.

jueves, 13 de diciembre de 2018

Plantean cero rechazados en nivel superior en 6 años

Sin la definición de cómo ingresarán nuevos maestros al sistema educativo y una estrategia a seis años para reducir el número de rechazados en nivel superior, el nuevo gobierno federal presentó su Plan General de Educación.

Pese a la iniciativa de cancelación presentada ayer, la administración de Andrés Manuel López Obrador usará mecanismos derivados de la pasada reforma educativa (el FONE) para combatir la venta de plazas magisteriales.

Además de la creación de 100 universidades públicas con una o dos carreras específicas, de acuerdo a las necesidades de cada región, se maximizará la infraestructura de las universidades ya existentes para incrementar la cobertura en un pequeño porcentaje.

“Iniciamos un programa piloto para ver cómo, con la misma infraestructura y planta de maestros, se puede ampliar entre 10 y 12 por ciento la cobertura en casi cualquier universidad. También impulsaremos carreras que tienen posibilidades de aceptar más alumnos, pero no son socialmente glamorosas, como ingenierías y otras relacionadas con tecnología y ciencia”, detalló Esteban Moctezuma, titular de la SEP.

—¿En qué porcentaje se contempla la reducción de rechazados en universidades?

—Tenemos la meta del Programa de Rechazados Cero, que es sexenal. Vamos a irlo logrando gradualmente. Es probable que en una universidad no acepten a un joven, pero tendrá otra opción, lo estamos trabajando para que al final del sexenio tengamos cubierta esta meta.

Hoy, la actual cobertura en universidades es menor al 40 por ciento.

—¿Cómo entrarán los maestros al sistema? —se preguntó al Secretario.

—Lo que la reforma constitucional marca es una serie de cambios, que nos llevarán a construir una legislación secundaria. La vamos a construir hombro con hombro con maestros, representantes de organizaciones civiles y padres, y construiremos con la sociedad lo que llamaremos el acuerdo educativo.

—¿Qué se hará para evitar el negocio de la venta de plazas por parte del sindicato?

—Todas las prácticas de corrupción van a ser atacadas, investigadas y sancionadas. Mientras mejor administración tengamos, una plataforma más robusta, tendremos la posibilidad de un mayor control. Si en un momento dado tenemos una lista de prelación de maestros para que ingresen al servicio o que cambien de adscripción, si es transparente, será más difícil que alguien use su poder o información para traficar.

A la par se abrirá un call center denominado Cero en Conducta: “Cualquier anomalía se podrá reportar ahí. Un maestro al que le ofrezcan hacer un trámite a cambio de algo, un padre o alumno que tenga algún problema, se prestará atención inmediata a las denuncias”.

Según Julio Scherer Ibarra, consejero Jurídico de la Presidencia, se utilizarán con este propósito herramientas implementadas tras la reforma de Peña Nieto: “Vamos a tratar de que por la vía de los mecanismos que tenemos ahora, de control de las plazas, del FONE, del control de las nóminas, no pueda haber venta de plazas”.

El Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), creado por la administración anterior, permitió centralizar la nómina magisterial de 1.3 millones de profesores y trabajadores administrativos, así como regularizar alrededor de 50 mil plazas.

¿Y ELBA? El Plan federal contempla brindar apoyo especial a escuelas normales, “como semilleros de buenos maestros”; sumar a los medios de comunicación al cambio educativo; crear una academia de directores para ofrecerles cursos de inducción, formación administrativa y liderazgo; desarrollar, desde la educación básica, habilidades y competencias adecuadas para su incorporación futura al mercado laboral y otorgar 300 mil becas a estudiantes de familias de escasos recursos.

Las escuelas de tiempo completo están bajo análisis; se les considera para incrementar la currícula, pero la idea es solventar sus deficiencias.

—¿Qué hay de las carencias en infraestructura, sobre todo en zonas rurales? —se cuestionó a Moctezuma Barragán.

—Está entre los 10 puntos prioritarios del programa presidencial e incluye baños y agua potable. Estará reflejada en las tareas del Inifed (Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa). Tenemos que iniciar reconstruyendo escuelas que se perdieron o  dañaron por los sismos. Y el paso siguiente es mejorar la infraestructura, en especial de escuelas multigrado, las más pobres.

—¿Visualizan la participación de Elba Esther Gordillo?

—No estamos pensando en personas específicas, sino en contribuciones institucionales.

Los planes y programas de estudio continuarán vigentes hasta la elaboración de otros acordes con el proyecto lopezobradorista.

Fuente: Crónica.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas