.

lunes, 24 de diciembre de 2018

El Protocolo Alba para Veracruz

Yamiri Rodríguez Madrid

Desde 2012 opera en nuestro país el Protocolo Alba, el cual tiene como objetivo la coordinación de esfuerzos de los tres órdenes de gobierno, comprometidos en la promoción y ejecución de actividades conducentes para la localización de niñas y mujeres con reporte de extravío. Sin embargo, en Veracruz, esta es inexistente.

Estamos ya en la tercera administración estatal desde que dicho protocolo entró en funcionamiento y ni una sola vez ha sido operado, a pesar del número de mujeres desaparecidas en la entidad; a pesar del número de feminicidios.

De acuerdo con datos de la a Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), para cumplir el cometido deben operar instancias como la Secretaría de Seguridad Pública Municipal a través de la Policía Municipal; la Dirección de Tránsito; Policía Estatal Única; Procuraduría de Asistencia Jurídica y Social (DIF); Secretaría de Seguridad Pública federal, a través de la Policía Federal, la Coordinación de Seguridad Regional, así como de los Centros de Respuesta Inmediata (CERI); Procuraduría General de la República a través Policía Federal Ministerial, Agregadurías, SEIDO y de la Fiscalía Especializada en Violencia contra la Mujer y Trata de Personas; Policía Rural y Comisarías Ejidales; Secretaría de Gobernación a través de la Conavim y del Instituto Nacional de Migración; Secretaría de Comunicaciones y Transportes;  Secretaría de Relaciones Exteriores; Consulados; entre otras; en síntesis, es un ejército de instituciones buscando a una sola persona.

Pero en todo este tiempo, como ciudadano, ¿usted ha escuchado de este protocolo? Pareciera que nuestras propias autoridades lo desconocen.  Una cosa es la Alerta Amber, la Alerta Plata y una muy diferente el Protocolo Alba.

Ante la violencia feminicida que azota a Veracruz es necesario sensibilizar a las nuevas autoridades en la urgencia de aplicar este nuevo mecanismo para que, cuando la familia acuda a interponer la queja no le pidan esperar un determinado plazo de horas; no les digan indolentemente que tal vez se fue con un amigo o el novio.

Aplicar cada una de las tres fases, tal cual se marca, con cada uno de los involucrados, ayudará no sólo a reducir la incidencia delictiva, sino a salvar vidas que, al final, es el único objetivo importante.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas