihuana para un consumo lúdico, como se ha abordado en el país, concordando con otros partidos como MORENA e inclusive con la actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero con esta propuesta.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas