.

lunes, 12 de noviembre de 2018

El repechaje en el nuevo Congreso Local

La diputada Florencia Martínez Rivera se cambió a la bancada de Morena.

Yamiri Rodríguez Madrid

A una semana de haber iniciado funciones ya está con todo el cambio de camisetas partidistas en el Congreso Local de Veracruz, pues casi todos están desesperados por irse a la bancada mayoritaria.

Un claro ejemplo de lo anterior es que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se quedó sin una de sus diputadas, pues Florencia Martínez Rivera se cambió a la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), así de pronto y sin avisar.

Oriunda de Acayucan, la comunicóloga llegó a la LXV Legislatura por la vía plurinominal, impulsada por Cuitláhuac Condado Escamilla, pero ante el cambio de camiseta tan veloz que ha dado, muchos especulan si es que el ex diputado federal ya también tiene listas las maletas para dejar su militancia de años en el Sol Azteca y probar fortuna del lado de su tocayo, el próximo gobernador, y de Andrés Manuel López Obrador.

Pero como un vórtice, Morena ha llegado, aun así de fragmentado, a tratar de jalar de donde pueda para tener una mayoría absoluta, con o sin los aliados de hoy: el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social (PES).

La división con la que llega el partido de Andrés Manuel López Obrador al Congreso Local es una de las principales causas por las que hoy están promoviendo el cambio de bancada, para sumar más curules a su causa.

En una triada de tribus de izquierda están Amado Cruz Malpica, de Morena; Gonzalo Guizar Valladares, del PES y cuyo colmillo político es más grande que el de un tiburón y, este nuevo personaje que emerge, Juan Javier Gómez Cazarín, también de Encuentro Social, sin la mínima experiencia legislativa y con una cola bastante larga que le pisen. Entre ellos, los diputados de oposición.

De aquí a diciembre veremos muchos cambios más, muchas sorpresas y poco, pero muy poco, trabajo legislativo.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas