.

viernes, 19 de octubre de 2018

Economía y Política / Cuba: demoledora respuesta a EU

Miguel Ángel Ferrer

El próximo lunes 31 de octubre el gobierno cubano presentará nuevamente un proyecto de resolución en la Asamblea General de la ONU para condenar el bloqueo económico, comercial y financiero que el gobierno de Estados Unidos mantiene contra la isla desde 1960.

Un total de 191 países de los 193 miembros de Naciones Unidas, con excepción de EU y el régimen israelí, apoyan la demanda cubana de levantar el bloqueo estadounidense. Pero Washington se niega a acatar el mandato de la inmensa mayoría de las naciones del orbe.

Y para quitar fuerza a la reiterada condena que le espera en la sesión de la Asamblea General del 31 de octubre, EU decidió realizar en la propia ONU un nuevo acto de hostilidad contra la isla con el supuesto fin de apoyar a unos inexistentes presos políticos en Cuba y denunciar la presunta violación de los derechos humanos en la mayor de las Antillas.

Pero la respuesta cubana no se hizo esperar y resultó demoledora para la imagen de Washington en materia de democracia y derechos humanos. Cuba señaló al gobierno de EU como lo que es y todo el mundo sabe: un gobierno de millonarios, una plutocracia que pretende disfrazarse de democracia.

Cuba también señaló que en EU la riqueza media de las familias blancas es siete veces superior a la riqueza media de las familias negras; que la tasa de desempleo de los negros es casi el doble que la de los blancos: que en EU, el país más rico del mundo, cerca de 40 millones de personas viven en situación de pobreza, casi 20 millones en pobreza extrema y más de 5 millones en condiciones de pobreza absoluta; y que en 2016 más de  medio millón de personas pasaban las noches a la intemperie.

En su respuesta Cuba denunció que las mujeres estadounidenses son discriminadas laboralmente y siguen recibiendo salarios inferiores a los de los hombres por la realización de iguales trabajos: que la pobreza, la falta de atención a la salud y la inseguridad de los niños son hechos tan innegables como escandalosos; que las personas con discapacidades sufren constantes abusos; que el acoso sexual y las violaciones generalizadas a los derechos humanos motivan múltiples denuncias y protestas; y que los asesinatos de personas LGTBI se incrementaron durante 2017 en un marco de innegable discriminación contra ese colectivo en las legislaciones federal y estatales.

Con su demoledora respuesta Cuba desnudó al autoproclamado e hipócrita adalid de la democracia y de los derechos humanos. Y le recordó al mundo la verdadera y deplorable situación de esas dos materias en Estados Unidos.

www.economiaypoliticahoy.wordpress.com
mentorferrer@gmail.com 

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas